Compuestos y sin fútbol

Llamé a La Sexta el 20 de abril solicitando un técnico para sintonizar la cadena. He llamado varias veces y sigo sin saber por qué no vienen. El teléfono para reclamaciones es un 902 que te deja un rato con esa musiquita estúpida mientras te rechinan los dientes pensando en la factura telefónica. La concesión del Mundial de Fútbol a La Sexta habrá servido para que unos pocos se forren, pero a los telespectadores nos ha dejado compuestos y sin fútbol.