Poca frecuencia de paso en los buses

Como trabajador de la nueva terminal 4, desearía quejarme de la saturación del servicio del autobús 204, desbordado por el aumento de pasajeros y el cierre de la Línea 8, que ha derivado a muchos clientes. La frecuencia de 10 minutos se queda corta e incluso este fin de semana llegamos a esperar casi 20 minutos entre un bus y otro. Y el calor nos acompaña en el camino, por supuesto.