Cruzan a pie la M-31 para buscar droga

Conduzco a diario por la M-31, que conecta la M-45 y la M-40. Es increíble el trasiego de peatones que cruzan tres y cuatro carriles para llegar andando a comprar droga en un poblado de chabolas cercano. No sólo está prohibido, sino que es muy peligroso.

He llegado a verlos peleándose al borde de la calzada, seguro que por una desgraciada papelina. ¿No se puede hacer nada para cortar tanto tráfico –de peatones y de drogas– ilegal y peligroso? Uno de estos días va a haber una tragedia y, como siempre, será muy tarde.