Cuentos de hadas

Me encantaría que sus lectores reflexionaran sobre lo expuesto por Jesús González Requena, catedrático de Comunicación Audiovisual en la Complutense.

En una entrevista, la jueza Raimunda de Peñafort desaconsejaba contar cuentos de hadas a las niñas para acabar con la violencia doméstica.

El catedrático dice que la jueza «no los admite, porque los cuentos de hadas no son realistas, sino simbólicos y están empezando a crecer las primeras generaciones de niños que no han recibido cuentos simbólicos, que no se acuestan con cuentos, sino con el último programa de televisión. Son niños que transitan por el territorio bárbaro del reality show, por el territorio de la violencia...».

Y ahora pregunto yo, ¿usted a qué grupo pertenece? ¿Contribuye usted a criar a niños violentos? ¿O es usted muy progre y ya no le lee cuentos a sus hijos, menos aún les reza antes de dormirse, ni los acompaña a la cama para acostarlos? ¿Y después nos quejamos cuando nos ataca la violencia...?