Falta de higiene de algunos propietarios

Completamente de acuerdo con una carta publicada el 30 de mayo sobre la falta de higiene de muchos de los propietarios de perros.

Eso sí, la responsabilidad es de todos: de quienes tienen perro y del resto.

Cuántas veces vemos perros sueltos o atados, pero a un metro de las fachadas, donde levantan la pata. Y todo con absoluta impunidad por parte de sus propietarios.

Los transeúntes pasan en silencio, de la misma manera que pasamos junto a un grupo de adolescentes forrando de cáscaras la acera, sorteamos a un transportista que no ha descubierto aún que en el precio del vehículo se incluyen los intermitentes, o saltamos sobre el coche de alguien que confunde el paso de peatones con la parrilla de salida de algún rally urbano…

El problema no son sólo algunos transeúntes, perros o conductores; el problema es que generalmente todos callan. ¿Qué pasaría si se rebelaran los peatones contra el conductor del vehículo que ocupa su espacio? ¿Dejaría esto de ser un Estado de Derecho? ¿Perderíamos alguna libertad? ¿O más bien ganaríamos en calidad de vida?