El piso de tus ‘sueños’

Encontrar una vivienda digna en Barcelona para un estudiante es una verdadera misión imposible.

El primer año, a muchos los papis les pagan una residencia, otros se alquilan una habitación en un piso de estudiantes.

El segundo año decides cambiarte de piso, encontrar algo más barato, con gente conocida. Así que empezáis a buscar: piso de 3 habitaciones en el centro a partir de ¿1.000 euros? Bueno, siempre te quedará la posibilidad de alquilar un sótano por 400, sin servicios mínimos dados de alta y por reformar.

Al final, consigues a través de una agencia un piso a media hora del centro que te parece una maravilla, sin muebles, a reformar, sin ascensor, sin calefacción, sin ventanas exteriores... y ¡sólo por 800 euros! ¡Te lo quedas! Pero... presenta el contrato de trabajo, la última nómina, el DNI de los padres, un aval, el baremo y registro, y un seguro para el hogar. Pero no te importa, tú ya has conseguido el piso de tus «sueños».