Hacen falta trenes

Sólo soy uno más de tantos otros que cada día usamos los trenes de Cercanías. Les escribo porque una cosa tan simple como es coger un tren entre las 21.44 y las 22.38 horas que me lleve a mi población, Sant Feliu de Llobregat, es imposible porque no hay trenes en esa franja horaria.

Es desesperante estar casi una hora sentado en la estación y ver cómo en ese tiempo pasan hasta once trenes que sólo llegan hasta Hospitalet. Después de casi una hora llega el tren y, claro está, lo llenamos, pues muchos trabajamos hasta las 22.00 horas. ¿De verdad es tan difícil que uno de esos once trenes llegue hasta Molins de Rei o Martorell?

Sólo espero que piensen en esos ciudadanos que cada día llegamos a nuestras casas más tarde de las once de la noche porque no hay un tren que nos lleve.