El autobús 38 va cada vez peor

Llamo sufridor al usuario de la línea de autobús número 38. ¿No os reís cada vez que os acercáis al poste y leéis la frecuencia de 6/7 minutos? ¿No es de 20/30 minutos? Antes de las obras, la espera rondaba los 20 minutos.
Esto me preocupa, porque creo que es antihigiénico (se crea una biosfera dentro de los autobuses nada saludable), antisocial (se perjudican las relaciones sociales de la gente), antieducativo (se dejan de oír palabras bonitas, a cambio de gritos e insultos), antievolutivo (a veces, parecemos retroceder siglos para subir a un autobús mediante la fuerza bruta).