La naturaleza nos devolverá el golpe

No entiendo, por muchas justificaciones injustificables que me den, cómo ninguna fuerza política hace nada por evitar lo sucedido en Tordesillas, en las “fiestas” del Toro de la Vega. No entiendo cómo algo así puede ser declarado Fiesta de interés turístico y Espectáculo taurino. Cada vez me sorprende más la maldad humana, ni entiendo cómo puede alguien sentirse como un héroe por provocar la muerte humillante de un animal de esa forma, que ni siquiera es por subsistencia, sino por placer de matar. Si estas personas se siente héroes por lo que hacen, para mí son cobardes y no tienen sangre en las venas, al no sentir ni un mínimo sentimiento de culpa por lo que hacen. Como este hecho, muchísimos más como la “fiesta” de los toros en sí, matanzas de focas… y un largísimo etcétera.

El pensamiento que provoca estos hechos nos lleva a la autodestrucción, que es el de creer que somos superiores al resto de la naturaleza, que somos dueños del mundo y por eso nos atribuimos el “derecho” a contaminarlo todo, provocar incendios, matar, en definitiva… destruir. De hecho, el cambio climático es sólo nuestra maldita culpa. ¡A ver cuando nos enteramos!, que no somos diferentes de los animales ni de las plantas, el mundo también pertenece a ellos y tienen derecho a ser respetados. La naturaleza, más temprano que tarde, nos devolverá el golpe por todo lo que hacemos con ella, esto es irreversible y será entonces cuando pensemos: ¡No somos nadie!