Un proyecto de:

Tierra

mar

Aire

Manuel Cobos

investigador del Grupo de Dinámica de Flujos Ambientales de la Universidad de Granada

«En España se perderán muchos metros cuadrados de playa e incluso algunas desaparecerán por completo»

«Las previsiones para la subida del nivel medio del mar son, aproximadamente, de unos 20 a 100 centímetros. Concretamente, en España, que tenemos 8.000 kilómetros de costa, se traducirían en la pérdida de muchos metros cuadrados de playa e incluso en la desaparición de algunas por completo». Desde su laboratorio y junto a su equipo, Manuel Cobos, investigador del Grupo de Dinámica de Flujos Ambientales de la Universidad de Granada, analiza cuál será la realidad de las playas andaluzas para el año 2100. Una situación problemática que, a pesar de parecer lejana, puede comenzar a frenarse hoy y cuyo resultado depende de la implicación de toda la ciudadanía. «Además, esta pérdida es silenciosa. Se produce poco a poco, sin que la veamos», apunta.

Manuel Cobos es uno de los tres científicos que presta su voz a ‘Tierra, mar y aire’, una propuesta de Correos para reflexionar sobre los efectos del cambio climático.

El proceso de desertificación de la tierra, la subida del nivel del mar en las costas españolas y el peligro de extinción de las aves como territorio aire son tres ejemplos que ilustran el cambio real que está padeciendo nuestro territorio más cercano y la importancia de preservar su cuidado con pequeñas decisiones.

«El ascenso del nivel del mar modifica el régimen de oleaje y el patrón de mareas, lo que va a influir en la erosión y el transporte y depósito de sedimentos», explica Cobos sobre los efectos derivados de este aumento y a los que también están prestando especial atención en su investigación. Sobre el trabajo que realizan, Cobos cuenta: «El Panel Intergubenamental de Cambio Climático (IPCC por sus siglas en inglés), que utiliza todos los modelos atmosféricos para pronosticar el tiempo, tiene proyectados tres escenarios con cantidades diferentes de concentración de CO2 hasta 2100. A partir de ahí, generamos el clima marítimo basado en esa dinámica atmosférica y vemos cómo va a afectar a nuestras costas.

%

Si no hacemos nada, podemos ver la superficie de nuestras playas reducides entre un 20 y un 30%

Las previsiones para la subida del nivel medio del mar son, aproximadamente, de unos 20 a 100 centímetros para el año 2100

FOTO: Trabajos para el estudio de inundación y erosión en zonas costeras de Andalucía en un escenario de cambio climático. Firma: Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible

Estamos haciendo un análisis de cómo se va a distribuir el sedimento de las playas y cuánto vamos a perder». Además, remarca que estas son entes vivos y que en nuestro país «hemos construido tan cerca de ellas que no tienen espacio para readaptarse«, una realidad que ya se está dejando notar con la aparición de violentas inundaciones.

¿Cómo podemos revertirlo? Aunque el escenario que dibujan los datos no es nada halagüeño, el experto afirma que «todavía tenemos margen de maniobra y mecanismos para hacerlo». De hecho, indica que «a pesar de que no se vea el beneficio directamente, cada ciudadano puede poner su granito de arena rebajando sus emisiones de CO2, que son las que contribuyen al cambio climático y a su efecto en los océanos».

Sin embargo, el científico señala que «el gran problema por el que la ciudadanía, tal vez, no rema unida en la dirección de intentar abordar los problemas del cambio climático es que la repercusión de sus acciones no es directa».

«Cuando decimos que es mejor desplazarse hasta el trabajo a pie o utilizando el transporte público, esto es porque hacerlo reduce la cantidad de dióxido de carbono que emitimos al aire -remarca el investigador de la Universidad de Granada-. Esa cantidad de CO2 es la que hace que se produzca el calentamiento global y que, por tanto, se dé el ascenso del nivel del mar. Hay que seguir motivando a la puesta en marcha de todas estas acciones, que todos conocemos, pero que una gran parte de la población sigue sin cumplir porque cree que no sirve para nada».

De no conseguir la concienciación ciudadana, Cobos advierte como «en el peor escenario, veríamos reducida la superficie de nuestras playas solamente por el ascenso del nivel del mar entre un 20 y un 30%. Si no hacemos nada, en algún momento el planeta nos obligará a que lo hagamos«, concluye el experto.

En materia medioambiental, las pequeñas acciones son las que consiguen grandes efectos. Por eso, Correos, mediante la opción ‘Envío Responsable’, disponible a través de su página web, anima a reflexionar sobre el impacto de la paquetería urgente y abrir el debate sobre el uso sostenible de este servicio durante la campaña de Black Friday. Para la compañía, «no todo es urgente, pero cuidar el planeta, sí”.

BlueMedia Studio para CorreosIdea creativa: Fedra Valderrey – Coordinación editorial: Ana Cristina Martínez  Redacción: Leticia Buendía, Ana Esteban y Nicolás LópezDiseño web: Pablo J. Calahorra Subías | Maquetación: Cristina Guallar, Noemí Auria y Sonia García