La cruda realidad tras los manteros

La cruda realidad tras los manteros

18.10.2015 - 17:38h Llegan de madrugada y en pocas horas despliegan sus mantas con todo tipo de artículos ilegales. Son tantos que lo ocupan todo. Invaden a los comerciantes que ya no aguantan más. Y tienen miedo, dicen que los manteros son violentos. Pero ellos se defienden de las críticas. Los clientes, especialmente turistas, afirman que no tienen nada contra ellos aunque reconocen que son ilegales. En cambio la Policía alerta de que de todo esto sólo se benefician las mafias, mientras manteros y comerciantes piden una solución para poder ganarse la vida dignamente. (ATLAS)