Les ha tocado la lotería, pero continuarán trabajando

Les ha tocado la lotería, pero continuarán trabajando

23.12.2016 - 18:19h

Para estas agraciadas la jornada comienza temprano, cocinan cada día para dar de comer a 100 ancianos necesitados. Ganan sólo 600 euros y con ello mantienen a sus familias y sus sueños. No son los únicas afortunadas ya que muchas otras familias necesitadas de este premio han conseguido mejorar su vida, porque como ven, siguen con sus rutinas habituales.

(AGENCIA ATLAS)