El mar se come las casas de pescadores de Guardamar del Segura

El mar se come las casas de pescadores de Guardamar del Segura

28.01.2017 - 12:40h

Olas de más de seis metros chocan contra una hilera de chalets al borde de playa Babilonia, en Guardamar del Segura (Alicante). Un centenar de casas convertidas en un rompeolas. Estas viviendas fueron construidas en los años 30, como casas de pescadores. Con el avance del mar han quedado en primerísima línea de playa y eso vulnera la Ley de Costas. Ni siquiera les permiten hacer reparaciones. La mayoría sólo tiene una concesión administrativa hasta 2018. Un callejón sin salida que los deja literalmente en la ruina.

(ATLAS)