Versión impresa

En la mezquita de Ripoll nunca hubo sospechas del imán

20.08.2017 - 15:00h

El que fue imán de la mezquita Anuur de Ripoll es el principal sospechoso de radicalizar a los jóvenes para los atentados en Barcelona y Cambrils. Allí, uno de sus voluntarios declaró que todos se quedaron “congelados” al conocer la noticia. “Nunca nos esperábamos que esto podría pasar aquí”, apuntó. Ali Yassini, también presidente de la comunidad musulmana, aseguró que “si hubiese alguna señal de radicalización seríamos los primeros en llamar a los Mossos”. Además, contradijo el mensaje que defienden los presuntos terroristas, Ali Yassini manifestó que el islam “va en contra de estos actos terroristas, de los criminales, de los que matan” y que esta religión “es la paz”. “Estos niños no saben lo que es el Islam, no tienen ni idea. Si supiesen algo no hubiesen hecho nada de esto”, concluyó.

(ATLAS)