Adele defiende a su público ante su equipo de seguridad

22.03.2017 - 12:54h

La cantante de 28 años se encontraba actuando en Melbourne durante el fin de semana, cuando oyó a un guardia de seguridad pidiéndole al público que se sentase y dejase de bailar. Algo que, obviamente, no sentó muy bien a Adele, que rápidamente regañó a su guardaespaldas con la naturalidad que la caracteriza.

(ZOOMIN.TV)