Versión impresa

Rescate milagroso bajo los escombros

06.08.2014 - 10:35h Casi 600 muertos es el trágico balance del terremoto que sacudió China. Cada minuto que pasa es más difícil encontrar a alguien con vida, pero no imposible. Los rescates de las últimas horas arrojan algo de luz entre tanta destrucción. Un niño chino se encontraba en el sofá del salón de su casa cuando le sorprendió el terremoto. Con el brazo atrapado por una viga, los bomberos trabajan a contra reloj para que no pierda la consciencia y no se deshidrate. Sus 60 minutos más angustiosos. Finalmente con la ayuda de unos alicates liberan al pequeño, momento justo en el que rompe a llorar. (ATLAS)

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios