Brutalidad policial tras la muerte de un detenido en EE UU

Brutalidad policial tras la muerte de un detenido en EE UU

13.11.2015 - 12:11h Linwood Lambert, un ciudadano negro de 46 años, recibió 20 descargas de varias pistolas taser cuando estaba siendo reducido por tres policías a las puertas de un hospital, donde iba a someterse a unas pruebas por un posible consumo de drogas. Esposado, le arrastran hacía el coche patrulla. Poco después, muere por un paro cardiaco. Ahora, se investiga si a consecuencia de las descargas o por un shock producido por estupefacientes. (ATLAS)