Tanto va el cántaro a la fuente que al final se rompe

Tanto va el cántaro a la fuente que al final se rompe

03.06.2016 - 12:25h

Cuando en un museo ponen el cartel de 'no tocar', es precisamente por cosas como esta. Un visitante acabó destrozando una pieza que llevaba expuesta 20 años en el Museo Nacional del Reloj, en Columbia (EE UU). La curiosidad fue una mal consejera.

(National Watch & Clock Museum - YOUTUBE)

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios