Los campos de trabajo norcoreanos

Los campos de trabajo norcoreanos

23.12.2011 - 13:51h Al poco de llegar yo a Siberia, nuestro editor en el Reino Unido, Andy Capper, me envió un mensaje que decía, “Te encantará Siberia. Todo está muy cerca y la gente es muy maja”. Por supuesto estaba bromeando (o siendo inglés, que viene a ser lo mismo), porque todo está a 18 horas de viaje en tren y la gente es tirando a chunga, muy chunga. Con algunos la cosa empieza bien, pero una vez empieza a fluir el vodka, que es siempre, empieza también a fluir la malevolencia. Hay excepciones a la regla del ruso cabreado, pero son muy pocas y cuestan de encontrar. Una de esas excepciones fue la de Billy el Pescado; por supuesto, no era su verdadero nombre. “El Pescado” era su apodo, y yo añadí el “Billy” porque estaba borracho. Más en VICE.com. (VICE.com)

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios