¡Me ha caído el muerto!

¡Me ha caído el muerto!

26.02.2009 - 17:52h Bertram Pincus odia a la gente. Ejerce como dentista, quizá porque así no tiene que hablar con los pacientes mientras trabaja. Sin embargo, su vida cambia de la noche a la mañana. Durante una operación rutinaria, muere, pero consiguen revivirle milagrosamente minutos después. A partir de ese momento Pincus es capaz de ver y hablar con los fantasmas de Manhattan. (PARAMOUNT)

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios