El TS anula el trazado de la línea de alta tensión Penagos-Güeñes a su paso por los montes de Triano y Galdames

Izate, que recurrió el trazado, pide la paralización "inmediata" de las obras y la demolición de "todo lo construido"

El Tribunal Supremo ha anulado el trazado de la línea de alta tensión Penagos-Güeñes a su paso por los montes vizcaínos de Triano y Galdames tras el recurso presentado por la asociación Izate, que ha solicitado la paralización inmediata de las obras y la demolición de todo lo construido, tras conocer la resolución.

En un comunicado, tras destacar que la sentencia es firme y no recurrible, Izate ha recordado que en octubre de 2007 recurrió ante el Tribunal Supremo el Acuerdo de Consejo de Ministros del 25 de mayo de ese año por el que se aprueba el Proyecto de Ejecución de la línea eléctrica aérea a 400 kV 'Penagos-Güeñes' a su paso por los Montes de Triano y Galdames, en el interior del espacio sobre el que se ha iniciado la tramitación de Biotopo Protegido.

La Sala de lo Contencioso-Administrativo, sección tercera, del Tribunal Supremo en Madrid ha estimdo su recurso y anula, "por su disconformidad al ordenamiento jurídico", la parte de dicho acuerdo en que se aprueba el trazado de la referida línea eléctrica comprendido entre los apoyos T-124 y T-147.

Izate ha indicado que en la sentencia se señala que la realidad del trazado final es que la línea eléctrica discurre "no por el borde -tal y como impone la Declaración de Impacto Ambiental (DIA)- sino por dentro del Biotopo Protegido de los Montes de Triano y Galdames, en fase de aprobación inicial".

Asimismo, ha señalado que se ha optado por el trazado final sobre "una base errónea" tanto desde el punto de vista geográfico como valorativa, por lo que "el resultado final resulta viciado".

Por ello, el TS asegura que Redesa debe redactar un nuevo proyecto para el tendido eléctrico, que no podrá repetir el trazado en la parte que cruza el futuro Biotopo Protegido de los Montes de Triano y Galdames.

Izate ha manifestado que Redesa debe paralizar "definitivamente" las obras de construcción de la línea, ya que la anulación del proyecto "conlleva la ausencia de amparo legal alguno para ejecutarlas". Asimismo, ha precisado que, tras pasar los plazos legales oportunos, pedirá la demolición de lo construido como consecuencia "irremisiblemente derivada de una declaración de nulidad jurisdiccional de una licencia".

La citada asociación ha señalado que, si Redesa continúa con las obras, solicitará la ejecución de la sentencia ante el Tribunal Supremo, "con la imposición de multas coercitivas", además de solicitar la correspondiente responsabilidad penal.

Izate ha manifestado su preocupación porque Redesa pretenda ahora "construir a toda velocidad más obras" con la esperanza de "impedir la ejecución física o legal de la sentencia". Por ello, ha pedido el auxilio de la Diputación foral, en calidad de administración gestora del Espacio Natural Protegido, y exigirá, en su caso, responsabilidad a Redesa "hasta sus últimas consecuencias". ANTECEDENTES

Izate impugó el trazado al considerar que el diseño previsto causaba "enormes daños" sobre el medio ambiente, "irreversibles en algunos casos", y que, además, afectan a un futuro Espacio Natural Protegido. Asimismo, ha señalado que esos daños eran "evitables en gran medida", con un trazado "menos impactante y perfectamente viable, como así dictaminó el Gobierno vasco en su día".

Izate solicitó exclusivamente la anulación del trazado de esta Línea de Alta Tensión comprendido entre los asentamientos T-124 a T-147 del Proyecto de Ejecución y, para ello, se amparó en dos motivos.

Según ha explicado, el primero es que el proyecto preveía un trazado que incumplía "en más de 10 puntos" las condiciones ambientales impuestas por la Declaración de Impacto Ambiental que se emitió en su día por el Ministerio de Medio Ambiente. Izate ha indicado que el "más sangrante" era que la Declaración de Impacto Ambiental partía de la base de que el trazado transcurría por el borde del futuro Biotopo de Montes de Triano y Galdames, cuando lo cierto es que la Línea de Alta Tensión "lo atravesaba por el medio".

El segundo motivo, según ha señalado, fue la "arbitrariedad" derivada de "la incoherencia e irracionalidad" a la hora de escoger los asentamientos. En este sentido, ha recordado, que la Dirección de Biodiversidad del Gobierno vasco en un informe técnico señalaba que no sólo existían "trazados más sostenibles", sino que el elegido era "uno de los más insostenibles posibles desde la visión ambiental, social y económica".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/863750/0/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios