Versión impresa

Primer ministro chino promete franqueza en la ciudad contaminada

Cede la crisis por aguas tóxicas en ciudad del noreste de China
Reuters (Reuters)
Ampliar
HARBIN, China (Reuters) - El peligro por el vertido de químicos tóxicos en un río que suministra agua a una ciudad del noreste de China se habrá reducido para el domingo, dando un respiro a sus afligidos residentes.

Wen Jiabao visitó la ciudad del noroeste del país y prometió franqueza sobre el incidente de parte de un liderazgo comunista a menudo acusado tanto nacionalmente como en el extranjero de ocultar la verdad de desastres, brotes de enfermedades y problemas sociales.

Se espera que una oleada de químicos tóxicos, que fluyeron río Songhua abajo después de una explosión en una planta química, atraviesen Harbin a primera hora de la mañana del domingo, permitiendo a los responsables abrir de nuevo las tomas de agua para sus nueve millones de habitantes.

Soldados y trabajadores corrieron para asegurar que el agua será potable cuando comience a fluir el domingo a última hora o el lunes a primera, instalando filtros de carbón especiales en las plantas, dijeron medios estatales.

'El trabajo que estáis haciendo ahora asegurará la seguridad a la hora de beber agua para la gente', dijo Wen a los soldados, antes de pararse en un supermercado para comprobar los precios del agua embotellada y visitar una universidad para instar a los estudiantes a permanecer en calma.

El primer ministro prometió una investigación sobre el incidente contaminante.

La red de cañerías quedó cerrada el martes por la tarde para proteger a los habitantes de unas 100 toneladas de benceno, un producto cancerígeno que se derramó en el río Songhua tras una explosión en una planta química. Los niveles de benceno en Harbin cayeron a 3,7 veces la dosis aceptable el sábado desde las 30 veces del viernes por la mañana, dijo el ayuntamiento de la ciudad en su sitio web.

El derrame podría afectar a cientos de miles de más personas si se dirige río abajo.

Los ecologistas se han quejado de que China no está compartiendo suficiente información para proteger a los ríos rusos y a sus residente, incluyendo 1,5 millones de personas en la ciudad siberiana de Khabarovsk, que extrae agua del río Amur, abastecido por el Songhua.

Se espera que la contaminación alcance los puntos de recogida de agua del Khabarovsk para comienzos de diciembre.

El ministro de exterior Chino, Li Zhaoxing, expresó el sábado sus lamentaciones ante el embajador ruso sobre el incidente y le hizo un breve informe sobre la situación. También envió detalles al Programa Medioambiental de Naciones Unidas, informó la agencia de noticias Xinhua.

TODAVÍA CON RECELO

Los responsables de la ciudad de Harbin pidieron precaución después de que los suministros comiencen a fluir de nuevo. 'No beban agua inmediatamente', avisaron a los residentes, aconsejándoles que estén alerta a colores o olores inusuales en el agua.

Algunos residentes fueron escépticos.

'La gente no confía en el plan. ¿Cómo puedes asegurar que todo el veneno está fuera del sistema, y que la gente no beba el agua demasiado pronto, y que los restaurantes no harán pasar el agua del grifo por agua de botella?', dijo Wang Baoqing, propietario de un restaurante.

/Por Chris Buckley/

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/69128/0/CHINA/MEDIOAMBIENTE/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios