Jon Kortajarena: un hombre soltero... pero únicamente porque él quiere

Jon Kortajarena
Jon Kortajarena participa en un desfile de ropa interior. (Efe)
Ampliar
  • En apenas un par de años pasó de aspirante a alumno de Publicidad y Relaciones Públicas, a ser uno de los modelos más cotizados.
  • Sus amigos aseguran que, además, es "encantador", "un cielo".
  • FOTOGALERÍA: Las mejores imágenes de Jon Kortajarena.

En horario laboral, Jon Kortajarena clava sus cejas fieras en la comisura de los párpados y atempera el gesto, hasta encresparlo. También aprieta los labios, como si estuviera molesto, y se dirige con paso firme hacia el final de la pasarela para desafiar a las cámaras. La mirada dura aturde al auditorio pero él entonces se gira deprisa, dándole la espalda.

Una vez en el backstage, Jon K –así se hace llamar en su página web- sonríe. En realidad, es un chico dulce y cálido. Asegura que mientras desfila, no piensa en nada.

<p>Jon Kortajarena</p>

Jon Kortajarena, fotografiado por Mario Testino para 'W Mgazine'.

Algunas noches, el Kortajarena asalariado, el de las miradas furiosas, se interna en los sueños mundanos de sus fans y disfruta hostigándolos. Allí, se aproxima a pocos centímetros de los durmientes para que éstos puedan apreciar bien la belleza de un rostro clásico ribeteado por aristas, casi esculpido a machetazos. Tal vez les brinde después una selección de sus mejores trabajos.

Podría, por ejemplo, dejar caer la cabeza indolente a un lado mientras se mesa el tupé como ya hizo, provocador, para Armani; o entreabrir los labios cárnicos y entornar la vista evocando aquel anuncio de El Corte Inglés -"No soy de fiar", parecía decir -.

<p>Jon Kortajarena</p>Quizá podría olvidar la camisa y desfilar sólo con el traje ajustado de Mauro Grifoni, el ceño fruncido y castigador; o desnudarse y mostrar las curvas limpias y fornidas de las imágenes de Tom Ford, y lucir el pelo revuelto y la boca fruncida, exhalando el orgasmo placentero y doliente que le inspiró la colección de Mangano. La perfección del Kortajarena modelo amedrenta. Por eso, ninguno de sus espectadores se atrevería, ni en una fantasía, a tocarlo.

Jon Kortajarena comenzó en el mundo de la moda cuando tenía 18 años. Su participación en 2004 en una campaña de Versace le precipitó a la fama en los círculos textiles y le garantizó un puesto seguro en las pasarelas internacionales más prestigiosas. Sin embargo, no ha sido hasta hace unos meses, y tras su aparición en el debut cinematográfico de Tom Ford, Un hombre soltero, cuando el gran público ha aprendido a pronunciar correctamente su apellido y él ha sido invitado a los platós de televisión.

UN "CARAMELITO"… de un barrio modesto

Gracias a las entrevistas que ha concedido recientemente sabemos, por ejemplo, que huele a caramelito dulce –lo dijo Cristina Pedroche, colaboradora del espacio Sé lo que hicisteis, tras abrazarse largamente al maniquí- y que nació en un barrio modesto de Bilbao hace 24 años. Que sus padres están divorciados, que tiene una hermana de 9 a la que adora y que su madre, peluquera, es a la única a la que permite trastear con su flequillo. La oportunidad de modelar le llegó justo recién aprobada la Selectividad y mientras tramitaba la matrícula para acceder a la carrera de Publicidad y Relaciones Públicas, que no llegó a cursar.

<p>JOn Kortajarena</p>Además, le incomodan "los divos". Él no lo es. Sus compañeros aseguran que es "un cielo" y Ford, que es "un encanto". Cuando habla, lo hace con una voz suave, difícil de identificar con el rol de conquistador que ejerce ante las cámaras. A veces se le escapa un "súper" y un "mono", pero resulta educado y muy agradable.

Cuenta que tiene la impresión de que los últimos años de su vida han transcurrido en un avión. Entre sus tentaciones, figuran el chocolate, tomar el sol, pasear por el campo, la lectura y comer una galleta de Príncipe de Beukelaer antes de acostarse. Elude hablar de sus preferencias políticas o de su vida sentimental. Eso sí, cuando se enamora asegura que va "a muerte".

Un chico ilustrado

Jon Kortajarena dice que disfruta con la lectura, la música y el cine independiente. Y, al parecer, es cierto: el modelo facilita un título distinto cada vez que le preguntan por sus libros favoritos. Disfruta, sobre todo, con las obras de Paulo Coelho. También le gusta El Perfume, de Patrick Süskind, La rueda de la vida de Elisabeth Kübler o Siddhartha, de Hermann Hesse. En cuanto a música, le apasiona Nina Simona y la banda sonora que elegiría para su vida sería un tema firmado por la diva: I am just human. Para esperar un avión, recurriría sin embargo a Si tú no vuelves de Miguel Bosé; para hacer el amor, al I belong to you de Lenny Kravitz, y para bailar, al Hei Mama de Black Eyed Peas.

De adolescente, se enamoró de la película Báilame el agua de Josetxo San Mateo; poco después, de la de Olvídate de mí. También posee aficiones más profanas y le encanta altenar en el club The Box de Nueva York. Cuando está en Bilbao es más comedido y se va de pintxos.

Puedes seguirme en Twitter: @clarittis

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/686887/0/jon/kortajarena/perfil/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios