Hipoteca - dos

Comprar un piso en Vigo es un lujo sólo al alcance de un sueldo de 2.000 euros y contrato fijo de por vida.
Pero al currito de a pie, que calza ya sus treinta y pico años y se apaña con unos mil euros al mes, no le salen las cuentas más que para un alquiler o una hipoteca de esas que te aprietan el cinturón hasta dejarte sin aliento. Pero, aún así, tampoco. A menos que, puestos a tomar decisiones, uno se líe la manta a la cabeza y se empareje.

Y es que los nuevos matrimonios del siglo XXI se casan por el banco, y no por la Iglesia ni el Juzgado, porque así está escrito en la biblia del ladrillo. Más que compartir amor, lo suyo es compartir gastos, y si la cosa sale bien, estupendo. Dos pichoncitos que encuentran su nido de amor y lo pagan con el sudor de ambas frentes.

Pero si sale mal, en el mejor de los casos, se vende el matrimonio hipotecado a otros dos a los que se les desea más suerte y se vuelve uno, a los cincuenta, a casa de sus padres, sin piso, sin alquiler y sin novio. Pero libre de hipotecas, al fin y al cabo.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/67947/0/Hipoteca/piso/lujo/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios