¿Quién controla a quién en el mundo de las consolas?

¿Quién controla a quién en el mundo de las consolas?

Los expertos analizan cómo se puede reconducir la excesiva violencia que registran algunos videojuegos hacia unos contenidos más pedagógicos.
La Navidad ya está aquí y los videojuegos volverán a ser el regalo más codiciado por los niños. Su influencia es uno de los puntos debatidos durante esta semana en Barcelona en el foro muncial organizado por el Observatorio Europeo de la TV Infantil (OETI).

Su presidente, Valentí Gómez i Oliver, destaca que «la gran pregunta es si los videojuegos pueden llegar a ser educativos, mientras que el mayor problema es elegir los contenidos que pueden ver los niños». «Éstos son principalmente violentos, aunque aún no sabemos hasta qué punto esta violencia virtual puede llegar a transformarse en real», recuerda Gómez.

«Estos juegos sirven generalmente para entretener, pero pueden fomentar la lectura o el interés por la historia. La clave es crear escenarios que combinen lo lúdico y lo pedagógico», asegura.
Lo que sí está claro, según quedó de manifiesto en el foro, es que cada vez más adultos juegan con las consolas y que, a pesar de que la mayoría de los usuarios son varones, las chicas se incorporan lentamente a su legión de adeptos.

Compartir y jugar poco tiempo

«Lo peor de los videojuegos es el tiempo que le dedican los niños y lo que dejan de hacer mientras tanto», según Lidia Cabello, de la Asociacion Española de Psicología Conductual. «Uno adecuado puede desarrollar la coordinación psicomotriz, la orientación espacial, la imaginación y la lógica. Es aconsejable que el niño comparta el juego con padres y amigos y haga otras actividades».

Hablan las partes en disputa

Carmen Méndez. 49 años, madre de Álvaro.

«La publicidad nos lo pone difícil...»

Mi hijo tiene PC, tres consolas y la game boy. A diario no le dejamos jugar porque debe estudiar. En fin de semana, sería capaz de jugar todo el día. No creo que sea bueno, y por eso no le dejamos jugar más de una hora seguida. Aunque los juegos están calificados por edades, a los padres nos lo ponen muy difícil con la publicidad. Le gustan los de violencia.

Álvaro Gómez. 12 años, hijo de Carmen.

«Juego antes de que se levanten...»

Es un rollo, creo que puedo estudiar y luego jugar media hora, pero veo difícil convencer a mis padres. Los fines de semana me despierto antes que ellos y juego con el ordenador en mi habitación. A veces me echan la bronca. Me gustan todo tipo de juegos, ahora uno de fútbol. También juego al baloncesto después de clase y los domingos en el Estudiantes.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/66425/0/controla/mundo/consolas/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios