Versión impresa

Franco callejea por A Coruña

Franco callejea por A Coruña
El coruñés Millán Astray, fundador de la Legión y militar golpista, en la plaza del mismo nombre. (A. Gómez)
Ampliar
Se cumplen 30 años de la muerte del dictador, pero la ciudad conserva su simbología  en calles, estatuas y edificios. El Ayuntamiento dice que no se debe borrar la historia.
Más de 75.000 coruñeses han nacido en democracia, pero conviven cada día con la herencia simbólica de 40 años de dictadura franquista. Edificios, calles, estatuas y placas conmemorativas invocan la longa noite de pedra.

El 18 de septiembre de 1936, en los primeros meses de la guerra civil, un consejo militar se hacía con el mando de la ciudad. Lo primero que hicieron fue cambiar el nombre de las calles.

Libertad, Igualdad y Fraternidad, calles que evocaban el triunfo del pueblo francés sobre el Antiguo Régimen, se camuflaron bajo Disciplina, Justicia y Trabajo. También se pasó del primitivo Campo da Leña a la plaza de España, de Mártires de Carral a Monelos, y de calle del Socorro a Juan Canalejo, quien también da nombre al hospital.

El caso de Juan Canalejo

Canalejo Castells no destacó precisamente por sus conocimientos de galeno. José Antonio, fundador de la Falange, llegó a a comentar sobre este teniente que «le faltaba orientación teórica, lo suyo era la práctica de la violencia». Murió fusilado por el bando republicano en la cárcel del Jarama, y se convirtió en un mártir del franquismo.

La Xunta ya debate el cambio de nombre del hospital, y son muchos los que piden variar el nomenclátor de la ciudad. Pero el grupo de Gobierno hace caso omiso alegando el respeto a la historia.

Los vestigios de la dictadura

Los Cantones de José Antonio y las flechas: En los Cantones todavía se conserva la placa dedicada al fundador de la Falange Española y las flechas de la organización fascista.

El águila sobrevive al escudo constitucional: En el edificio de Correos conviven los escudos de antes y después de la dictadura. El águila del régimen saluda a todos los ciudadanos.

La provisionalidad del Alférez perdura: El monumento al oficial de menor rango dura más de lo que se decía en el frente: «Alférez provisional, cadáver efectivo».

El Generalísimo sigue entre nosotros: El dictador, que sigue ostentando el título de alcalde honorífico de A Coruña, está presente en el viaducto de salida de la ciudad.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/66421/0/muerte/del/dictador/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios