Versión impresa

Greenpeace denuncia la construcción de un hotel en Cabo de Gata

Greenpeace denuncia la construcción de un hotel en Cabo de Gata
Reuters (Reuters)
Ampliar
MADRID (Reuters) - Activistas de la organización ecologista Greenpeace ocuparon el miércoles un hotel que se está construyendo en la playa del Algarrobico, en el Parque Natural del Cabo de Gata, para pedir la demolición del que califican como 'hotel ilegal'.

A las 7:30 de la mañana, unos 30 activistas de la organización ocuparon el edificio que la empresa Azata construye en el municipio de Carboneras y colgaron en la pared frontal una gran pancarta en la que se lee 'demolición', junto a otra con el lema 'hotel ilegal' de una de sus torres.

Otros escaladores desplegaron el lema de Greenpeace de una de las grúas, mientras dos lanchas zodiac con banderas de 'hotel ilegal-demolición' están frente al hotel de más de 20 plantas.

Este edificio ha sido denunciado con anterioridad por el grupo ecologista como 'uno de los mayores escándalos urbanísticos del litoral español', según un comunicado emitido el miércoles, y utilizaron su foto como portada de su último informe anual sobre el estado de las costas en España.

'Este proyecto es posible gracias a la connivencia de todas las administraciones implicadas: Ayuntamiento de Carboneras, Junta de Andalucía y Ministerio de Medio Ambiente', añadió.

Greenpeace ha denunciado la implicación del Ministerio de Medio Ambiente a través de la Dirección General de Costas, y defiende que el hotel se construye dentro del tramo de costa definido por la Ley de Costas como 'servidumbre de protección', una franja donde está prohibido ubicar edificaciones, mientras que tanto el Ministerio como la Junta de Andalucía consideran el suelo como urbano.

La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, declaró a medios en el Congreso de los Diputados que su departamento 'ya ha remitido al Boletín Oficial del Estado el deslinde' de parte de la zona ocupada por el hotel en construcción.

El deslinde propuesto por el ministerio - que saldrá en el BOE 'en pocos' días - sitúa 'prácticamente la mitad del hotel en la zona de servidumbre' lo que podría suponer una demolición parcial.

Por su parte, el delegado de Medio Ambiente de la Junta en Almería, Juan José Luque, dijo que está trabajando con el ministerio y con el Ayuntamiento de Carboneras 'para analizar este tema', y que 'no hay una información nueva que se pueda aportar'.

'EJEMPLO DE IMPUNIDAD'

Greenpeace también asegura que el suelo donde se construye el hotel no es urbanizable, como dicen que queda reflejado en el Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN) del Parque Nacional Cabo de Gata-Níjar de 1994 publicado en el Boletín Oficial de la provincia de Almería.

Según el grupo, la Junta andaluza no reconoce este aspecto ni que el plan parcial urbanístico que permitió la urbanización de la playa del Algarrobico no es legal, ya que la existencia del PORN obliga a su revisión.

'Es un ejemplo claro de la impunidad con la que se opera en el litoral, donde las normativas de protección ambiental se convierten con excesiva facilidad en papel mojado ante los grandes intereses especuladores', declaró desde la playa del Algarrobico María José Caballero, responsable de la Campaña de Océanos de Greenpeace.

Caballero denunció el silencio de las administraciones y dijo: 'Hay que detener esta tendencia antes de que no quede un sólo metro por construir en el litoral español'.

Los activistas permanecerán en la noche del miércoles encerrados en este hotel, el primero de un complejo de ocho hoteles, 1.500 apartamentos y un campo de golf.

/Por Teresa Larraz/

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/65979/0/ESPANA/CABOGATA/HOTEL/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios