Versión impresa

Los vecinos de Olivar de Quintos, aislados sin bus

Sus viviendas pertenecen a Dos Hermanas, y el médico y los comercios están en Montequinto. Para ir tienen que pasar primero por Sevilla y volver.
Son 3.500 vecinos. Viven en el núcleo de Olivar de Quintos y tienen el centro de salud, los colegios, los comercios, la biblioteca y todos los servicios en la barriada de Montequinto, situada a tres kilómetros cuesta abajo. Pero no hay comunicación si no es a pie o en coche propio. Así, los mayores y los niños, que no pueden afrontar andando esa distancia, tienen que coger un autobús hasta Sevilla (el M-133) y de allí otro de vuelta hasta el centro de Montequinto para ir al médico o hacer la compra. Para regresar a casa, otra vez el camino.

Llevan así desde que les quitaron el autobús hace dos años. Y es peor aún: el que les trae y lleva hasta Sevilla sólo dura hasta las seis de la tarde entre semana, y no da el servicio ni fines de semana ni festivos.

Ni caso

Los vecinos han denunciado su actual situación en varias ocasiones, tanto ante el Ayuntamiento de Dos Hermanas como ante el Consorcio Metropolitano de Transportes. Pero no les han hecho caso.

Por eso, están recogiendo firmas (llevan unas 1.000). Quieren que se amplíe el recorrido de la línea de autobús M-130 (Montequinto-Sevilla) para que pase por la avenida Condes de Ybarra, eje principal del núcleo de viviendas Olivar de Quintos. Dicen que sería la solución más sencilla a sus problemas de incomunicación y movilidad.

¿Mejor horario en 2006?

El Consorcio Metropolitano de Transportes estudia ampliar el horario de la M-133. Habría servicios fines de semana y festivos y mejor horario de tarde. Pero, sus responsables afirman que para unir Montequinto con Olivar de Quintos, el Ayuntamiento de Dos Hermanas debería crear una línea nueva.

Enriqueta Sánchez. Vecina. «El autobús que tenemos ahora mismo no lo quiere nadie, porque no nos da el servicio necesario. Tengo dos hijos adolescentes y estoy todo el día bajando y subiendo».

José Manuel García. Vecino. «El que no tenga varios coches está perdido. Como alguien se mueva, los demás se quedan sin posibilidades de salir. Entonces, te lleva todo el día corriendo de un lado a otro».

Rosario Pérez. Vecina. «Mi marido tiene carné, pero ¿y si se pone malo? Entonces tengo que molestar a un vecino o avisar a mis hijos para que nos recojan y nos lleven hasta el centro de salud de Montequinto».

Manuel Osto. Vecino. «Vivo con mi mujer y tenemos hijos, pero ya casados. Si surge cualquier problema dependo de ellos. A este barrio, además, le hace falta un ambulatorio, un instituto y otros servicios».

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/64843/0/vecinos/Olivar/Quintos/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios