Empresarias, profesoras y madres... "Las mujeres somos más todoterreno y exigentes"

Genyca Innova, laboratorio de genética molecular
Asunción, Teresa, Estíbariz y Virginia, parte del equipo de mujeres que trabaja en Genyca Innova. (JORGE PARÍS)
  • Este lunes 8 de marzo es el Día Internacional de la Mujer.
  • Una empresa formada sólo por mujeres nos abre sus puertas.
  • A pesar de que las mujeres están mejor formadas académicamente, aún tienen menos trabajo y peores empleos y salarios que los hombres.

Teresa Perucho Alcalde y Eva Ruiz Casares comparten un currículum similar: son empresarias, profesoras de Universidad, miembros de la Asociación de Genética Humana y... "somos madres". Por ello bromean: "No nos aburrimos para nada". En este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, ambas nos abren las puertas de Genyca Innova, su laboratorio de genética molecular, para descubrirnos la realidad de una pequeña empresa formada sólo por mujeres. El hecho de que no haya hombres "es pura casualidad".

Crear una empresa fue algo inconsciente La visita coincide en una jornada, reconocida por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en la que se conmemora la lucha de la mujer por sus derechos en igualdad con los del hombre, algo en lo que aún queda mucho camino por recorrer.

Los datos en el ámbito laboral siempre son reflejo de las diferencias e injusticias existentes hoy en día entre sexos. Por ejemplo, a nivel de salarios. Como demuestra un informe reciente del sindicato UGT, en la Unión Europea el sueldo de las mujeres es inferior en un 15% al de los hombres, diferencia que es aún más grande en España, donde las mujeres cobran de media un 26,3% menos que los varones.

<p>Teresa Perucho, de Genyca Innova</p>Un segundo dato es el que refleja los puestos de responsabilidad que ocupan las mujeres. Según la última Encuesta de Población Activa (EPA), publicada a principios de febrero, del casi millón y medio de puestos de dirección de empresas y de la administración pública existentes en España sólo un 33% están ocupados por ellas. De hecho, según el Instituto de la Mujer, el número de mujeres que ostentan altos cargos en empresas desciende proporcionalmente cuanto mayor es la compañía. Y eso a pesar de que la mujer española está mejor formada académicamente que el hombre.

En la actualidad hay más de ocho millones de españolas trabajadoras y otras dos millones están en el paro. La tasa de actividad todavía es mayor entre los varones (68,14%) que entre las mujeres (51,70%) y eso que la actual crisis económica ha hecho que cambiara la tendencia, ya que cada vez hay más mujeres activas. Así, en 2009 se han contado 104.000 mujeres activas más, muchas de ellas amas de casa que han tenido que salir de sus hogares para buscar empleo ante la ausencia del sueldo del varón, frente a 196.000 hombres menos. La temporalidad y parcialidad también les afecta más a ellas.

<p>Virginia Sánchez, de Genyca Innova</p>"Crear una empresa, algo inconsciente"

Casos como el de Teresa Perucho y Eva Ruiz tiene más relevancia si cabe. Apenas rebasada la barrera de los 30 años, ambas ya son empresarias y son madres de tres y dos hijos, respectivamente. La primera asegura que crear una empresa "fue algo inconsciente y fruto de la ignorancia porque es más complicado de lo que parece". "Y además -apunta Eva- tienes que demostrar desde el principio lo que vales, más que por ser mujer, por ser joven".

Diagnosticar enfermedades hereditarias e infecciosas mediante muestras de saliva, hacer pruebas de paternidad o dar cursos de formación es parte de la labor de las siete mujeres que trabajan en este laboratorio situado en Majadahonda, en Madrid. La complicidad entre ellas es total, quizá "se nota en ello ese ambiente netamente femenino", aunque reconocen que no les importaría tener a algún chico como compañero.

Sabemos llevar más cosas en la cabeza y somos más exigentes Perucho destaca que el motivo de montar su propia empresa tenía dos objetivos principales. El primero, que ellas mismas se marcan sus propias exigencias. El segundo, ser dueñas de su propio tiempo. En Genyca Innova el horario laboral es desde las nueve de la mañana hasta las cinco de la tarde. "Es un horario primordial porque así todas podemos separar nuestra vida laboral y personal", explican.

El día a día de Teresa y Eva no difiere, seguro, al de cualquier mujer trabajadora con hijos que esté leyendo estas líneas. Saber compatibilizar el ámbito familiar con el laboral es la 'lucha' diaria. "Somos más todoterreno que los hombres porque sabemos llevar más cosas en la cabeza y somos más exigentes", indica Teresa. "En casa los hombres tienen que mejorar, el trabajo recae más sobre nosotras", añade Eva.

<p>Estíbariz Mena, de Genyca Innova</p>Sólo mujeres

¿Es por esa efectividad por lo que la empresa es cien por cien femenina? "No, ha surgido así. Ser mujer no es un requisito", afirman recordando que habido hombres becarios en la empresa. Con todo, la actual situación les asegura un futuro prometedor si hacemos caso a un estudio de las universidades estadounidenses de Columbia y de Maryland, según el cual las empresas dirigidas por mujeres cuentan con mejores resultados económicos. Quizá la razón se encuentra en que hombres y mujeres son "genéticamente diferentes". Teresa y Eva, desde su laboratorio, lo saben mejor que nadie.

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/641815/0/mujer/dia/internacional/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios