Sin renunciar al plato de cuchara

Una de las cosas que más se echa de menos cuando alguien empieza a vivir solo es comer platos de cuchara.
Las lentejas, las judías o el puchero desaparecen de la dieta del recién emancipado por la falta de tiempo y la imposibilidad de cocinar este plato de ración en ración. Aquí van algunos consejos para solucionarlo:

Paso a paso

Dedica un día del fin de semana a preparar una buena olla de legumbres.

Compra en cualquier supermercado tarteritas de papel de aluminio con tapa de cartón metalizado.

Deja que se temple el guiso y vierte una buena ración en cada recipiente, tápalo y mételo en el congelador. Ahí aguantará varias semanas o meses, dependiendo de las estrellas del frigorífico.

A la hora de consumir, basta volcar la ración de una de las tarteras en un plato y calentarlo en el microondas.

Por otro lado, es muy útil saber que a la hora de congelar filetes, es mejor envolverlos en papel film uno a uno. Así, sólo tendrás que descongelar el que te vayas a comer.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/64056/0/renunciar/plato/cuchara/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios