Soluciones para acabar con los ruidos molestos de vecinos y del exterior

Mimos contra el ruido
Mimos contra el ruido. (ARCHIVO)
  • Acaban de desarrollar una estructura muy fina que absorbería el 100% de ruido procedente del interior del edificio.
  • Está formada por látex y un plástico duro.
  • Otra soluciones: ventanas insonorizadas para el ruido exterior; suelos y techos flotantes para los que vienen del interior del edificio.
  • Otras serían los aglomerados de madera y las fibras minerales.

Tener unos vecinos ruidosos o vivir en una zona de mucho tránsito puede llegar a exasperar a cualquiera. ¿La solución más efectiva? Aislar nuestras habitaciones de todo ruido exterior.

Existen varias soluciones más o menos efectivas. De hecho, se sigue trabajando en encontrar el remedio perfecto, ya que es difícil encontrar el aislante total. Desde la universidad de Hong Kong llega la última idea: unos paneles hechos de látex y plástico que, según Muy Interesante, absorben el 100% del ruido.

Estos paneles se componen de una membrana de látex colocada sobre un panel de plástico duro, de unos tres milímetros de grosor. La estructura se divide en cuadraditos de un centímetro cada uno, en cuyo centro se encuentra el plástico. Cuando el sonido llega a la estructura, la membrana y el centro de plástico resuenan a diferentes frecuencias y vibran provocando ondas contrarias entre sí que se neutralizan, eliminando el sonido. De esta manera se pueden formar diferentes membranas, de diferentes grosores, dependiendo del ruido que se quiera silenciar.

Si, por ejemplo, lo que se quiere eliminar es la voz humana, harían falta una combinación de cinco membranas, lo que tendrían un grosor semejante a un azulejo. Así se podrían neutralizar sonidos con frecuencias de hasta 550 hercios (la voz humana puede llegar a 400 en el caso de las mujeres).

Otras soluciones

Si alguien ha visitado, por ejemplo, un estudio de música, habrá visto, en algunos casos, estructuras semejantes a corchos como los que se usan para colocar huevos en venta… o directamente los corchos donde se sitúan los huevos. Estos tienen la capacidad de absorber sonidos y resultan un aislante muy eficaz. En el hogar, para evitar lo poco estéticas que resultan estas hueveras, podremos recubrirlas de telas gruesas, alfombras o tapices.

El cemento, el plomo o el ladrillo, en grosores superiores a un centímetro son los materiales más empleados, claro está, aunque requiere más obra.

Soluciones que requieren menos obras que lo anterior son los aglomerados de madera y las fibras minerales: de vidrio o lana de roca, poliestireno expandido, vidrio celular, espuma de poliuretano o espumas fenólicas, según explican desde Consumer.

Ruido exterior: una de las soluciones más extendidas son las ventanas insonorizadas, bien a través de ventanas de doble acristalamiento o dobles ventanas. Algunos remedios más económicos serían las tiras de caucho, que al unir marco y ventana, taponan la entrada del sonido a través del aire.

Otras soluciones en el caso de ruido procedente del interior del edificio: los techos y suelos flotantes con soporte elástico y madera, respectivamente.

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/638253/0/soluciones/vecinos/ruido/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR