Adolfo Domínguez pide el despido libre para que la gente "se gane cada día su puesto"

Adolfo Domínguez pide el despido libre para que la gente "se gane cada día su puesto"

Adolfo Domínguez
El diseñador cree que España saldrá de la crisis si se efectúa "una reforma laboral profunda". (J. L. Cereijido)
Ampliar
  • El modista gallego quiere un despido "sin trabas administrativas ni judiciales" para fomentar el aumento de la productividad.
  • Dice no creer en un sistema "que permite que una persona se coja una baja por depresión durante un año, la mayoría de veces fraudulenta".
  • Domínguez se ha mostrado solidario con Díaz Ferrán, aunque teme que su "fragilidad personal" le impida defender a los empresarios.

El diseñador de moda Adolfo Domínguez urgió este miércoles la liberalización de las relaciones laborales en España a través de un despido libre "sin trabas administrativas ni judiciales", "a la manera anglosajona", por considerar que provocaría un "aumento de productividad inmediato" al motivar a las personas a ganarse "cada día" su puesto de trabajo. "Todas las medidas que se tomen para hacer más fácil el trabajo del emprendedor se reflejarán en una menor tasa de paro", defendió.

En su intervención en el Forum Europa Tribuna Galicia, el modisto ourensano interpretó que España saldrá de la crisis si se efectúa "una reforma laboral profunda", que permita a las empresas expandirse en el exterior, y abogó por recuperar los "valores del esfuerzo" y del trabajo "bien hecho", de abandonar el "elogio de la pereza", en el que aseguró que se ha instalado la izquierda "cuando se vio obligada a abandonar por inservibles las banderas del socialismo real".

En esta línea, afirmó no creer en el Estado del Bienestar "tal y como lo han organizado los europeos y españoles" por entender que es "esterilizador" y que, a excepción de Alemania, está produciendo una "rápida desindustrialización" de Europa. Así, criticó que el Estado del Bienestar se financie con deuda y entendió que los derechos sociales conquistados en España proceden de los fondos estructurales europeos. "No creo en derechos que no podamos pagar", sentenció. No creo que un profesor o un médico tengan que ser funcionarios, le quitan el estímulo de vida

"No creo en un sistema que permite que alguien se coja un año por depresión, la mayoría de las veces fraudulenta, se reincorpore y tenga 30 días de vacaciones", añadió, para reprobar un sistema que genera "un montón de pícaros" y rechazar la pereza. "Sólo podemos solucionar esta crisis trabajando más", sostuvo.

Domínguez defendió un sistema educativo y sanitario "para todos" organizado de otro modo. "No creo que un profesor o un médico tengan que ser funcionarios, le quitan el estímulo de vida", afirmó.

Apoya la jubilación a los 67

En respuesta a preguntas de los periodistas, consideró que elevar la edad de jubilación de los 65 a los 67 años tiene "toda la lógica del mundo", al recordar que las personas viven una media de 80 años en España. "Además, se hará, protesten lo que protesten", auguró.

Domínguez lamentó que los líderes políticos, de los que aseguró que "quizás reflejan a la sociedad que los vota", tengan sueños "igualitarios e identitarios". "Hoy en las clases el ritmo se adapta al pelotón de los torpes, nos olvidamos de los superdotados", criticó, para defender su segregación en grupos de igual modo que ocurre en los países anglosajones. Todas las familias tienen dinero para cenar fuera, pero no para educar a sus hijos

"En España hay una obsesión, un delirio, por la igualdad. ¿Por qué hay que machacar a los superdotados y los más inteligentes?", se preguntó. "Todas las familias tienen dinero para cenar fuera una o dos veces a la semana y no para educar a sus hijos", reprobó, convencido de que la sociedad española, "poco educada", es culpable de esta situación, que no sólo compete al Estado.

"Tenemos una sociedad poco educada, con menos ingenieros y sociedad científica de la que podemos tener. Aquí conocemos a futbolistas, cantantes y hasta escritores", aseveró, para lamentar la falta de científicos.

Solidario con Díaz Ferrán

Preguntado por su opinión respecto a si el presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, debería dimitir, Domínguez aseguró sentirse "solidario" ante la crisis que afecta a sus empresas, aunque admitió, tras recordar el préstamo concedido al responsable de la patronal por el Ministerio de Economía, que le preocupa que esa situación de "fragilidad personal" no le permita estar "en posición de negociar". Los sindicatos tienen mucho pillín entre sus filas

"¿Tendrá la consistencia necesaria de defender los intereses de los empresarios, que son los de la sociedad en general?", cuestionó.

También cuestionado sobre su opinión respecto al papel que desempeñan los sindicatos, el modisto ourensano aseguró no tener "nada en contra" de estas organizaciones, "pero tienen mucho pillín entre sus filas", observó, al tiempo que indicó que esto ocurre de igual modo entre empresarios, políticos y, en general, en el ser humano.

El empresario ourensano negó que su firma esté reduciendo plantilla y aseguró que, por el contrario, la están "aumentando". En esta línea justificó las pérdidas registradas ante la crisis, aunque señaló que su empresa no está "en liquidez negativa". "Me seguirán viendo aquí dentro de 20 años".

Preguntado por sus diferencias con Zara, se definió como un "costurero", mientras que entendió que la firma de Amancio Ortega es "un gran comerciante". "Quizá el mejor comerciante textil de la Historia", apuntó.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/621021/0/adolfo/dominguez/despido/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios