Obama: "Es la era de la responsabilidad"

Apenas cinco minutos después del mediodía en Washington, Barack Husein Obama Jr. acabó de pronunciar el juramento que le convertía en el 44.º presidente de Estados Unidos: "Que Dios me ayude". Falta le hará. Los retos que se le presentan son grandes, pero las expectativas que su nombramiento ha generado son aún mayores.

Todos son iguales, todos son libres y todos merecen la oportunidad de alcanzar la felicidad

A ninguna de ellas dio ayer la espalda en su discurso inaugural, cuando asumió la responsabilidad de recuperar para su país un liderazgo que, sin decirlo directamente, reconoció que estaba muy en duda: "Un temor persistente de que el declive de EE UU es inevitable".

Ya como presidente recordó a los dos millones de personas que le escuchaban su compromiso con la "mejor historia" de Estados Unidos, la idea de que "todos son iguales, todos son libres y todos merecen la oportunidad de alcanzar la felicidad".

Sus palabras rezumaron patriotismo: "recuerdo a los soldados muertos y los que están en el extranjero, a los que soportaron el látigo y araron la dura tierra", a su padre, que "no habría sido servido en un restaurante", y a la "fortaleza" de su "herencia multiétnica".

Economía

"Nuestra economía está gravemente debilitada", afirmó Obama. "Los desafíos a los que nos enfrentamos son reales (...) EE UU debe saber que les haremos frente", aseguró. "Que estamos en medio de una crisis es algo muy asumido", dijo, y atribuyó la situación a la "codicia y la irresponsabilidad de algunos".

Asumió el papel de un Estado intervencionista ante la crisis

En su propuesta para salir de ella, miró de nuevo atrás para recordar que el camino de EE UU "no ha sido un camino para los pusilánimes, para los que prefieren el ocio al trabajo o buscan sólo los placeres de la riqueza y la fama".

Venía a exigir a sus compatriotas que se remangasen porque "hay trabajo que hacer". Y asumió el papel de un Estado intervencionista ante la crisis: "Construiremos carreteras y puentes, las redes eléctricas y las líneas digitales". También ratificó su compromiso con las alternativas energéticas: "Utilizaremos el sol, el viento y la tierra".

Pero Obama insistió también en su programa social, en el que el Gobierno ha de servir para mejorar la vida de sus ciudadanos, para "ayudar a las familias a encontrar trabajos con un sueldo decente, cuidados que se puedan pagar y una jubilación digna".

Política exterior

"Rechazamos como falsa la elección entre nuestra seguridad y nuestros ideales". Un cambio radical parece llegar a las relaciones de la Casa Blanca con el resto del mundo: "Estamos listos para asumir el liderazgo una vez más". Recordó la lucha contra el fascismo y el comunismo "no sólo con misiles y tanques, sino con sólidas alianzas y firmes convicciones".

Salir de Irak, buscar "un nuevo camino adelante" con el mundo musulmán y tender "la mano" a quienes se "aferran al poder mediante la corrupción y el engaño y la represión de la disidencia". Su propuesta es, por tanto, apoyarse en los aliados, enfrentar a los enemigos y tender puentes cuando sea posible.

El anunciado cierre de Guantánamo es también un ejercicio de responsabilidad: "Nuestro poder solo no puede protegernos ni nos da derecho a hacer lo que nos place". Obama dibujó, en definitiva, el compromiso de EE UU para los próximos cuatro años: "Tenemos deberes para con nosotros, nuestra nación y el mundo".

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/444614/0/obama/investidura/presidente/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios