Detenido por "vaciar" tragaperras provocando cortocircuitos con ácido

Máquina tragaperras
Imagen de una máquina tragaperras. (ACN) (ACN/MOSSOS D'ESQUADRA)

Los Mossos d'Esquadra han detenido a un hombre acusado de "vaciar" tragaperras de varios salones recreativos de la comarca del Maresme, a los que acudía con un paquete de tabaco que tenía un orificio del que vertía ácido corrosivo sobre la máquina de juego. Con él provocaba un cortocircuito y lograba ganar grandes cantidades de dinero.

El detenido tenía, al parecer, dos compinches más

El detenido, Chong L., un ciudadano chino de 30 años y vecino de Barcelona (que ya ha quedado en libertad con cargos por orden judicial), actuaba supuestamente con dos cómplices que los Mossos esperan poder detener en las próximas horas, ha informado hoy la Policía catalana.

Los tres supuestos estafadores acudían a salones recreativos de Calella y Pineda de Mar, en Barcelona, y escogían una máquina tragaperras del tipo ruleta, en la que pueden apostar varios jugadores simultáneamente.

Tras iniciar la partida, colocaba un paquete de tabaco con el ácido corrosivo sobre la ranura por la que se introducían las monedas. Mientras Chong L. vertía la sustancia a la máquina, uno de sus cómplices supuestamente se ponía detrás suyo para evitar que se descubriera su manipulación, mientras que un tercer ayudante vigilaba el entorno y distraía al personal del establecimiento.

Daba más monedas

El ácido provocaba un cortocircuito en la placa de control del monedero de la máquina tragaperras, de forma que no leía la cantidad real de monedas que le introducía sino una muy superior.

Los estafadores reclamaban premios de más dinero del que la máquina tenía que dar

Después de dejar que el ácido hiciera su trabajo, era el segundo jugador quien se sentaba frente a la máquina, pulsaba la tecla para cancelar la jugada y la máquina le retornaba una cifra de monedas muy superior a la que habían apostado.

Algunos trabajadores empezaron a sospechar de esta manipulación cuando los supuestos estafadores reclamaban como premio una cantidad mucho más alta que la que el juego estaba programado para otorgar.

En uno de los casos, el pasado 10 de septiembre en Calella, los supuestos estafadores trataron de cobrar 824 euros, cuando el premio máximo era de 600, lo que ya despertó todas las alarmas de los responsables del local, que se negaron a pagarles el dinero y dieron la alerta a todos los establecimientos de la cadena.

Les identificaron por las cámaras de seguridad

Pese a ello, dos horas más tarde entraron en otro local de Calella, propiedad de la misma compañía, donde lograron llevarse un botín de 90 euros. Aquel mismo día entraron en otro salón recreativo de Malgrat de Mar, en el que lograron "vaciar" 983 euros de una de las ruletas.

Gracias a las cámaras de seguridad de algunos de estos establecimientos, se pudo identificar a Chong L., que fue detenido el 1 de octubre en un salón recreativo de la calle Rocafort de Barcelona. Cuando se registró su vehículo se encontró un paquete de tabaco perforado con un pequeño botellín dentro y dos botellas más, una de ellas con ácido corrosivo.

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/419553/0/tragaperras/vaciar/dinero/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios