Versión impresa

Muere «la prueba de que Dios existe»

Ocaso para el sol de Mayo. Adiós a los ojos verdes y al rubio ceniza de una de las últimas divas de aquella gran fábrica de estrellas que fue Hollywood. La actriz Virginia Clara Jones, conocida como Virginia Mayo, falleció en la madrugada del martes a los 84 años, víctima de una neumonía que desembocó en paro cardiaco en su casa de Los Ángeles.

Su belleza y encanto fueron tan notorios que hasta el mismo sultán de Marruecos afirmó en una carta que era la prueba viviente «de la existencia de Dios». Conquistó corazones en el celuloide durante los años cuarenta y cincuenta, aunque entregó el suyo al actor Michael O’Shea, con quien se casó en 1947, para enviudar en 1973.

Brillante filmografía

Virginia Mayo pasará a la posteridad relacionada con el género de comedia, gracias a papeles en El halcón y la flecha, La princesa y el pirata o La vida secreta de Walter Mitty. Pero también aportó su talante dramático en filmes como Los mejores años de nuestra vida o Al rojo vivo.
En todas ellas, estuvo acompañada de los galanes que marcaban el pulso a los estudios: Bob Hope, James Cagney, Danny Kaye, Burt Lancaster, Ronald Reagan... Una carrera fulgurante para aquella joven actriz, iniciada en los espectáculos de variedades, que tuvo su primera gran oportunidad en un pequeño papel en la película Jack London (1943).
El cambio en la política empresarial de Hollywood hizo que se alejase de las pantallas en los años sesenta, apareciendo esporádicamente en series como Santa Bárbara o Se ha escrito un crimen.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/396/0/virginiamayo/musa/cine/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios