Nacha Pop: "El escenario da salud, da vida, da sonrisas"

Nacha Pop: "El escenario da salud, da vida, da sonrisas"

Nacha Pop
Antonio Vega y Nacho García Vega tras la entrevista con '20 minutos'. (JORGE PARIS)
Ampliar
  • "Hay un factor muy humano en Nacha Pop que tiene que ver con las canciones y los sentimientos"
  • Antonio asegura que "los altibajos que haya podido tener" nunca han alterado el ritmo de su trabajo.
  • "Todos nuestros conciertos empiezan con una especie de ritual, una cuenta atrás de 32 compases".

Dispuestos a todo, hasta a asomarse por la ventana y poner posturitas para las fotos. Antonio Vega y Nacho García Vega, Nacha Pop, derrochan optimismo, y es que presentan el doble CD y DVD de la gira que el año pasado les volvió a juntar sobre los escenarios: Tour 80-08. Reiniciando.

Un guiño a su adiós de hace 20 años, pero también una mirada hacia adelante. El cariño de la gente, tanto tiempo después, les ha dejado atónitos. Y ellos viven un estado de gracia en el que las bromas, constantes, forman parte de la conversación. Amor de primos.

Han pasado seis meses desde su fin de gira en Madrid, ¿cómo lo recuerdan ahora?

Nacho:
Grandioso. En muchos sentidos, intenso, mágico, y sobre todo con un protagonista muy claro que es el público de Nacha Pop, que en Madrid se presenta con su expresión más fuerte.

Ya desde el primer concierto nos sorprendió la entrega de la gente¿Se imaginaron alguna vez la gran acogida que tuvieron?

Antonio: Ya desde el primer concierto nos sorprendió la entrega de la gente, las ganas que tenía de ver a Nacha Pop en directo. Y nosotros recogimos ese sentimiento y procuramos devolverlo amplificado al público. A lo largo de la gira se fue creando una bola, que se hacía cada vez más grande y que acabó en Madrid siendo algo gigantesco. Ha superado todas nuestras expectativas.

Es que su público es el de toda la vida.

N:
Hay un factor muy humano en Nacha Pop, que tiene que ver con las canciones y los sentimientos. Ahí está la clave de lo que el público que nos sigue ve en nosotros, es que les toca directamente en sus vidas. Y a veces se las cambia. Hemos oído a lo largo de toda la gira, y sobre todo respecto al concierto de Madrid, cosas como ‘en ese concierto me encontré con mi ex y hemos vuelto...'.

Mucha emoción.

N: Sí, mucha emoción, mucho sentimiento, mucho darle sentido a la vida. Y aunque suene pretencioso, hay algo de eso que hemos dado a la gente y el feed back que nos llega es indescriptible.

Y hace 20 años, ni se les pasaba por la cabeza todo esto.

A:
Teníamos pensado que en algún momento volveríamos, algún día tendría que ocurrir. Pero nunca supimos cuándo ni por qué. Tendrían que darse unas circunstancias especiales para que se produjera esa química.

¿Les pesa que la gente les tenga en un pedestal tan alto?

N:
Eso es bueno y es un orgullo, porque le da sentido a todo lo que has hecho en tu vida. Es la demostración de que no lo has hecho mal, y de que le ha llegado a la gente. Por otro lado, es una responsabilidad gigante, porque dejamos tan buen sabor de boca en el 88 que era facilísimo que lo empeoráramos. Y eso no ha sucedido.

Nuestra separación y nuestro reencuentro han sido una cuestión de romanticismoAdemás, siempre han ido a su aire.

N: Nosotros nos separamos antes de que se separara ningún grupo de los 80 y lo hicimos en el momento en el que más éxito estábamos teniendo. Y nos hemos juntado después de que lo hayan hecho numerosos grupos de los 80. Ni una cosa ni la otra tienen que ver con las tendencias ni con la demanda. Es una cuestión de romanticismo, de identidad.

Porque algunos que también han vuelto podrían haberse quedado en casa.

N:
Lo importante es que merezca la pena para ti mismo. Que hagas balance y te des cuenta de que te has desarrollado, divertido, y de que has estado en tu sitio.

A veces se critica que sólo se habla de ciertos grupos de La Movida.


N: Hay como diferentes banderas, pero nosotros nunca hemos estado pendientes de eso. Sabemos que pertenecemos a esa generación pero nunca hemos pretendido colectivizar nada ni aislarnos. No renegamos de ello, pero tampoco nos basamos en eso. Ni Antonio ni yo pensamos que lo mejor es lo que se vivió.

Miran hacia delante.

N: Si no estuviera convencido de que lo mejor de nosotros está por venir, sería una falta de incentivo demasiado grande. Esto no es la segunda parte de Nacha Pop, o es la primera, o a lo mejor la sexta o la séptima.

¿Cómo ven el panorama musical actual?

N:
Echamos de menos ese riesgo, ese ser más original, ese buscarle las cosquillas a las canciones, salirte de lo esperado. Está todo muy profesionalizado, muy controlado, los target están demasiado definidos. Y la gente se ha desilusionado con lo de ser creativo y lo de hacer cosas nuevas.

¿Cómo es esa complicidad que tienen los dos sobre el escenario?

N:
Somos dos personalidades muy diferentes, pero en ese cruce donde los dos somos diferentes es donde existe Nacha Pop. Donde los dos somos capaces de potenciar lo nuestro y nos sentimos realizados. No es fácil que en un equipo de personas estén todos cien por cien realizados individualmente y a la vez sean un equipo.

¿Es Antonio uno de los mejores compositores de hoy?

A: Me considero un compositor, sencillamente, y lo hago lo mejor que sé. El hecho de llegar a la gente es una cuestión de dar también con las personas apropiadas. A mí también me gusta ser crítico conmigo mismo y ponérmelo difícil.

Está muy bajo el nivel de exigencia del público a la hora de pedir calidad¿Se ha perdido el mimo a las canciones?

A: Se ha infravalorado muchas veces el trabajo del compositor y se ha dejado un poco de lado el hecho de ser artesano de una historia. Y eso a base de una cultura musical deficiente, descuidada, y que no exige a la gente poner atención. Está muy bajo el nivel de exigencia por parte del público a la hora de pedir cosas con calidad.

¿A qué personas tienen respeto, en la música y fuera de ella?


N: A mis padres, valoro mucho lo que han hecho con sus vidas. Y a muchos músicos y pintores. Pero hay un personaje que es Steve Jobs, el creador de Apple, que ha desarrollado un imperio, entre comillas, que está a favor de las personas. Suele hablar del corazón, la creatividad, del espíritu de riesgo. Y toda la gente que trabaja desinteresadamente por lo que lo necesitan.

A: A mi familia también, Soy beneficiario de una educación excepcional y admiro a muchos profesionales como guitarristas de los que he aprendido y que considero mis maestros como Jeff Beck o Larry Carlton. Y a todos aquellos que han entregado su vida a la música.

¿Están preparando nuevo material juntos?

A: De momento no nos vamos a plantear ninguna cosa más. No queremos pillarnos los dedos con algo que suponga vincularnos demasiado pronto con un trabajo. Pero sí es cierto que el presente ya nos está sugiriendo algo...

Pero sí avanzarán en solitario.

A: Nacho tenía su disco más o menos terminado y yo andaba preparando ideas nuevas, pero ha quedado aparcado.

N: Creemos mucho en la posibilidad de hacer un disco nuevo de estudio, que es lo que demostraría de verdad la continuidad de Nacha Pop, pero hicimos primero la gira porque necesitábamos saber qué significábamos para la gente. Y también la capacidad que teníamos de trabajar juntos. Y eso ha salido tan cojonudamente que sí nos lo plantearemos. Sí, tenemos futuro juntos.

¿Han afectado los altibajos de salud de Antonio a la gira? ¿O eso se quedó atrás?

N: Hasta eso hemos demostrado...

A: Tú sabes que también muchas veces el no saber acerca de algo a veces te lleva a rumorear. Y los altibajos que yo he podido tener a lo largo de mi vida nunca han sido como para alterar el ritmo del trabajo.

N: Yo, personalmente, no me hubiera embarcado en una aventura tan importante si hubiera tenido el menor miedo. Jamás he visto peligrar esto. Además, puedes tener muchos problemas legales, y no podemos permitirnos eso.

¿Le sirve (a Antonio) como terapia el escenario?

A: El escenario da salud, da vida y da sonrisa.

N: No hemos hecho un concierto igual en toda la gira, cada uno es una postal de nosotros y de cada ciudad. Y eso lo hace más entretenido, más llevadero.

Soy una persona introvertida, paso más tiempo dentro de mí mismo que fueraLa tristeza y la emoción, ¿ayudan a componer?

A: Estar en una situación sensibilizada siempre te lleva a exteriorizar más cosas. Nacho es una persona más extrovertida, y para él el ejercicio de escribir es más de desconectar y de ir más hacia sí mismo. Yo soy una persona más introvertida, paso más tiempo dentro de mí mismo que fuera (Nacho: ¡Y que dentro de tu casa!). Para mí, la cuestión es mirar alrededor y captar todo lo posible para poder contar cosas.

Así equilibra la balanza.


N: Sí, son dos formas de entender la vida y de llevarla a cabo. Nos complementamos. Él sabe cómo tocarme la fibra para que yo reaccione y viceversa. Eso es hacer equipo, aunque, por ejemplo, durante la gira, no hemos sido capaces de componer.

Les debe resultar difícil, no obstante, lo de componer juntos.

N: Es complicado, sí.

A: No es fácil. Hay que saber los detalles de la otra persona, conocerla, por dónde pueden ir los tiros. Y hay que tener una gran confianza y muchas cosas en común.

¿Con qué momento especial de la gira se quedan?

A:
El momento de empezar un concierto siempre es especial. Es vibrante cuando estás a 20 segundos de comenzar y suena la primera nota, es emocionante.

N: Además todos nuestros conciertos empiezan con una especie de ritual, una cuenta atrás. Nos aislamos por completo y contamos 32 compases, como si estuviéramos en la cabina de un cohete. Es apasionante.

Nuestra vuelta de tuerca es seguir conectando de forma auténtica con el público¿Cuál es la vuelta de tuerca que ofrece ahora Nacha Pop?

N: Es una vuelta de tuerca por principio. Es sorprendernos a nosotros mismos, dejarnos flipados. Seguir conectando de forma auténtica con el público, pero antes poder darnos cuenta de lo que hacemos, de cómo molamos.

¿Por qué sólo han dado un concierto en Latinoamérica durante su carrera (México, 1987)?

A:
No se han dado las condiciones para volver. Somos un grupo muy solicitado allí pero no se ha podido volver.

¿La filosofía de Nacha Pop hoy es vivir el presente?

N: Absolutamente. Hay muy poco de nostalgia, aunque sí de saber de dónde venimos.

¿Cómo se siente uno cuando le hacen un homenaje? ¿Mayor?

A: Depende de que sea oportuno o no. Aunque siempre es algo que se agradece, es un reconocimiento al trabajo que haces. Pero tiene que tener un sentido y que tener sus matices. Porque puede parecer que te estén dando un adiós... y en ese sentido no mola nada. Los homenajes póstumos son para los fiambres, no para los vivos.

N: Yo creo que no hay mejor homenaje que el que te das a ti mismo. Y nos los hemos dado en esta gira. Cuando tocamos en Guadalajara alquilamos un hotel en un paraje precioso, en el monte, e invitamos a todas las familias, equipo técnico, etc. Eso es un homenaje.

BIO. Nacha Pop comenzó a funcionar en 1978. Antonio Vega (50) y Nacho Vega (46) son primos carnales, y vienen de familia numerosa. A Antonio le gusta "trabajar la madera" y todo lo relacionado con la Astronomía y la Astrofísica, y odia, y lo dice tajante, los toros. El gran vicio de Nacho son las personas, el contacto humano. Le encanta la cultura y no soporta el machismo, la globalización y "la vulgarización de las cosas", léase los reality shows.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/364700/0/entrevista/nacha/vega/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios