Josep Antoni Duran i Lleida: "Un ministro de CiU sería bueno para Cataluña y España"

Josep Antoni Duran i Lleida: "Un ministro de CiU sería bueno para Cataluña y España"

Duran i Lleida
El líder de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida.
Ampliar

Josep Antoni Duran Lleida es como un jugador de fútbol que afronta una final después de haber sufrido una lesión. Operado hace pocos días de un tumor en el pulmón, el candidato de CiU encara con "optimismo" los últimos días de campaña. "Me siento fuerte. Espero poderla acabar bien. Tengo la sensación que esta semana nos será favorable".

Artur Mas y Jordi Pujol le han echado un cable cuando estaba convaleciente.

Como es lógico, han sustituido mi ausencia mediática. Tenemos un gran equipo y aunque le pase algo a alguno de nosotros, se le puede sustituir.

Esta campaña ha esgrimido el lema Respetarán a Cataluña. ¿Quién?

Los ciudadanos españoles recordarán que Cataluña era una referencia positiva. Todos en España hablaban de ella con envidia, pero en positivo. Hoy no es así y cualquiera lo sabe. Porque los últimos cuatro años Cataluña ha estado en el centro del debate político español en negativo. Esto es responsabilidad del PP, que ha utilizado el Estatut para erosionar al PSOE. También es responsabilidad del Gobierno socialista porque no se respeta a Cataluña cuando se prometen cosas que no se cumplen, empezando por el Estatut y su despliegue. Zapatero no ha cumplido. Es también responsabilidad de los que gobiernan Cataluña, que no se saben respetar y así es muy difícil que te respeten. Estos cuatro años, en los que ha pasado todo lo que ha pasado contra Cataluña, CiU no era decisiva; ERC, ICV y el PSC sí que lo eran.

Le apoya el Grupo Cívico Sentido Común por Cataluña. ¿Hace falta sentido común?

Sí, cada vez más. La campaña electoral y todos estos cuatro años de confrontación política y del que todo lo que venga del adversario es malo, además de la incapacidad de dialogar y pactar pone de relieve que el sentido común es una divisa política imprescindible.

Pero, ¿el lema de sentido común ya lo utilizó el PP?

Sí, pero los primeros en utilizarlo fuimos nosotros y después lo copió el PP en las últimas autonómicas catalanas.

En cualquier caso, coinciden con el PP en pedir sentido común.

I supongo que también lo pide el PSOE. Ha habido una coincidencia con el PP en los eslóganes electorales. Pero es con un PP que ya no existe hoy. Era Josep Piqué quien pedía sentido común y hoy ya no está.

¿Cómo es el PP de ahora?

Demuestra tener mucho menos sentido común, porque continúa hurgando en temas de la lengua, continua explicando mentiras sobre Cataluña. Demuestra no tener sentido común.

El PP de hoy y CiU pueden llegar a entenderse?

Nosotros no nos planteamos esta campaña en términos de entenderse con unos u otros. No nos entendremos con quien pierda las elecciones por coherencia. Si en Cataluña consideramos que no es positivo que, habiendo ganado las elecciones CiU, todos gobiernen contra nosotros, no pensamos hacer esto a nivel español. Por otra parte, no pactar con quien pierda las elecciones no significa necesariamente que lo hagamos con quien las gane. Por lo tanto, ya lo veremos. Todo parece indicar que el ganador será el PSOE. Debemos procurar que no gane por mayoría absoluta. Si ellos ganan y quieren pactar con nosotros, entonces, ya nos vendrán a buscar. Quizás prefieren pactar otra vez con Izquierda Unida.

Pero Duran i Lleida prefiere a Zapatero o a Rajoy?

Duran i Lleida no tiene otra preferencia que Cataluña. Es obvio que hoy no se puede pactar con un PP que no quiere retirar el recurso de inconstitucionalidad sobre el Estatut, un PP que continúa denunciando ante España situaciones inexistentes respecto a la lengua. No te puedes entender con este PP. Pero nuestra prioridad es nuestro programa y Cataluña.

¿Qué puede ofrecer CiU a España si llegan a ser decisivos en los pactos?

Estabilidad. Sin estabilidad no hay capacidad de gobernar ni de tomar decisiones. Ahora estamos en una desaceleración económica, por ejemplo, y esto exige tomar medidas. Nosotros somos una garantía en las crisis económicas. Fuimos decisivos en 1993 para superar la crisis que había en España. Y también lo fuimos para España se pudiera incorporar a la unión económica y monetaria, con gobiernos diferentes, del PSOE y del PP. Quien inspiró las medidas que hacían falta fue CiU. Ofrecemos respeto para Cataluña. Y no nos engañemos, esta desafección que existe dentro y fuera de Cataluña no es buena ni para unos ni para los otros.

¿Una forma de hacerse respetar es tener un ministro de CiU en el Gobierno español?

No necesariamente. Es una forma de influir y de decidir en la política española. Ojalá se dieran las circunstancias, porque sería bueno para Cataluña y para España.

Y para ello estarían dispuestos a dar su apoyo a José Bono como presidente del Congreso?

Ya lo he dicho por activa y por pasiva. A Bono, de momento, el único que le ha dado apoyo ha sido ERC para hacerlo ministro de Defensa. I quien habla ahora de Bono es precisamente ERC. Yo, lo que digo es que la presidencia del Congreso no estará en manos de los nacionalistas ni dependerá de nosotros. Para escoger al presidente se hace un pacto político entre todas las fuerzas políticas. Ahora bien, a Bono, de momento, no me lo ha propuesto nadie como candidato y no estamos aún en la fase post-electoral.

¿No le ha gustado el cara a cara televisivo entre Zapatero y Rajoy?

Yo no lo he visto.

¿No?

Vi un cuarto de hora del primero y del segundo, nada. Opiné antes del debate y no me he equivocado. No hay nada de nuevo. Ha supuesto continuar con la confrontación, con unos monólogos continuados. Se lo podrían haber ahorrado.

¿No lo ha visto porque no ha podido o porque no ha querido?

Un poco de cada cosa. Llego tarde de los mítines, no me gusta cenar con la televisión encendida y porque no tengo ningún interés en este debate.

¿El cara a cara refleja un objetivo de hacer prevalecer el bipartidismo en España?

Sí, y compartido por el PP y el PSOE. Es una adulteración de las normas democráticas. Todos los candidatos debemos tener los mismos derechos y no los hemos tenido en esta campaña. Yo no me puedo quejar si una televisión privada emite un cara a cara. En cambio, sí si lo hace una televisión pública. Ha sido una prima a favor del PP y del PSOE en contra de los otros partidos. Aquí no estamos en un sistema presidencialista. Esto no es Francia, donde hay un debate en la segunda vuelta con los dos candidatos. No estamos en Estados Unidos. Hay una limitación de nuestros derechos y una transformación de un sistema parlamentario en un sistema presidencialista.

¿Qué le parece la elección de Rouco Varela como presidente de la Conferencia Episcopal Española?

Es una decisión de la Iglesia y, como político, la respeto, como respeto una decisión de la CEOE, de un sindicato o del Futbol Club Barcelona o del Madrid. Felicito a quien ha sido elegido y punto final. Ahora bién, como creyente, este no es mi obispo de referencia. Mi referencia es la Iglesia catalana i siempre teniendo en cuenta que la jerarquía es una cosa y que la base de la Iglesia es otra. Y yo no siempre estoy de acuerdo con la jerarquía y, dentro de la jerarquía, me identifico más con unas personas que con otras.

Le ha sorprendido la irrupción de la Iglesia en la política española?

No, la Iglesia tiene derecho a opinar, a hacer un comunicado sobre lo que crea conveniente, como hace la Conferencia Islámica. Pero sobre este comunicado, se ha columpiado el PSOE. La Iglesia se equivocó, se nota la opinión de algunos obispos, entre ellos Rouco Varela, y, para mi, fue un error, porque tiene derecho a opinar, pero, como todos, debe ir con cuidado con lo que dice. Debe ser consciente que ha parecido que diera su apoyo al PP porque entró en un terreno del terrorismo que ahora es más próximo a este partido. A partir de aquí, al PSOE le ha interesado muchísimo jugar con la Iglesia y presentarse com enfant terrible. Y Zapatero hizo unas declaraciones que decía que, si gana las elecciones, pondrá los puntos sobre las íes a los obispos. Como presidente del Gobierno es impresentable que lo diga, pero le permite al PSOE mantenerse vivo ante un sector de izquierdas, ya que IU les hacía cierta presión. Creo que la Iglesia le hizo un regalo al PSOE.

Hay encuestas que dicen que perderán hasta dos diputados.

Pero también hay otras, hechas en Cataluña, que dicen que ganaremos hasta tres. Estoy seguro que incrementaremos los resultados.

¿Y quién bajará?

Seguramente, ERC.

CASI PERSONAL

¿Qué libro está leyendo?

Tokio Blues, de Haruki Murakami.

¿Qué se pierde de la televisión?

Casi todo.

¿Pasa tiempo con su familia?

Menos del que debería y me gustaría pasar.

¿Qué música escucha?

Toda. No me gusta el heavy metal, pero, del resto, todo.

¿Hace tiempo que no va al cine?

Sí, desde antes de la operación. Hace mes y medio que no voy.

¿Cuánto tiempo duerme?

Cinco o seis horas.

¿Conduce habitualmente?

Los fines de semana, sí. Entre semana, cuando voy con escolta, no.

¿Cocina?

No mucho. Más bien soy el que hace la compra.

¿Idiomas?

Catalán, castellano, inglés, francés, italiano.

¿Va a misa?

Sí, casi cada domingo.

¿Tiene hipotecas?

Sí, dos.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/357782/0/duran/ciu/entrevista/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios