"Creo que Zapatero es poco fiable"

pixel blanco
|
Ampliar

20minutos.es publica hoy el texto íntegro de la entrevista realizada a Mariano Rajoy el pasado viernes, y 20 minutos, un amplio resumen en sus 15 ediciones impresas. Durante hora y media de conversación, el candidato del PP a la Presidencia del Gobierno respondió a las preguntas del director del diario, Arsenio Escolar; el subdirector de Actualidad, Francisco Frechoso, y el corresponsal político, Juan Carlos Escudier, sobre la marcha de la economía, sus propuestas para reactivarla, el "contrato de integración" que quiere hacer firmar a los inmigrantes, las leyes más polémicas de la legislatura, las expectativas electorales de su partido o las ambiciosas reformas constitucionales que pretende abordar si gana las elecciones.

Vamos a empezar, si le parece, por los temas económicos. Hace justamente una semana le preguntábamos al presidente del Gobierno cómo veía la botella de la economía, si medio vacía o medio llena. También le pedimos que la calificara de 1 a 10. Nos dijo que hace un año estaba en un 9 y ahora está en el 6,5 ó el 7. Según usted ¿dónde está?

Comprendo que es muy periodístico, pero no me gustaría poner notas. Yo creo que en este momento hay un problema muy importante de precios, hay un problema más preocupante: mucha gente comienza a perder el empleo, y lo que hay sobre todo es una situación de incertidumbre que requiere tomar medidas. Si yo tuviera que definir cómo está la economía española, diría: Situación de incertidumbre que requiere medidas.

Pero de crisis generalizada o de incertidumbre.

No, no, hombre, yo crisis generalizada no digo, pero hay algunos datos macroeconómicos que son malos: la competitividad de nuestras empresas, que eso se traduce al final en bienestar y riqueza, un endeudamiento muy grande de las familias y de las empresas, un déficit exterior del 10% , algo que me preocupa mucho, y luego hay un problema de precios, porque, claro, la inflación es del 4,4%, la más grande de Europa, pero los alimentos han subido el 8%. Para mí eso es enormemente preocupante y sobre todo los datos últimos de paro me preocupan. Cualquier persona que se ocupa de los asuntos económicos es plenamente consciente de que el vivir de la inercia, el no haberle dado cuerda al reloj, produce estas consecuencias, y ahora son urgentes las reformas.

Usted ha dicho mucho en la legislatura que los socialistas recibieron una herencia espléndida.

Sí, vamos a ver, recibieron una gran herencia. Cuando llegaron al Gobierno se estaban creando 2.500 puestos de trabajo al día, teníamos una inflación del 2%, como la media europea, las cuentas estaban saneadas y España tenía un gran prestigio económico. El problema importante de esta legislatura es que no se ha hecho ninguna reforma económica. Es como si tú desciendes por una pendiente con un coche en punto muerto; bueno, mientras haya pendiente el coche va bajando en punto muerto, pero llega un momento en que se para y al coche hay que cambiarle las bujías.

Los datos no dicen exactamente eso. Ustedes dejaron el último año un déficit público del 0,1% y ahora hay un superávit del 2,2%.

En España hay muchos puestos de trabajo que están pagados pésimamente

Sí, claro, dejamos un déficit público del 0,1% o el 0%, es igual, pero es que lo cogimos con un 7% de déficit público. Nosotros dejamos eso con unas bajadas muy importantes de impuestos, sobre todo en renta y sociedades, y este superávit que efectivamente hay ahora se ha hecho a costa de subir 2 puntos la presión fiscal de los españoles, no porque se haya controlado el gasto público. Una de mis propuestas es que el gasto público crezca siempre por debajo de crecimiento nominal de la economía.

Pero probablemente ese superávit que heredará ahora el Gobierno que venga, sea el suyo o el del señor Zapatero, será el que les va a permitir hacer las reformas fiscales que anuncian.

No, no. Yo creo que el superávit es un buen dato. Creo que podía haber sido mayor si se hubiera reducido el gasto público. Pero nosotros hicimos reformas fiscales con un déficit del 7%. Las reformas fiscales, al final, lo que van a producir es una reactivación de la economía. Yo recuerdo que cuando nosotros hicimos en el año 98 la bajada más importante del IRPF, en el año 99 bajó un poco la recaudación, pero en el año 2000 subió el 13% y siguió subiendo en el 2001. Yo a lo que le doy más importancia es al impuesto de sociedades. Es decir, nuestras empresas, sobre todo las pymes (pequeñas y medianas empresas), que crean el 80% de los puestos de trabajo en España -su periódico, por ejemplo, es una pyme-, compiten con empresas de otros países que tienen un impuesto de sociedades muy bajo, por ejemplo Irlanda, que ha crecido mucho, tiene el 12%, pero todos los países de la UE, por ejemplo Eslovaquia, Polonia, etcétera, que son ahora competidores nuestros, tienen una media del 17%. Yo lo que propongo es bajar a las pymes al 20% y bajar a las grandes empresas al 25%, aunque no descarto bajárselo también al 20%, pero exigiéndoles que también creen empleo femenino, porque el gran objetivo de esta legislatura tiene que ser que trabajen en España el mismo número de mujeres que de hombres. En España trabajan hoy 12 millones de hombres y 8 millones de mujeres. Tenemos que hacer un esfuerzo, como han hecho otros países, como lo han hecho muy bien en Holanda o Dinamarca, para que trabajen el mismo número de mujeres que de hombres, porque cuanta más gente trabaje, mayor crecimiento económico, más ingresos y más gasto social.

Para las mujeres han hecho ustedes la propuesta de rebajarlas 1.000 euros en el IRPF.

Sí. Eso es una reducción en el impuesto de la renta a las personas físicas.

¿Sólo aquellas que declaren?

Sí sólo a aquellas que declaren, claro. A las que no declaren lógicamente no se lo vamos a dar.

A una ama de casa, por ejemplo, no.

Nuestro gran objetivo es que trabajen el mismo número de mujeres que de hombres

A una ama de casa no vamos a darle mil euros, no. Lo que vamos a intentar es que, si quiere, pueda trabajar. Ese es el gran objetivo, que trabajen tantas mujeres como hombres. Por eso vamos a hacer un esfuerzo en los temas de conciliación de la vida laboral y familiar. Vamos a intentar promover una forma de trabajo flexible para, en lugar de estar 8 horas de presencia en un sitio, trabajar por objetivos. Vamos a hacer un esfuerzo en formación. Yo todo eso lo pretendo hacer en un gran pacto con las organizaciones sindicales y empresariales a cambio de pegarle una reducción muy fuerte al impuesto de sociedades, porque eso les va a permitir crear guarderías, porque eso les va a ahorrar mucho dinero y trabajar en estos temas que le he dicho.

¿Eso no es parecido a los 400 euros de Zapatero?

No, no, esto no tiene absolutamente nada que ver. Los 400 euros de Zapatero es la decisión más injusta, desde el punto de vista social, que yo he visto en el tiempo que llevo en mi vida política, porque el señor que gana un millón de euros al año va a recibir 400 euros y el señor que no gana nada no va a recibir nada. Me parece una regresión.

En la propuesta fiscal que hace el PP, parece que ha quedado aclarado que los que van a quedar exentos son los que ganen menos de 16.000 euros, pero no los primeros 16.000 euros de todo el mundo ¿no?

No. Luego hay una reforma fiscal general que divide el impuesto en tres tipos: 40%, es decir, se baja el máximo; 30 %, se baja el medio, y 20 %, se baja el mínimo.

¿Y la persona que gane 16.005 euros?

Pues esa persona yo creo que va a pagar poquísimo. También depende de cuáles sean sus condiciones familiares, si tiene hijos, si no los tiene, si es mujer, si no lo es, si está trabajando. Eso es muy difícil saberlo en abstracto, pero lo que sí va a haber es una rebaja fiscal que afecte a todos; es decir, el que gane 16.005 euros pagará menos que ahora, seguro.

Ustedes han dicho que la reducción media por contribuyente será de unos 8.000 euros. Estamos hablando de un coste de la reforma, más o menos, de unos 13.000 millones de euros. ¿Eso es así?

Bueno, la media por contribuyente, depende de quien sea el contribuyente, es decir, esos datos no son así. Decir lo que cuesta una reforma de esas características tiene poco sentido porque la economía va cambiando de una forma dinámica. El cálculo no se puede hacer así. Si lo hiciéramos así sería imposible hacer ninguna rebaja fiscal en ningún país del mundo.

Decía antes que el tema de la subida de precios era uno de los más preocupantes ¿Qué se hace en concreto para que el pan no siga subiendo?

Tanto Zapatero como yo hemos dicho que quien gane las elecciones formará Gobierno

Mire, en el tema de los precios hay que hacer reformas económicas que controlen la inflación. Aquí no se ha hecho ninguna reforma y deberían haberse hecho reformas en la competencia. Yo recuerdo las reformas en la competencia que hicimos nosotros en materia de telefonía o en materia de transporte aéreo, que supone que hoy pueda volar muchísima más gente en compañías de bajo coste, porque se abrió la competencia. Lo mismo ocurrió en el tema que le he dicho de la telefonía. Creo que hay muchos sectores donde todavía se puede trabajar: en el sector de la distribución comercial creo que hay que ayudar a las asociaciones de productores, creo que en el tema del cereal debería darse una batalla en la UE, porque no deja de tener su gracia que no podamos producir leche ni podamos plantar cereales mientras está subiendo el precio de la leche y de los cereales. Son un conjunto de medidas económicas que no se pueden ver de una manera aislada, por eso le decía yo: se trata de hacer reformas, no se trata de no hacer absolutamente nada, porque si no haces nada al final quedas en la nada.

Como usted mismo apunta, son reformas que trascienden el ámbito de decisión de España.

Son decisiones europeas en las que puedes influir. Las batallas se dan aquí y las batallas se dan fuera. La política exterior es capital, y yo creo que la política exterior debe convertirse, sobre todo, en política económica.

Pero no hay varitas mágicas para bajar determinados precios.

No, varitas mágicas en esta vida no hay para nada. En esta vida lo que hay es trabajo e ideas claras.

¿Cree que con trabajo e ideas claras se paran inmediatamente los precios del pan, de los cereales, de la gasolina?

Ya veremos lo que ocurre, pero no sería la primera vez que hay un Gobierno en minoría

Sí, sí, yo creo que la inflación sí se puede parar, claro. En España, cuando se hicieron los pactos de la Moncloa, había una inflación del 25%. Hay países, como Argentina, que llegaron a tener una inflación del 80% y la bajaron al 8%. Claro que se pueden hacer cosas. A mí me sorprende ver al señor Solbes diciendo: "No, es que yo no puedo hacer nada". Pues oiga, deje a otros que creemos que sí se puede hacer algo. Es que si no, qué sentido tiene la existencia de los Gobiernos. Claro que se pueden hacer cosas. Nosotros bajamos la inflación, y mucho.

Pero es verdad que en Europa la inflación está en récords desde hace 10 años.

Sí, pero el problema es que la inflación en España es muchísimo mayor que la europea y eso, aparte de afectar a la vida diaria de la gente, a los precios, a la cesta de la compra, afecta a la competitividad de nuestras empresas, igual que le afecta un impuesto de sociedades alto.

¿Le han subido a usted el salario con el IPC desde el 1 de enero?

Sí, un 2%.

¿Cuánto gana ya?

Pues unos 8.000 euros mensuales o por ahí.

Usted ha dicho que los españoles tenemos unos sueldos muy bajos. No sé cómo habrán sentado esas declaraciones en la patronal. Quizás les ha sorprendido que el líder del PP diga eso.

A estas alturas de mi vida yo digo lo que pienso. Hay un dato que sí le quiero dar. Si usted se coge las cifras de Eurostat, que es un organismo de la comisión europea que preside el señor Almunia, España es el país de la UE donde ha bajado más el nivel adquisitivo de los sueldos en estos cuatro años. Y ése es un dato muy importante, porque, claro, no ha habido rebajas fuertes de impuestos, ha habido una subida de precios muy importante y hay muchos puestos de trabajo pésimamente pagados.

Pero eso es un efecto del mercado, porque los salarios o las retribuciones que tienen que ver más con el Gobierno, como pueden ser el salario mínimo o las pensiones, sí han subido más.

Bueno, yo creo que las pensiones deberían haber subido mucho más.

¿Más de lo que ha dicho el señor Zapatero?

No sé lo que ha dicho el señor Zapatero. Yo subiré las pensiones mínimas a 650 euros, subiré sobre todo las pensiones de viudedad, y la base reguladora, que hoy es el 52, la pasaré al 70.

Los sueldos bajos afectan, sobre todo, a los jóvenes, a esa gran bolsa de mileuristas que hay en España, que viven con sus padres porque no pueden independizarse ¿Han pensado ustedes en ellos?

Eso del contrato entre el PP y el sector más duro de los obispos es una tontería de Zapatero

Sí. Yo por de pronto ya tomo una medida, que es que no paguen impuestos. Por una razón de justicia. El que no gane 16.000 euros al año no paga. Ahora el tope son 9.000 euros. Hay también una medida específica, bien es verdad que de medio y de largo plazo. Voy a ver si soy capaz de explicarla. En este mundo donde ya no hay fronteras, España no va a competir con petróleo, por poner un ejemplo absurdo pero muy gráfico. España tiene que competir con la mejor formación posible, por eso el tema de la educación, el tema de las nuevas tecnologías es capital. Para que haya sueldos buenos cada vez tiene que haber una mejor formación, y ese es el gran reto de futuro, y no nos engañemos, porque no vamos a competir con otra cosa. Por eso, la apuesta más importante de futuro y un aspecto fundamental de la política económica es la política educativa. Los niños deberían empezar a estudiar inglés desde los tres años, los niños deberían empezar a familiarizarse con todo lo que es la sociedad de la información, de las telecomunicaciones y del mundo digital con la mayor rapidez posible. Hay que darle importancia a las ciencias, a las matemáticas y también a la Formación Profesional. De ahí, de la formación y de la competencia es de donde vendrán unos salarios mejores.

Pero la generación que tenemos ahora, que está incorporándose al mercado de trabajo, está bastante mejor formada que la anterior y no le ha supuesto eso unos mayores ingresos.

Hay de todo. Los que están en el mileurismo y otros que no están en el mileurismo. En España es verdad que hay unos sueldos muy bajos, sobre todo en los servicios y en la construcción, pero lo que tenemos que crear son puestos de trabajo de alto valor añadido. La clave es la apuesta por las nuevas tecnologías y la sociedad de la información. Nuestra apuesta como país y la apuesta de las personas como personas tiene que ser trabajar para ser mejor.

Usted dice que la situación económica es muy mala, pero sale el señor Botín y dice que no. ¿Qué les ha hecho usted a los banqueros?

No, yo no he dicho que la situación económica sea muy mala. Yo he dicho que hay una enorme incertidumbre y que hay que tomar medidas. Es más, yo he dicho que a Solbes lo veo agotado y que el presidente del Gobierno no se ha ocupado de la economía. Se ha ocupado de las naciones, de la historia de España y tal, pero no se ha ocupado de la economía, y por tanto ésa debe ser la prioridad máxima de la próxima legislatura. Y sobre los banqueros le diré que no conozco a ninguno que diga en público que las cosas van mal. Sería un suicida si lo hiciera.

Vamos a rematar el tema económico. Póngale una nota a la botella. ¿Dónde está el nivel de la economía española?

Pues si el PP gana las elecciones, yo creo que volveremos al sobresaliente.

Pero ¿dónde está ahora?

Hay mucha incertidumbre. Es que esa pregunta no la sé responder, de verdad.

FICHAJE DE PIZARRO Y DESCARTE DE GALLARDÓN

Parece que hace cosa de un año usted estaba convenciendo al señor Rato para que volviera y fuera su mano derecha económica, en una hipótesis de futuro gobierno. Después parece que pasó al señor Costa y por último al señor Pizarro. ¿Es así?

Yo con el señor Rato tengo una amistad desde tiempo inmemorial, porque empezamos en este partido cuando no nos votaba nadie. Tengo una muy buena amistad, y él ya me dijo cuando se fue al Fondo Monetario Internacional que lo que quería era dejar la política. Luego he hablado muchas veces con él, le he preguntado...

Pero sí intento convencerle.

He hablado con él, pero, vamos, me dejó muy claro que él quería incorporarse a la vida privada.

¿Sería Pizarro su responsable de economía?

Bueno, eso me va a permitir usted que no se lo diga ahora.

Eso contribuye a la incertidumbre. Todo el mundo sabe que si el PSOE gana las elecciones Solbes volvería a ser ministro de Economía.

Pues yo no lo tengo tan claro, pero, la verdad, es un asunto que no me lo planteo. Yo me tengo que ocupar de lo mío. Yo tengo equipo económico. Tengo a Manolo Pizarro, tengo a Cristóbal Montoro, que fue un excelente ministro de Hacienda, tengo a Juan Costa, tengo a Miguel Arias, tengo a Fátima Báñez, tengo a Álvaro Nadal. Si algo tengo es equipo económico.

Eso quiere decir que no necesita al señor Pizarro como ministro de Economía.

No, eso yo no lo he dicho.

¿No tiene el señor Pizarro muchas incompatibilidades para ocupar ese ministerio?

No, no tiene ninguna. Las incompatibilidades las tiene quien esté en lo público y se va a lo privado. El que está en lo privado y se va a lo público ¿qué incompatibilidades va a tener?

Legales, quizás no, pero probablemente sí de opinión pública y de ética si tiene que opinar y decidir sobre eléctricas, sobre telefónicas, sobre banca...

En absoluto. ¿Qué tiene que ver él con las eléctricas?

¿Usted cree que un ministro de Economía recién salido de la presidencia de una empresa eléctrica puede tomar una decisión que afecte notoriamente a las eléctricas?

Las incompatibilidades que pueda tener son las incompatibilidades que establece la ley, pero es que las hemos estudiado. Yo he asistido a muchos consejos de ministros, y también lo hemos visto en esta legislatura, donde hay gente que se abstiene en determinados temas.

Entonces tendría que estar absteniéndose continuamente.

Incompatibilidades legales no hemos visto ninguna.

El señor Pizarro ha estado en los últimos años en el sector eléctrico, en el sector de telecomunicaciones, en el sector bancario; es decir, hay muchos campos de la economía donde tendría que estar absteniéndose continuamente.

A Pizarro lo conozco desde hace más de 20 años

Ha sido presidente de una caja de ahorros y ya no lo es. Ya no tiene nada que ver con la caja de ahorros. Oiga, Endesa es una sociedad que, en este momento, su dueño es el estado italiano. Por tanto, si tiene alguna incompatibilidad la tendrá, pero yo creo que Pizarro ha sido una incorporación muy brillante y sobre todo una persona con capacidad acreditada a lo largo de su vida. Ya me gustaría a mí que todos los políticos españoles hubieran demostrado en su vida profesional lo que ha demostrado el señor Pizarro y luego dieran el salto a lo más duro. El señor Pizarro podría ganar muchísimo más dinero en la vida privada que en la vida pública. Aquí, a lo que viene es a servir, y yo le digo que estoy enormemente orgulloso. Ha sido una de las grandes satisfacciones que me ha dado esta procelosa legislatura.

¿Ha tenido algo que ver el señor Aznar en ese fichaje?

No, no. Lo he visto publicado, pero, en fin, no voy a desmentir esas cosas. Tenga usted en cuenta que yo a Pizarro lo conozco desde hace más de 20 años. Desde hace muchos años, Pizarro, otra persona que no voy a nombrar porque no viene al caso, y yo quedamos a comer. Tengo una buena amistad personal y política con él desde hace mucho tiempo.

¿Tiene la culpa Pizarro de que Gallardón no vaya en las listas?

No. Yo he decidido que no vayan ni Gallardón ni Esperanza Aguirre porque habían sido elegidos hace 8 meses y me parecía que Madrid tiene la suficiente entidad para que se dediquen de manera exclusiva a eso. Además, al tener una buena lista con personalidades importantes pues creía que no era necesario. Ahora, yo cuento con los dos para el futuro y los dos van a hacer campaña.

¿Por qué se lo dijo tan tarde?

Pues para no cerrarme ninguna puerta.

O sea, lo estuvo barajando hasta el final.

No era algo que descartara absolutamente. Había menos posibilidades, pero nunca hay que cerrarse puertas.

Gallardón estaba convencido de que iría en la lista de Madrid.

Eso yo ya no lo sé, pero si estaba convencido no es porque yo le hubiera dicho nada.

Usted mismo ha reconocido que le sorprendió el ofrecimiento de Esperanza Aguirre de ir también en la lista de Madrid.

Bueno, antes de la reunión que tuvimos yo ya sabía que ella quería ir. ¿Me sorprendió? Sí, me sorprendió.

¿Usted tuvo en algún momento la sensación, cuando se reunió con Esperanza Aguirre y a Alberto Ruiz-Gallardón, de que no se estaban disputando entrar en las listas sino quién iba a ser el sucesor suyo?

No sé si esto le interesa más a sus lectores que lo que pueda hacer yo en los próximos 4 años, pero, sinceramente, no. Es decir, yo cogí la dirección del partido en el año 2004, después de una derrota electoral. Han sido tiempos no fáciles. He tenido que defender posiciones como la de la España de ciudadanos libres e iguales en solitario, que no se negociara con ETA y se la ilegalizara y se la echara de las corporaciones, que es lo que se está haciendo ahora, y no ha sido fácil para mí. Pero yo he llegado hasta aquí y he ganado con mi partido las últimas elecciones a las que se ha convocado a los españoles, que han sido las municipales. Sinceramente, estoy muy animado y tengo un muy buen pálpito.

ELECCIONES Y POSIBLES ALIANZAS

Pues hablemos de elecciones. Usted ha dicho que gobernará si tiene más escaños que el PSOE. La pregunta es ¿con quién?

El aquí presente ha mantenido la independencia de este partido frente a todos

Yo voy a llamar al Partido Socialista. Va a ser el primero al que llame, y le diré que considero imprescindible que haya unos grandes acuerdos básicos, que son los que ha habido desde el año 1978, desde luego en el tema de España. Quienes tienen que decidir lo que es España son los españoles, que están representados fundamentalmente en dos grandes partidos, y no puede ser, como ocurrió con el Estatuto catalán, un pacto entre nacionalistas y un gran partido nacional. Jamás en la historia democrática española se aprobó un estatuto sin el acuerdo de los dos grandes partidos. Creo que hay que llegar a un acuerdo contra el terrorismo, como ya se había llegado y el señor Rodríguez Zapatero luego rompió. Creo, y a eso le doy la máxima importancia, que tiene que reunirse el Pacto de Toledo, que no sé por qué no se ha reunido en estos cuatro años, para consolidar y modernizar nuestro sistema de protección social, sobre todo en dos asuntos que son capitales: la sanidad, que es un gasto muy importante pero que es una prioridad básica y debe de seguir siendo en el futuro una prioridad en la acción del gobierno, y el sistema de pensiones. Y me gustaría, si es posible, tener un sistema educativo que sea más exigente que el actual y que sirva, de acuerdo con lo que les dije antes, para poder competir en el mundo. Por tanto, primero llamaré al PSOE para eso, y luego yo no me cierro a ninguna posibilidad: hablaré con CiU, con el PNV...

¿Cree que es posible llegar a algún acuerdo con el PNV?

Pues con el PNV yo creo que sería posible, porque si eso se produjera querría decir que el PNV habría vuelto a la senda de la sensatez y el sentido común, y eso sería una buena noticia para España.

¿Cierra la puerta a una gran coalición entre el PP y el PSOE?

Pues mire usted, en este momento no la veo necesaria ni conveniente. Una gran coalición debe producirse cuando haya circunstancias excepcionales.
En España ha habido circunstancias muy excepcionales, pero yo, en este momento, no la veo. Ahora... ya veremos.

Pero tampoco la descarta.


Es que si al final me va a sacar el titular de que no la descarto, entonces tendremos un lío. Hoy no la veo, pero yo no cierro posibilidades a nada.

Con CiU hay un problema, y es que para pactar con usted le exigen que retire el recurso de inconstitucionalidad sobre el Estatuto de Cataluña.

Pues le voy a decir que no lo voy a retirar porque lo único que yo puedo ofrecer a los españoles es ser una persona seria y fiable y, comprenderá usted que para ser presidente del Gobierno no voy a retirar algo que, además, no va contra nadie, sino que yo he puesto ese recurso y hay 8 más, entre otros el del Defensor del Pueblo. Y lo he puesto porque creo que no es bueno ni para los ciudadanos de Cataluña ni para los ciudadanos españoles. Si alguien quiere llegar a un mínimo entendimiento no puede pedirme eso.

Ya, pero el corolario de esto es que si el PNV no entra "en la senda de la razón", si CiU no pacta porque usted no retira el recurso de inconstitucionalidad sobre el Estatuto, no va a tener con quien aliarse, probablemente.

Pero hay un dato muy positivo y es que el señor Rodríguez Zapatero ha dicho que si él no gana las elecciones no formará Gobierno y yo he dicho lo mismo. Por tanto, quien gane las elecciones formará gobierno.

Gobierno en minoría, entonces.

Bueno, ya veremos, no sería la primera vez.

Lo que pasa es que el señor Zapatero tiene más posibilidades de alianzas que usted.

Pero como él ha dicho que si no gana las elecciones no formará Gobierno, yo no tengo por qué no creerle.

Vamos a la hipótesis de que usted pierde. ¿Qué pasa el día 10?

La verdad es que no me lo he planteado. No me planteo perder, estoy muy animado y, por tanto, ya veremos lo qué pasa el día 10. Pero es que creo que vamos a ganar, y creo que España lo necesita.

¿Usted cree que hay una marea igual que la había en 2004, que nadie detectamos y que supuso que ganara el Partido Socialista pese a que todas las encuestas decían que iba a ganar el Partido Popular?

Sí, más silenciosa, pero la hay.

POLÍTICA DE INMIGRACIÓN

Pasemos al tema de la inmigración. Nos gustaría que nos contara un poco más la propuesta de ese "contrato de integración" que quiere hacer firmar a los inmigrantes.

Hay que luchar contra la inmigración ilegal

Sí. Yo creo que hay que poner orden en la inmigración. Hay que luchar contra la inmigración ilegal. Hay que fomentar la inmigración legal y hay que hacer una apuesta clara por la integración para evitar que se produzcan guetos. Y en este último y tercer gran objetivo de la política de inmigración es donde se enmarca el contrato de inmigración. El contrato de inmigración ya existe en varios países de la Unión Europea. Cuando hay alguien que quiere la nacionalidad, se le exigen determinados requisitos uno de ellos que jura o promete la Constitución Española. Aquí se trata de personas que no piden la nacionalidad sino que piden un permiso de residencia y tienen la voluntad de residir en España. A esos lo que se les pide es que se comprometan a aprender la lengua española, que es un tema que cualquiera puede entender, que se comprometan a cumplir y respetar las leyes españolas, que hagan un esfuerzo para integrarse y que si al cabo de un tiempo determinado no consiguen un puesto de trabajo pues que abandonen el país. A cambio se les ofrecen los mismos derechos y las mismas oportunidades que a los españoles. Se les ofrece formación, se les ofrece ayuda para estudiar la lengua española y ayuda para buscar un trabajo. Se trata en suma de consagrar un principio, que quien venga de fuera tendrá los mismos derechos y oportunidades que los españoles pero también los mismos deberes y las mismas obligaciones. Insisto en que este contrato ya existe en varios países de la UE.

¿Al inmigrante que vaya a Barcelona se le exigirá la lengua española?

Al inmigrante que vaya a Barcelona se le exigirá la lengua española, y si se le quiere exigir la lengua catalana, también. Es decir yo en eso soy partidario de un modelo en el que se estudie la lengua que nos es común a todos y también la lengua oficial en cada comunidad, es oficial.

Pero ¿también se le exigirá aprender catalán?

Se le dirá que tiene que estudiar español y catalán.

Se van a pasar se el día entero en la escuela de idiomas.

Bueno, oiga, quien algo quiere algo le cuesta.

Hay algunas cosas del contrato de integración que yo no sé si se han interpretado mal. Se habla de que ustedes exigen también higiene, ha aparecido publicado.

La Junta Islámica ha pedido el voto a favor del PSOE, y a mí me parece muy bien que lo haga

No. Los asuntos más importantes son los siguientes: Primero, hay muchos países donde la mutilación sexual, es decir la ablación del clítoris es una costumbre. Aquí no se puede aceptar de ninguna manera. Está en nuestro Código Penal, pero es bueno que se comprometan a no hacerlo. Los matrimonios de conveniencia: hay muchos casos de muchos niños a los que se obliga a casarse, en fin un procedimiento que en España existía hace siglos pero que es absolutamente demoledor. El tema de la poligamia, que hay países donde es una costumbre que sea así y aquí no, es decir son temas que afectan a los derechos humanos y a la dignidad de las personas. El tema de la educación física en los colegios, es separar a una mujer el quitarla de educación física de los colegios del resto de los alumnos; el no ir a clase cuando tienen el periodo, es exactamente lo mismo. Por tanto, se trata de asumir los valores y principios de aquella sociedad a la que tú vas. No se si esto de la higiene va, pero esto es una norma de puro sentido común, no puedes matar un cordero en tu casa porque tú tienes la obligación de cumplir las normas sanitarias del país igual que ningún español pues puede hacer la matanza de cualquier tipo de animal sin cumplir las condiciones sanitarias que establece la ley, porque afecta lógicamente a la salud de la gente.

Y ya que habla del ámbito de la escuela, ¿la cuestión del velo se aborda en su programa?

Yo no soy partidario de permitir el velo porque es un caso de discriminación de la mujer, salvo que la dirección del centro o el Consejo de Dirección, del que forman parte los profesores y los alumnos, lo autoricen.

Este contrato tiene alguna inspiración en lo que se hace por ejemplo en Francia.

En Francia, en Alemania, en el Reino Unido, en Holanda -yo estuve hace escasas horas con el presidente holandés- o en Bélgica. Ha sido un contrato muy eficaz. A mí todo el mundo me lo ha recomendado, y por eso lo quiero poner en marcha. De hecho, en el año 2006 ya hubo una reunión de ministros de los cuatros grandes más España y Polonia, donde plantearon esto que algunos ya tenían, es decir este tema ya se estuvo debatiendo en la UE.

En el caso francés hay un asunto que no sé si se recoge usted también, y es el de exigir pruebas de ADN a los inmigrantes para permitir lo que se denomina reagrupamiento familiar. ¿Usted lo contempla?
Vamos a ver, lo que contemplamos y lo que es obligatorio es asegurarse de que cuando se produce el reagrupamiento familiar pues realmente lo que se está trayendo es a un pariente de esa persona, pero esto es algo que se hace ya en bastantes países de la UE y precisamente uno de los grandes debates que se está produciendo ahora en la UE es también hasta dónde llega el reagrupamiento familiar, porque hay países que sólo admiten cónyuge e hijos menores y hay países que admiten ascendientes, descendientes colaterales y lógicamente eso, al final, a los países que tengan una normativa más laxa es a donde acaba viniendo todo el mundo. Fíjese usted que en el año 2006 vinieron a España más personas de fuera que a la suma del Reino Unido, Italia, Francia y Alemania que son países mucho más habitados que España.

Desde el PSOE han empezado a acusarles ya de xenofobia, sobre todo después de unas declaraciones, no sé si afortunadas o poco afortunadas, del portavoz de economía del PP, Arias Cañete, quien se ha referido al colapso de las urgencias por culpa de los inmigrantes, a la escasa habilidad del inmigrante para tomar la lista de platos de los restaurantes...

La política de inmigración del PSOE ha sido exactamente igual que la política económica

Hay afirmaciones más y menos afortunadas pero aquí de lo que se trata es de hablar de política y de grandes conceptos. La política de inmigración del PSOE ha sido exactamente igual que la política económica. No hacer nada. La única decisión importante fue la regularización masiva que fue criticada unánimemente por todos los países de la UE y que es la que ha provocado un colosal efecto llamada. Claro, si tú dices aquí es más fácil que en ningún otro país de la Unión, pues aquí viene la gente. Eso nos ha creado muchos problemas en Europa, yo lo he comentado con muchos líderes del partido popular europeo, porque claro, luego cuando estás aquí tienes libre circulación de personas por el conjunto de la UE y eso lógicamente pues les genera a ellos también dificultades. Pero este es un tema que hay que tomarse muy en serio, y se lo dice alguien que es gallego y ha viso como millones de gallegos han inmigrado pero con unas reglas de juego claras. Hay que poner orden, si no estamos ante uno de los problemas más importantes de los próximos años.

Ustedes han hablado también de expulsar a aquellos que comentan delitos.

Sí. En estos momentos los inmigrantes irregulares que cometen delitos son expulsados, hoy ya son expulsados, pero yo hablo de negarles la renovación del premiso de residencia a aquellos que cometan delitos y tengan el permiso de residencia, y también negarles la nacionalidad a aquellas personas que cometan delitos.

¿Incluso inmigrantes de los países de la UE?

De los países comunitarios no, porque hay una normativa europea, que es la normativa de la libre circulación de personas, aunque tenemos un problema muy importante: desde el 1 de enero de 2007 han entrado 200.000 rumanos en España. Durante dos años, con arreglo a las normas comunitarias, no pueden trabajar en España, pero el 1 de enero de 2009 sí, con lo cual ya tenemos al menos 200.000 sólo de una nacionalidad, que es Rumania, de potenciales personas aspirantes a un puesto de trabajo, y claro esto es como los hoteles, caben los que caben y tenemos que hacer un esfuerzo para regularlo y hacer pedagogía en este sentido.

Sobre los rumanos se estuvo barajando la posibilidad de acortar ese plazo. ¿Usted no adelantaría esa fecha?

No, no, no, yo no adelantaría nada. Esa fecha también se nos puso a nosotros cuando entramos en el año 1986 en la Unión y se cumplió.

Entonces, lo que propone es expulsar a los inmigrantes irregulares extracomunitarios que cometan un delito.

Sí, porque a nosotros sólo nos obliga la normativa de la Unión. Y hay una cosa muy importante conviene saber: al lado de gente honorable, de personas dignas que vienen aquí a ganarse la vida como muchos españoles hicieron en su momento, además de todo eso ha venido mucha gente a cometer actividades delictivas. El otro día, el 31 de enero de este año, la consellera de prisiones de Cataluña decía que el 40% de las personas que estaban en la cárcel eran extranjeras. Por eso tenemos que hacer entre todos un esfuerzo de pedagogía para distinguir entre la gente honorable, que es la mayoría, y la que no lo es.

Y con el millón cien mil sin papeles que hay en España ¿qué va a hacer?

Cualquier regulación masiva lo que provoca es un efecto llamada

Pues yo no les voy a regularizar. No les voy a regularizar porque cualquier regulación masiva, que ahora ya no hace nadie en Europa, lo que provoca es un efecto llamada y además un aumento mucho mayor de personas por vía de la reagrupación familiar. Entonces no se puede dar el mensaje de que aquí llegas y te acaban regularizando, hay que dar el mensaje de que expulsaremos a todos aquellos que podamos, como es natural, como hace todo el mundo.

Si se localiza, si se sabe dónde están cada uno de los sin papeles, ¿los cogería uno por uno y les repatriaría?

Bueno eso es lo que se está haciendo en estos momentos, lo que pasa es que no es ciertamente fácil, pero claro que se está haciendo.

Un líder de la extrema derecha belga ha dicho recientemente que el PP es el único partido de derechas verdadero que queda en Europa. ¿Le preocupa que sus propuestas sobre inmigración susciten este tipo de halagos?

Esto es lo que hacen todos los países de Europa y no son de extrema derecha.

En general, ¿la inmigración la ve usted como un problema para este país?

No. Yo creo que es un reto y una oportunidad.

¿No es un problema?

Es un reto y una oportunidad pero si no se gestiona bien puede derivar en un problema. Ha venido mucha gente que ha contribuido al crecimiento español, se han podido ganar la vida dignamente, y ya le digo: yo soy gallego y sé lo que es eso. Este es el gran tema de la UE. En la UE llevan más tiempo que nosotros, han sido capaces de tomar medidas y tienen bastante más controlado este asunto.

LAS LEYES POLÉMICAS DE ZAPATERO

Díganos qué haría si ganara las elecciones con alguna de las leyes que se han aprobado en estos cuatro años. Por ejemplo, la ley de educación.

Vamos a ver, yo en la ley de Educación introduciría algunas modificaciones, no propiamente en la ley, sino en los curriculums. Es decir, yo intentaría meter el inglés, lo que le dije antes: la sociedad de la información, las nuevas tecnologías, más ciencias y más matemáticas, porque creo que ahí está el futuro. Yo haría, esto tampoco afectaría a la ley, yo creo que para pasar de curso hay que aprobar y para aprobar hay que saber, es decir, creo que se necesita más exigencia. Yo le daría más autoridad al profesor, esto me parece un tema capital, creo que es necesario que el profesor tenga autoridad disciplinaria, en fin, y que sea respetado. Por tanto, yo, todas dirigidas a un objetivo que es mejorar la calidad de la educación, porque como le he dicho antes, insisto, es que esto es fundamental para el futuro de nuestro país, por tanto eso es lo que haría en esa materia.

¿Con Educación par a la Ciudadanía?

Eso lo quitaría y lo sustituiría por inglés o por sociedad de la información y las nuevas tecnologías. Creo que si de lo que se trata es de enseñar valores o principios -aunque fíjese, una cosa será la educación para ciudadanía, el PNV, otra la del CIU, otra la del PSOE, otra la del PP- eso se debe estudiar en todas la clases, es decir, el profesor de matemáticas o de el lengua pues también debe transmitir principios y valores.

¿Con el divorcio exprés?

Eso no lo hemos votado en contra salvo en dos temas menores, uno de ellos era el de la custodia compartida, por tanto no lo modificaría.

¿Y con la ley del matrimonio gay que tienen recurrida ante el Constitucional?

En el matrimonio gay esperaré al recurso del Tribunal Constitucional pero, lo que nunca voy a hacer es restringir ninguno de los derechos que establece la ley porque mi discrepancia es en el tema del matrimonio.

¿También respetaría el derecho de adopción que se reconoce a las parejas homosexuales?

El de adopción no, no estoy de acuerdo.

Entonces lo quitaría

Yo lo cambiaría, sí; les quitaría el derecho

¿La ley antitabaco?

La ley antitabaco no la voy a modificar.

¿Ni la endurecería?

No, no, la dejaría como está.

¿La Ley de Memoria Histórica?

Yo, desde luego, eliminaría todos aquellos artículos de la Ley de la Memoria que hablan de dar dinero público para recuperar el pasado. Yo no daría ni un solo euro del erario público a esos efectos.

Entonces, ¿las familias de los miles de muertos que hay en las cunetas no tienen derecho a sacarlos?

No, es que yo creo que a lo que tiene derecho todos los españoles es a que miremos al futuro y no generemos tensión ni división, como decidimos en el año 1978. Y se lo dice una persona que no tiene ni un solo pariente franquista, ni uno, ni por parte de padre ni por parte de madre, porque los he tenido en el otro lado.

Pero ¿no tiene derecho una familia a recuperar los restos del abuelo que está en una cuneta y...?

Si sabe dónde... Pero mire, yo creo que en el año 78 dijimos: "Miremos hacia el futuro". Hagámoslo.

¿La ley del aborto?

No la tocaré, aunque procuraré que se aplique.

Veamos algunas de las cosas que ustedes proponen y que no están claras ¿En qué va a quedar finalmente el asunto del trasvase del Ebro?


El Gobierno está planteando llevarse agua de Andalucía a Cataluña

Sí, vamos a ver, yo creo que ahora se está produciendo un debate en España que yo sólo puedo calificar de una manera: estratosférico. El Gobierno está planteando llevarse agua de Andalucía a Cataluña porque en la ciudad de Barcelona hay problemas de agua, y es verdad. ¿Qué ha pasado en esta legislatura? Se ha liquidado el Plan Hidrológico y no se ha resuelto el problema del agua ni en Aragón ni en Cataluña ni en la Comunidad Valenciana ni en Murcia ni en Andalucía. Es decir, aquí ha pasado como en inmigración y economía, las políticas han consistido en no hacer nada, ni en inmigración, ni en economía ni en agua se ha hecho nada. Yo voy a hacer las obras del Pacto del Agua, propiciaré un pacto, como hubo en su día el pacto nacional del agua, que votó el 80%, y todas las aguas que sean sobrantes serán transferidas a otras cuencas.a


¿Y Pizarro qué opina de esto?

Tenemos una redacción común en la que apuesta todo el partido que dice lo que yo acabo de decir, que haremos las obras del Pacto del Agua y haremos transferencias a las cuencas... No podemos dejar a la gente sin agua porque lo que se ha hecho en esta legislatura clama al cielo. Que ahora se esté planteando llevar cisternas de Andalucía o a Barcelona es la inequívoca demostración del descomunal fracaso que ha sido una política como ésa.

¿Cuáles serían sus primeras leyes si llega a La Moncloa?

Lo primero que haría sería un paquete de medidas económicas, antes del verano, urgentes, donde irían, pues en fin, unas cuantas reformas para generar credibilidad y confianza en la economía española. Eso sería lo primero, y después haría una declaración institucional diciendo que no se debería negociar con las organizaciones terroristas.

POLÍTICA ANTITERRORISTA

Vamos a hablar de ese tema, de las negociaciones que ha mantenido el Gobierno con ETA. ¿Cree usted que el señor Aznar tenía derecho a intentar solucionar el problema del terrorismo y el señor Zapatero no?

El señor Aznar jamás negocio de política con ETA. Tuvo una reunión con ETA y ETA no quiso tener más porque decía que el Partido Popular no quería hablar de política. El señor Zapatero negoció políticamente con ETA. De hecho, cuando ETA anunció la tregua, yo fui el primero que le dijo a señor Zapatero, cuando me llamó para conocer mi criterio: "Vete a hablar con ETA ya".

¿Usted cree que no es una concesión política a ETA denominarla, como hizo el presidente Aznar, Movimiento de Liberación Nacional Vasco? ¿Eso no es un gesto político?

Negociar políticamente con ETA es que ETA ahora esté en los ayuntamientos

Para mí, eso no es un gesto político relevante. Para mí, negociar políticamente con ETA es que ETA, que no estaba en los ayuntamientos, ahora esté en los ayuntamientos; para mí, negociar políticamente con ETA es el espectáculo de De Juana Chaos, que de repente se le manda a San Sebastián, se pasea por la calle ante los ojos de toda España y, en cuanto termina la tregua, se le mete en la cárcel y termina la huelga de hambre; para mí, negociar políticamente con ETA es que el fiscal no actuara contra Otegui hasta que se rompió la tregua; para mí, negociar políticamente con ETA es ir al Parlamento Europeo, que éste para mí ha sido el tema más grave, a que el Parlamento Europeo refrende el diálogo con una organización terrorista, cuando durante muchos años fuimos PP y PSOE juntos -esa fue una de las razonas por las que Rosa Díez se fue del Partido Socialista-, a pedir mayor dureza y contundencia frente a ETA, y para mí, negociar políticamente con ETA es aparecer en el Congreso de los Diputados a hablar del derecho a decidir de los vascos; para mí, negociar políticamente con ETA es televisar una reunión entre el Partido Socialista y una organización terrorista, como es Batasuna, según dicen los tribunales. Sinceramente, creo que todo este proceso ha sido un descomunal error. Lo creo, lo siento, lo he vivido, he sido ministro del Interior, he participado en el pacto antiterrorista. Un descomunal error. He intentado por todos los medios convencer al presidente del Gobierno de que esto era disparatado, y al final, fíjese, a mí se me criticó por pedir la ilegalización del Partido Comunista de las Tierras Vascas, y ahora lo ponen en marcha por puro oportunismo. Esto ha sido una mezcla de errores, engaños y oportunismo, pero exactamente así: errores, engaños y oportunismo. Esto ha sido la política antiterrorista del Gobierno y lo siento mucho, porque es un tema en el que nunca creí yo que pudiera pasar lo que ha pasado.

Usted mismo reconoce que ha habido un cambio en la estrategia del Gobierno que es evidente. El propio presidente dijo a 20minutos.es que había un diálogo para el fin de ETA, pero que "ahora sólo cabe el fin, y después ya veremos" ¿Le parece un buen punto de partida para recuperar el consenso en este tema?

Mire, yo le voy a dar mi opinión. yo creo que el único mensaje de alguien que pretende ser gobernante, o que lo es, que puede darle a los españoles y a ETA sobre este asunto es que hoy la única solución a ese asunto es la declaración unilateral de ETA abandonando las armas, y mientras tanto, el Estado, aplicando la ley y derrotando al terrorismo.

En eso coincide con el presidente.

No lo sé. Yo, es el único mensaje que voy a transmitir.

¿Usted cree que ETA está ahora más fuerte o más débil que a principios de esta legislatura?

Yo creo que ETA está ahora más fuerte que al comienzo de legislatura. Es que al comienzo de legislatura estaba muy débil con toda la política del Pacto Antiterrorista. Ahora está más fuerte, entre otras cosas porque está en los ayuntamientos. Antes no estaba y eso es un puro hecho objetivo.

El Gobierno está calculando la debilidad de ETA por el número de víctimas que se han producido en la legislatura ¿Eso es un buen cálculo?

A mí esas comparaciones me resultan profundamente desagradables y, además, como toda comparación, tiene su contradicción. Cuando nosotros nos fuimos, ETA no mataba y ahora ha vuelto a matar, porque en el último año de gobierno del Partido Popular ETA no mataba. Pero me parece que utilizar ese tipo de cosas no valen para nada, es decir, yo veo que el Gobierno está ahora rectificando lo hecho y, si no se hubiera metido en esta operación, que ha sido una frivolidad, pues nos hubiera ido mejor a todos, pero, en fin, eso ya no tiene solución y ahora lo que hay que hacer es tener ideas claras y tirar para adelante.

CALIFICACIONES Y DESCALIFICACIONES

Dos años después de que usted calificara al presidente del Gobierno como "bobo solemne" ¿cree que tendría que matizar esas palabras?

Bueno, yo creo que todo ese tipo de expresiones es mejor que no se produzcan pero, claro, lo que habría que decir es que el día anterior el señor presidente del Gobierno me llamó, entre otras cosas, "patriota de hojalata", Es decir, yo lo que dije es que prefiero ser un patriota de hojalata y no un bobo solemne. Es decir, ahora, en cualquier caso, ni él debió decir lo que dijo ni yo lo que dije.

Le voy a decir algunas otras cosas que ha dicho a lo largo de la legislatura al presidente del Gobierno y usted me dice si las mantiene. Una es "cobarde sin límites".

Vamos a ver, yo le he dicho algunas cosas al presidente del Gobierno y yo no puedo decir si las mantengo o no las mantengo porque desconozco que yo haya dicho eso, pero él me ha llamado "profeta de la catástrofe". Yo puedo hacer la misma lista que ha hecho él. Me parece que eso es algo que no tiene sentido ni es algo que le importe al conjunto de los españoles. Sinceramente, si quieren yo les saco la lista de los insultos del presidente del Gobierno, o hablamos de Pepe Blanco, ese señor al que el presidente tiene ahí para salir en los telediarios hablando mal de mí. Lleva tres años y medio llamándome de todo. Es decir... yo obviaría eso porque es que creo que no conduce a nada.

¿Cómo calificaría hoy al Presidente del Gobierno?

¿Calificarlo?... Creo que es poco fiable.

LOS OBISPOS Y EL PP

Pasemos a otro asunto. ¿Crees que al SOE le ha venido bien esto de tener en frente a la Iglesia?

Bueno, yo creo que el señor Zapatero debe llevar 14 horas sin meterse con la Iglesia. Llevan un mes y pico con este asunto, y yo he llegado a la conclusión de que lo hace porque cree que eso le da votos, pero a mí me gustaría decir una cosa, porque es tremendo: la Junta Islámica ha pedido el voto contra el Partido Popular y a favor del Partido Socialista y de Izquierda Unida. A mí me parece muy bien que lo hagan. Yo, además, no me doy por aludido porque no soy musulmán. La Unión General de Trabajadores va a pedir el voto para el PSOE, y yo no tengo por qué enfadarme. Habrá múltiples asociaciones en España que pedirán el voto para el Partido Socialista y yo no me voy a enfadar. Es que la Iglesia, encima, tampoco ha pedido el voto para el Partido Popular. Por tanto, deberíamos empezar a tener un poco más de respeto por lo que dicen los demás. Pero, insisto, lo que hay ahí es una estrategia para no hablar de lo fundamental. Es el viejo truco de siempre. Yo en esa polémica no voy a entrar.

El presidente del Gobierno dijo a 20minutos.es que hay una especie de contrato entre el PP y el entorno más duro y radical de los obispos.

Yo quiero ser el candidato de las personas con las que no he hablado nunca

Eso es una tontería. Es como si yo dijera que hay un convenio entre el señor Rodríguez Zapatero y la Junta Islámica porque la Junta Islámica pide el voto para el señor Rodríguez Zapatero. Por tanto, ya le digo, eso es un discurso que hace para no hablar de economía, para no hablar de inmigración, para no hablar de lo que le importa a la gente. Lo que pasa es que el Partido Popular no le ha entrado a ese discurso del señor Rodríguez Zapatero, que me parece poco serio, me parece poco propio de alguien que ostenta una magistratura como la que ostenta él. Ya le digo, vamos a seguir toda la campaña así, soy absolutamente consciente. Ahora, la Iglesia tiene el mismo derecho que la Junta Islámica, que la UGT o que cualquier asociación a dar su opinión, y tiene el mismo derecho a que se respete su opinión.

Y siguiendo con estas cosas que nos dijo el presidente del Gobierno. ¿Usted tiene la sensación de que el entorno pseudointelectual de la emisora de los obispos manda ya en el PP y quiere mandar en España?

El aquí presente no presume de casi nada, pero el aquí presente ha mantenido la independencia de este partido respecto a todos, a grupos de comunicación, a grandes empresas... Yo le decía antes que lo único que le puedo ofrecer a los españoles es fiabilidad... y también independencia. Y oiga, eso muchas veces tiene muchos inconvenientes ¿eh? Muchísimos. Pero estoy muy orgulloso.

¿Ha tenido algún coste mantener esa independencia de la que habla, incluso respecto de los medios teóricamente afines?

Bueno, a mí me han dado inmisericordemente ¿eh?

Con esos amigos casi no necesita usted enemigos.

Yo, como creo en la libertad y en las reglas de juego, pues oiga, cada uno dice lo que quiere y los demás nos tenemos que aguantar y, si en algo no estás de acuerdo, hay un límite al hablar de la gente que es el Código Penal.

¿Se ha sentido muy presionado en algunas decisiones polémicas, relevantes, por ese entorno pseudointelectual?

Mire, le voy a decir una cosa: en la vida, todos al final acabamos evolucionando. Hay cosas que te afectan mucho cuando tienes pocos años, luego con el tiempo acaban por dejarte de afectar. Entonces, yo he hecho mi ejercicio interior, como todo el mundo, porque la vida al final es un conjunto de cosas buenas, malas, de impresiones distintas, y entonces, yo he llegado a una conclusión: si quiero ser presidente del Gobierno de España es para defender las posiciones de todos aquellos que no tienen quien se las defienda. Es decir, yo quiero ser el candidato de las personas con las que no he hablado nunca. Me gustaría poder comer con los 44 millones de españoles, porque tenga la certeza de que entonces no harían falta encuestas ni estaríamos hablando de elecciones. Entonces, es en lo que estoy yo en estos momentos de mi vida; es decir, no voy a ser el candidato de ningún grupo de presión ni de nada. Quiero ser el candidato de las personas, y además le voy a decir una cosa: me importa un bledo cuál sea la ideología de las personas.

No me ha contestado, ¿Se ha sentido muy presionado o poco presionado?

Le he contestado lo que verdaderamente quería. Yo aquí he tenido presiones de todo tipo, pero como todo el mundo ¿Quién no tiene presiones en la vida?

>

LOS ÁRBOLES Y EL CANON

Hay una propuesta de su programa que ha sorprendido a todo el mundo, la de plantar 500 millones de árboles en cuatro años. ¿Ha hecho usted bien las cuentas?, porque es que son 5.000 por minuto.

No tenga usted la menor duda de que se puede hacer. Ayer escuché algo sorprendente. El ministro de Interior, en lugar de ocuparse de la inmigración y de la seguridad, se puso a hablar de árboles. Pero, claro, este señor se debe de creer que los árboles los voy a plantar yo, y claro, si fuera yo el único que los plantara... Estamos hablando del 2,5% de la superficie forestal española. Por tanto, se puede hacer, y hay que marcarse ese objetivo. Hay muchos países que se marcan objetivos importantes. La ONU tiene ahora un plan en este sentido para plantar árboles y yo estoy convencido que se puede hacer. Han salido algunos colegios profesionales diciendo que se puede hacer y, desde luego, yo lo voy a intentar.

Otro asunto: su rechazo al canon digital. La posición de su partido ha ido cambiando. En el Congreso se apoyó una cosa, en el Senado la contraria. Se puede pensar que su "no" final es una actitud electoralista ante el gran movimiento que ha habido, sobre todo de gente joven, rechazando esta especie de impuesto preventivo.

Se mantuvieron unas posiciones por parte de determinadas personas en el Congreso, pero mi posición, sobre todo viendo los últimos anuncios del Gobierno que graba muchos más aparatos, es radicalmente contraria, porque esto es como si compras un coche y automáticamente tienes que pagar por las infracciones de tráfico que vayas a cometer. Es decir, yo estoy a favor de la propiedad intelectual, pero no estoy a favor de que se grabe a todos los españoles por el mero hecho de ser sospechosos. Esto es algo parecido a aquellas rentas de la Edad Media, por tanto, tenga usted la absoluta y total certeza de que yo quitaré el canon digital.

REFORMAS CONSTITUCIONALES Y MONARQUÍA

También quiere hacer una ley para regular el tema de la lengua en Cataluña...

Es una ley para desarrollar un artículo de la Constitución. Es que claro, no hay ningún país en el mundo, ninguno, eso me he encargado de que se estudie, donde uno no pueda estudiar en su propia lengua. Esto es una cosa verdaderamente maravillosa. Entonces, estoy a favor de que se estudie el catalán y que se estudie el castellano, y de que los niños sepan lo mismo, pero lo que más me importa es el derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos.

Tendrá que admitir un error que fue no recurrir al Constitucional la ley de normalización lingüística en Cataluña.

Lo que pasa es que la ley de normalización lingüística no decía que la única lengua vehicular era el catalán, por eso no se recurrió en su día.

El cambio de más calado que proponen ustedes es el de la propia Constitución. Explíquenos qué pretende con una reforma a priori tan arriesgada.

Primero, yo quiero que las decisiones nacionales se tomen por consenso y que eso sea obligatorio. Por ejemplo, las reformas de los estatutos y las decisiones sobre los grandes temas judiciales. Y en segundo lugar, yo quiero hacer unas cuantas reformas, que además no requieren referéndum, o sea, unas reformas moderadas, para garantizar tres cosas: Primera, que el Estado garantiza la igualdad de todos los españoles; segunda, que el Estado pueda asumir sus compromisos internacionales, pueda comprometerse en el mundo y responder a esos compromisos, y tercera, que el Estado, en un mundo global, abierto y muy cambiable, pueda hacer reformas con rapidez y con agilidad.

Y quiere recuperar para el Estado las competencias de urbanismo que ahora tienen las comunidades.

Aquí el listo que tiene un padre rico, lo puede mandar a Londres a estudiar ingles, y el resto se fastidia

Sí, porque yo creo que lo que tiene que hacer el Estado es ejercer una legislación básica en urbanismo. Se han hecho dos leyes en materia de suelo en España, una del PP y otra del PSOE, y las dos las anuló el Tribunal Constitucional porque carecemos de competencias. Que un Estado moderno no tenga competencias sobre su territorio es absurdo, igual que pasa con el tema del agua en el Estatuto catalán; es decir, si un Estado no tiene competencias sobre sus recursos naturales, como es el agua, oiga, ese Estado corre un serio riesgo de acabar convirtiéndose en una broma. Yo, en urbanismo, creo que el Estado debe tener competencias. Es absurdo que no tenga ninguna.

¿Y la reforma constitucional en lo referido a la sucesión al trono para que pueda reinar una mujer?

Yo estoy a favor de que se haga esa reforma y de que se busque el momento más oportuno. Pero esa reforma requiere un referéndum y es muy complicada.

Una de las máximas que tiene usted y que dice con frecuencia es la de "somos una nación de ciudadanos libre e iguales".

Sí.

Por tanto, intuyo que la igualdad es un principio inamovible en el ideario del líder del Partido Popular. Hay un tema en la Constitución, del que nadie habla, y que no sé si es muy igualitario. Me refiero a la irresponsabilidad penal del Rey.

Mire, la igualdad se predica de las personas que están en idénticas circunstancias. Yo soy partidario de la igualdad de derechos y oportunidades, por eso la educación es un tema de importancia capital, porque, claro, aquí el listo que tiene un padre rico, lo puede mandar a Londres a estudiar ingles, y el resto se fastidia. Pero el Rey es distinto, es el jefe del Estado, por eso yo estoy de acuerdo con la regulación que hace la Constitución.

O sea, el jefe del Estado debe ser penalmente irresponsable.

Sí, yo soy partidario de lo que dice la Constitución.

TEST AL CANDIDATO

¿Qué libro está leyendo?

En este momento ninguno porque lo que estoy leyendo es mucho informe y mucho papel para estar preparado.

¿Y el último que ha leído?

El último que he leído fue en diciembre, con ocasión de un viaje a Argentina, sobre la inmigración gallega en ese país. El libro cuenta la vida de un gallego que fue allí. Me resultó muy interesante porque es un tema que me apasiona.

¿Qué programa de televisión ve habitualmente?

Veo partidos de fútbol y de tenis.

¿Usted puede conciliar bien su vida profesional y familiar? ¿Cuánto tiempo dedica a su familia y a sus hijos?

Muy poquito y, créame que me genera remordimientos de conciencia y me da mucha pena. Además, yo tengo niños pequeños y los amigos míos, que tienen niños mayores, me dicen que esto pasa muy deprisa. Desayuno con ellos todos los días y si llego a casa antes de las nueve y media de la noche, estoy con ellos a la hora de cenar. Ahora los fines de semana también los tengo complicados por los mítines, pero procuro estar con los niños todo lo que puedo.

¿Qué música prefiere?

Yo soy un clásico. A mí me gusta mucho la música de los años 60 y 70: los Beatles, los Rolling y algunos grupos muy buenos que había en España, como Los Brincos y otros.

¿Desde cuándo no va a un concierto?

Estuve en un concierto que dieron los Rolling en Vigo. Debió ser hace 4 ó 5 años.

¿Y al cine?

El modelo de vida que llevo me impide hacerlo. He ido a alguno de estos estrenos a los que de vez en cuando te invitan. Lo último que vi creo que fue El orfanato. También vi una película sobre los Borgia que hizo una de las televisiones.

¿Cuántas horas duerme?

Yo necesito dormir entre 7 y 8 horas, si no, no me encuentro bien y, aunque haya que tocar madera, suelo dormir bastante bien.

¿Conduce?

Sí, conduzco.

¿Habitualmente?

Habitualmente, no. Es que no tengo coche, pero sé conducir y llevo el coche de mi mujer de cuando en cuando.

¿Cocina?

No. Realmente no he cocinado casi nunca, salvo cuando estaba en la carrera porque no tenía dinero y cocinaba un arroz en blanco y unos spaghetti a los que luego tiraba unas latas encima.

¿Usted es de los que practica inglés para tenerlo fresco y poder habla con los líderes extranjeros?

No, no. Yo me manejo en francés, pero no en inglés y por eso estoy obsesionado con que todos los niños sepan hablar inglés. La gente de mi generación no tuvo muchas posibilidades.

¿Va a misa los domingos?

Voy a misa muchos domingos, sí.

¿Reza alguna vez?

A mi manera.

¿Se confiesa?

Poco.

¿Tiene usted hipoteca?

No, ya la he terminado de pagar.

El poco tiempo libre que tiene ¿a qué lo dedica?

Pues a estar con los niños, a enseñarles una bola del mundo que les he comprado, donde están los países, para que estudien sus ríos, sus cordilleras, sus animales Es una bola del mundo redonda que yo siempre recuerdo porque mi padre también me la compró a mí. Es una de las cosas que hago con ellos. Y luego veo algún partido de fútbol de vez en cuando.

¿Tiene mascota en casa, perro o gato?

No, no tengo mascota. Los niños querían un perro pero mi mujer dice que es un lío.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/347001/0/texto/integro/rajoy/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios