¿Quién sustituirá a Bush?

¿Quién sustituirá a Bush?

Candidatos a la presidencia de EE UU
Candidatos a la presidencia de EE UU (WIKIPEDIA). (WIKIPEDIA)
Ampliar

Ocho hombres, una mujer. Ocho blancos, un negro. Cuatro demócratas y cinco republicanos. Pero aquí sólo puede quedar uno. La carrera de fondo hacia la Casa Blanca ha empezado, y ya se ha cobrado a sus primeras víctimas.

De los quince que empezaron, ya se han descolgado, entre otros, los republicanos Fred Thompson, Rudolph Giuliani y Duncan Hunter, o los demócratas Joe Biden, Chris Dodd, Bill Richardson, John Edwards o Denis Kucinich. Este 'supermartes', día en que se celebran elecciones en casi la mitad de los Estados del país, muchas dudas estarán despejadas y cada partido empezará a tener claro quién será su elegido para suceder a George Bush y convertirse en el 44º presidente de los Estados Unidos.

Los candidatos demócratas

Barak Obama, ¿un negro en la Casa Blanca?

 Quién iba a decirles a los norteamericanos que alguien llamado Hussein (su segundo nombre) iba a enarbolar para muchos de ellos la bandera del cambio. Barak Obama, senador por Illinois, es la sensación de la campaña. Y lo es gane o no gane. Es el primer negro con opciones reales de competir por estar en la Casa Blanca y, en la lucha interna del Partido Demócrata, está pegándose cuerpo a cuerpo con toda una ex primera dama que cuenta con una potente maquinaria electoral. Eso sí, el apoyo de John Kerry es todo suyo. Nacido en Hawaii y de padre keniata, Obama ha tenido una carrera meteórica dentro del partido y ha pasado de ser un completo desconocido a aparecer en todas las portadas. Aunque parece que por su condición cuenta con el favor del voto negro (muy importante en Estados Unidos), Obama está empeñado en presentarse como un candidato 'global', válido para todos... para todos aquellos que quieren un cambio tan radical que su primer paso sea colocar a un afroamericano en la Casa Blanca.
[Su página web electoral]

Hillary Clinton, el ave fénix demócrata

 De ser el hazmerreir de Estados Unidos y,por extensión, de medio mundo, a ser la persona con más opciones hoy por hoy de suceder en el puesto a George Bush. Quién le iba a decir que diez años después de que su marido, entonces presidente del Gobierno, tuviera que reconocer públicamente que le había sido infiel con una becaria, iba a ser ella quien tuviera la sartén por el mango. Pasó de vivir a la sombra del carismático Bill como primera dama a la vergüenza por lo sucedido. Su decisión de continuar junto a su marido soportando la presión le hicieron valedora de una imagen fuerte y recia que mantiene hasta hoy como senadora por Nueva York. No en vano, hasta The New York Times la señala como 'su' candidata. Eso sí: le advierte que debe rebajar su tono hostil. Su primera gran derrota contra Obama vino justo cuando ella misma se presentó como una candidata "inevitable", por lo que deberá medir bien sus palabras si quiere culminar su ascensión desde los infiernos.
[Su página web electoral]

Mike Gravel, batallitas de un viejo militante

 Según todos los sondeos, el próximo en tirar la toalla. Gravel ha intentado encarnar la vuelta de una vieja gloria: contrario a la intervención en Vietnam, se vio envuelto en algo que parecía una película de espías cuando intentó hacer públicos unos informes del Pentágono a pesar de los problemas que estuvo a punto de ocasionarle. Casualidad o no, pese a las infraestructuras que consiguió para Alaska, Estado por el que fue senador, perdió el favor popular y volvió a los negocios privados, donde las cosas no terminaron de irle bien. El huerto en el que cultiva sus votos es internet, donde sí ha encontrado la popularidad que las encuestas no le otorgan. Su gran problema es que, en esta vuelta a la primera línea de la política, los resultados tampoco le están acompañando.
[Su página web electoral]

ENCUESTA: ¿A cuál de todos prefieres?

Los candidatos republicanos

John McCain: el héroe de guerra

 Hay cosas que en Estados Unidos cobran una importancia incomprensible para Europa. Es el caso de John McCain, que ya compitió en 2000 por llegar a la Casa Blanca. Hijo de un alto rango militar, McCain fue capturado en Vietnam y torturado durante 5 años por negarse a reconocer crímenes de guerra para que le liberaran antes. El entonces presidente, Richard Nixon, le condecoró a su vuelta a Estados Unidos, y poco después fue designado enlace de los marines con el Senado, momento en el que dio comienzo su carrera política. The New York Times le ha nombrado el "menos malo" entre los candidatos republicanos, lo cual no es poco viniendo de un medio de comunicación de tendencia demócrata.
[Su página web electoral]

Mike Huckabee: el religioso de la dieta

 Su vida ha estado marcada por la religión. Pastor baptista muy implicado con su comunidad, ha presidido asambleas y televisiones de temática religiosa. Los analistas le sitúan como el candidato más conservador de los que tiene el partido republicano, y eso no es decir poco. Aunque suene curioso, quien le dio la posibilidad de dar el salto a la política estatal fue Bill Clinton, o al menos su nombramiento como presidente de los Estados Unidos, ya que su marcha a la Casa Blanca dejó un vacante un puesto de vicegobernador con el que Huckabee se hizo. Después tan oportunista escalada, logró convertirse en Gobernador tras las elecciones de 2003. En aquel momento su imagen tenía poco que ver con la actual, ya que padecía un problema de sobrepeso que solucionó perdiendo 50 kilos, lo que le sirvió para escribir un libro llamado 'Deja de cavar tu tumba con un cuchillo y un tenedor'.
[Su página web electoral]

Ron Paul: un 'nacionalista' liberal

 Si existe algo parecido al nacionalismo en Estados Unidos, Ron Paul podría encarnarlo perfectamente. Nacido hace 73 años, dio sus primeros pasos políticos en el Partido Libertariano, una de las fuerzas minoritarias del país. Las bases sobre las que mueve su ideología se basan en el liberalismo económico en estado puro, los derechos individuales y los derechos de los Estados por encima de los derechos federales. No cree, por ejemplo, en que se decida una política educativa desde el Gobierno central, o que éste entre a legislar decisiones que considera que pertenecen únicamente al ámbito privado de las personas. Pese a lo que se podría esperar de un miembro republicano de la Cámara de Representantes de Texas, fue el único de su partido que votó contra la entrada de EE UU en Irak. Y ese parece ser su principal punto fuerte.
[Su página web electoral]

Se cayeron de las listas:

Mitt Romney: un político olímpico (republicano)

 Su carrera política es fiel reflejo de lo que fue su vida como hombre de negocios: práctico y desafiante ante los nuevos retos. Criado en una familia mormona, Romney triunfó como gestor de grandes negocios económicos antes de dar el salto a la política: si su padre logró ser Gobernador de Michigan, él lo fue de Massachusetts. Tras los malos resultados conseguidos en el 'supermartes', anunció su retirada dos días después. Su llegada al cargo, para el que no intentó repetir mandato, vino avalada por la brillante organización de los Juegos Olímpicos de invierno en Salt Lake City en 2002, donde venció un déficit galopante y una psicosis sin precedentes en el que sería el primer gran acto en suelo norteamericano tras los atentados del 11-S.
[Su página web electoral]

Rudolph Giuliani: el alcalde del 11-S (republicano)

 'Persona del año' para la revista Time en 2001, millonario, carismático y con reconocimientos internacionales tan importantes como la Orden del Imperio Británico. Rudolph, 'Ruddy', Giuliani fue "el alcalde de América" después de los brutales atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York. Sin embargo, tras su fracaso en Florida anunció su retirada y pasó a formar parte de la candidatura de McCain. Su constante presencia en la 'zona cero', sus discursos de ánimo, su encendida empatía por lo que sucedía en ese momento le llevaron a copar portadas y a que su nombre saltara a la primera fila de la política nacional. Un par de meses después dejó la alcaldía tras 7 años y se centró en dar el salto a la Casa Blanca, algo para lo que parecía tener grandes opciones... hasta que empezaron las primarias. lave en su futuro.
[Su página web electoral]

John Edwards, el candidato de la clase media (demócrata)

 Hábil orador, con un discurso sencillo y directo, fue la mano derecha de John Kerry para competir por la vicepresidencia en las últimas elecciones. Con esta carta de presentación debería valer a casi cualquier miembro del Partido Demócrata para partir de una buena posición para luchar por ser el candidato a las elecciones. Pero no ha sido así y, finalmente, Edwards anunciaba su retirada . En la trayectoria de este rico abogado hay muchas luces, pero una sombra que pesa mucho en Estados Unidos. Poco importa que sea la imagen del 'self made man' (el hombre hecho a sí mismo), que se hizo rico trabajando y que quiere llegar al despacho oval. Él fue uno de los 16 senadores de ambos partidos que llevaron a cabo la resolución mediante la cual Estados Unidos invadió Irak. Y eso hay muchos que no se lo perdonan.
[Su página web electoral]

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/340233/0/elecciones/eeuu/candidatos/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios