Los españoles gastan cada vez más en hacer obras en su casa, sobre todo en la cocina y el baño

MiBolsillo

Consumo. Ahorro e inversión. Fiscalidad.

Los españoles gastan cada vez más en hacer obras en su casa, sobre todo en la cocina y el baño

Reformas en casa
Un operario cambia el suelo de una vivienda. (ARCHIVO)

El pasado año, en España se emplearon 15.230 millones de euros en reformar o rehabilitar viviendas, lo que supone un crecimiento del 5,2% respecto a 2015 y una media de 829 euros por hogar, según los datos que maneja Andimac, la Asociación Nacional de Ditribuidores de Cerámica y Materiales de Construcción.

Desde 2013, año en el que este sector tocó fondo, el gasto de los hogares en reformas ha subido un 18,2% desde los 701 euros. Por regiones, los castellano-leoneses son los que más gastan, 1.049 euros de media por familia, y los vascos, los que menos, 655 euros. No obstante, el dato es engañoso, pues se limita a dividir el gasto total en reformas entre todas las familias españolas.

El coste medio de una reforma es mucho más alto, y muy variable: en Andimac lo cifran en 49.000 euros, pero no es tanto una reforma como la rehabilitación completa de una casa. De hecho, la patronal especifica que cada 20 años suele afrontarse una renovación de alguna parte de la viviendas, pero no se suelen llegar a actuaciones de fondo que mejoren cualitativamente aspectos como la adaptación a nuevos usos de los espacios, confort acústico o ahorro energético.

Fuentes de Cetelem, banco especializado en créditos al consumo, explican que las reformas acaparan el primer motivo para pedir un préstamo personal seguidas de lo que llaman la BBC (bodas, bautizos y comuniones), viajes y la compra de un coche. Para el conjunto, la media es de 14.000 euros, lo que hace pensar que los de rehabilitación son algo mayores.

La asociación de comerciantes de material de construcción cree que en los próximos años seguirá creciendo el gasto de las familias en la reforma de los hogares. Para este año aumentará un 3,7% –860 euros de media por familia– y en 2018 otro 1,6% –hasta los 874 euros–. En volumen, se emplearán 15.870 millones este año y 16.180 millones el próximo.

El baño y la cocina son las estancias que más reforman los españoles –en el último año, el 48% de las familias españolas hizo alguna mejora en su baño, mientras que el 44% también la realizó en su cocina–, ya que son las que tienen un uso más intensivo. No obstante, se trata de arreglos o mejoras menores, pues solo el 5,8% de las reformas del baño fue completa y solo el 7% de las cocinas. "Es fundamental que estas estancias estén bien acondicionadas, sobre todo la cocina, pues en ella se producen más de la mitad de los accidentes domésticos. En el baño ocurre el 17,4% de ellos", resaltan fuentes de asociación.

Es imprescindible que las administraciones ayuden a impulsar la reforma

Los datos de Andimac diferencian ente la reforma de la vivienda de segunda mano –la que se destina a la venta– y la reforma de la vivienda antigua –realizada por los propietarios para mejorar las condiciones de habitabilidad–. De los 15.228 millones empleados en reformas el pasado año, 3.110 se destinaron a rehabilitar viviendas a la venta, y 12.110, a reformas. Siete de cada diez viviendas de segunda mano que se traspasan sufren obras, bien sea antes de la venta o después, lo que explica en gran parte el impulso de la reforma desde 2013.

No obstante, hay otros factores que explican el crecimiento del presupuesto en hacer obras: un parque de viviendas viejas; una población envejecida que necesita adaptar su casa; la creación de nuevos hogares, muchos de solteros y separados;un mayor alquiler de residentes y turistas y una mayor disposición económica. Lo que se aprecia en el crecimiento del gasto en reformas de los hogares. Aún así, Sebastián Molinero, secretario general de Andimac, considera que "es imprescindible que las administraciones ayuden a impulsar la reforma, una fuente de actividad económica, de empleo y de bienestar para los ciudadanos".

Revalorizar la vivienda y ahorrar en energía

Danosa, especialista en soluciones para la construcción sostenible, aporta algunas claves para hacer obras. Para reducir el gasto de energía de los edificios y, a la vez, mejorar la sensación térmica en los hogares (evitando pasar frío en invierno, aunque suban la calefacción, y calor en verano), el aislamiento térmico es la principal herramienta, que se conjuga con otras como la impermeabilización, para generar el confort en casa. Si se acomete una rehabilitación completa de la fachada (con una mejora del aislamiento térmico de la envolvente, rehabilitación de las partes ciegas y las ventanas y reparando las patologías que pueda sufrir, como las humedades que generan los puentes térmicos), se puede reducir el gasto de energía hasta en un 70%.

Además, el exceso de ruido procedente del exterior del edificio puede acabar afectando al descanso de los vecinos, provocando problemas de insomnio o estrés. Una rehabilitación acústica es la llave del descanso, pero no solo en la envolvente del edificio, también en las diferentes viviendas, para que los vecinos no se escuchen entre sí o para amortiguar los ruidos de impacto de los pisos superiores. Una rehabilitación puede mejorar el confort acústico reduciendo hasta en 10 decibelios el ruido procedente de las paredes contiguas.

Aislar y convertir la azotea en una zona verde ahorra hasta un 30% de energíaLas humedades son uno de los principales problemas que sufren las viviendas y, si no se pone solución, pueden convertirse en un problema crónico que puede llegar a afectar a la estabilidad del edificio. Por ello, antes de llegar a ese extremo, conviene impermeabilizar las zonas más propensas a sufrir humedades, como las estructuras enterradas (sótanos, garajes, foso del ascensor…) o las zonas más sombrías de la fachada. Además de evitar que se produzcan humedades y filtraciones de agua, la impermeabilización también contribuye a mejorar el confort térmico, ya que la humedad genera una sensación de frío que se suele combatir inútilmente subiendo la calefacción. En cuanto a la inversión que requiere, solo con invertir el 1% del precio del edificio se consigue una buena impermeabilización.

Las azoteas siempre han sido unos espacios que apenas se han utilizado en los edificios, hasta ahora. Las terrazas y azoteas se han puesto de moda y son los lugares elegidos por muchos para pasar las tardes y noches en los meses de calor. La rehabilitación puede convertir la azotea en un espacio útil, como una piscina o un jardín. De hecho, convertirla en una zona verde también permite ahorrar energía. Combinando un pavimento aislante térmico y una solución ajardinada ecológica se reducirá el gasto en climatización hasta en un 30%, además de absorber las ondas sonoras reduciendo considerablemente el ruido medioambiental.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/3167347/0/gasto-espanoles-reforma-casa-obras-hogar/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Cerrar

Mostrar gráfica

¿Cómo leer la gráfica?

  • Hay tres variables que se distinguen por colores: ECO de 20minutos.es, en rojo; ECO en redes sociales, en verde, y ECO total (una combinación de los dos anteriores), en azul. El usuario puede activar o desactivar cada una de ellas en cualquier momento con los botones que aparecen justo debajo de la representación gráfica.
  • Al pasar el ratón por cada punto de la gráfica aparecerá el valor (en porcentaje) de cada una de las variables que estén activadas en una fecha y una hora concretas.
  • Zoom: Al seleccionar una zona de la gráfica cualquiera, esta se ampliará. Automáticamente aparecerá un botón a la derecha con las letras reset zoom. Pinchando ahí, la gráfica volverá a su posición inicial.

Más información