Qué es la muerte súbita del lactante y cómo intentar evitarla

Qué es la muerte súbita del lactante y cómo intentar evitarla

Un bebé durmiendo boca abajo
La principal recomendación para evitar la muerte súbita es dormir boca arriba. (GTRES)
  • Esta muerte de origen desconocido afecta sobre todo a niños de entre dos y cuatro meses, aunque puede producirse durante todo el primer año de vida.
  • El sobrecalentamiento es un factor de riesgo a evitar, la temperatura de la habitación en la que duerme un recién nacido debe rondar los 20 grados.
  • También hay que evitar el tabaco y la lactancia materna es un factor de protección.
  • "La recomendación principal es que el bebé tiene que dormir boca arriba".
  • Fallece un bebé de cinco meses en una guardería de Vallecas por muerte súbita.

Este martes un bebé de cinco meses falleció en una guardería madrileña. Un caso de muerte súbita, que, a falta de confirmación, podría tratarse de un episodio de muerte súbita del lactante. El temible síndrome que hace que los bebés se apaguen mientras duermen y sin causa aparente, el monstruo debajo de la cama de los padres recientes.

El síndrome de muerte súbita del lactante está asociado a muertes repentinas de niños sanos menores de un año (sobre todo menores de seis meses y especialmentre entre los dos y los cuatro), en las que no se encuentra una causa tras una autopsia y una investigación minuciosa del lugar y las circunstancias en las que se ha producido.

"Es, por definición, un diagnóstico de exclusión", explica Isabel Izquierdo Macián, neonatóloga y  coordinadora del Comité de Muerte súbita Infantil de la Asociación Española de Pediatría, cuya labor es estudiar la muerte súbita y, sobre todo, prevenirla.

No es frecuente y está en descenso, pero sí está lo suficientemente presente como para tomarse muy en serio las recomendaciones de los expertos.

"Estamos rondando algo menos de 0,5 casos por cada mil a nivel internacional. Hace veinticinco años hablábamos del 2 por mil. En Valencia, por ejemplo, estamos en el 0,2. El año pasado tuvimos dos muertes súbitas del lactante en toda la Comunidad Valenciana. Cuando empezamos el grupo de evaluación de riesgo en 2007 teníamos quince o dieciséis al año", cuenta la doctora Izquierdo, que asegura que "se está mejorando mucho a nivel internacional" a la hora de ponerle freno y que destaca como detonante en ese descenso el consejo de poner a dormir a los niños boca arriba, algo que se inició en Estados Unidos en 1993.

"Para que se produzca el síndrome de muerte súbita del lactante tiene que haber un lactante susceptible, una causa que desconocemos, que se está investigando, en un periodo crítico del desarrollo y una causa externa que actúe de gatillo. Es la teoría del triple riesgo. Esta causa externa es la que podemos controlar", explica la doctora Izquierdo.

Consejos para evitar la muerte súbita del lactante

"Que el niño duerma en su cuna boca arriba", es lo primero que responde la doctora Izquierdo al preguntarla a este respecto. "La recomendación principal es que el bebé tiene que dormir boca arriba", corrobora la doctora Amalia Arce, responsable de E-Salud en Fundació Hospital de Nens de Barcelona y autora de varios libros de salud infantil destinados a los padres y del blog Diario de una mamá pediatra.

Pero hay mucho más que está en nuestra mano hacer. Por ejemplo, evitar el tabaco. "La madre no debe de fumar ni un cigarrillo en el embarazo, altera los ganglios que hay en la base del cerebro, una zona que regula los despertares. Y prohibido también en el ambiente en el que el niño cohabita", asegura la doctora izquierdo, que no da crédito a que haya ningún obstetra que refrende esa leyenda urbana, bastante extendida, que dice que la ansiedad en el embarazo es peor que unos pocos cigarrillos.

La doctora Arce añade que "no sirve fumar cuando el niño no está presente. Tiene que crecer en un ambiente sin tabaco".  Y algo más que debería ser de cajón, que está prohibido "todo lo que es consumos de tóxicos". "No alcohol, no drogas, ni tabaco", lo resume Izquierdo.  

Otra recomendación clara es apostar por la lactancia materna, que protege efectivamente.  Y la lactancia está íntimamente ligada al colecho, pero ahí ya nos adentramos en terreno pantanoso.

Dormir boca arriba, evitar tabaco, alcohol y drogas, que duerma en una cuna junto a los padres y evitar el sobrecalentamiento

La doctora Izquierdo no recomienda el colecho, sino una cuna "próxima a  los padres, cunas colecho o cunas sidecar, que favorecen la lactancia materna". Y recalca que "debe estar libre de objetos, cojines, peluches, muñecos... la cuna es para dormir, no un escaparate. Con un colchón no excesivamente blando. Y sin recovecos entre colchón y barrotes".

La doctora Arce comparte lo delicado que es hablar de colecho en estos casos: "Los estudios dicen que compartir habitación protege, pero compartir la cama, no. Pero la lactancia, por otro lado, es protectora y muchas veces implica colecho". Lo desaconseja si hay otras personas que comparten la misma cama que la madre y el bebé, " la madre sí que tiene un instinto preotector pero otras personas no tanto". Y hay más factores que entrañan peligros y hacen que no se recomiende como "el consumo de tóxicos o si toman algún fármaco depresor del sistema nervioso central". 

Las muertes que se puedan dar vinculadas al colecho suelen ser por asfixia, no se consideran muerte súbita.

También es importante que el niño "no esté sobrecalentado, que también favorece la muerte súbita. La cabeza siempre debe estar descubierta. Ambientalmente se recomienda que la temperatura de la habitación sea de unos 20 grados". Hay que evitar la tendencia a sobreabrigar a los bebés.

Otro tema controvertido, aunque no tanto como el colecho, es el chupete. "Hasta ahora decíamos que sí, que el chupete favorece los microdespertares y mantiene al niño en situación de alerta. Ahora ha salido un estudio que dice que no está claro. No me atrevo a recomendar que no se use, como neonatóloga recomiendo que usen chupete cuando la lactancia materna ya esté establecida. Y si el chupete se cae no hay que despertar al niño para ponérselo".

La doctora en Farmacia y divulgadora Marián García, conocida por su blog Boticaria García, explica que "a pesar de que estudios previos apuntaban a que el uso de chupete podría ser útil en la prevención de la muerte súbita del lactante, una reciente revisión Cochrane publicada en abril de 2017 echa por tierra esta teoría. Según los autores de esta publicación, los estudios realizados hasta la fecha no se han realizado con la calidad metodológica suficiente y, por tanto, es necesario continuar investigando". 

Los bebés que corren más riesgos

Hay niños que corren mayor riesgo en los que hay que extremar estas precauciones. Se trata de "los niños de menos de 2.500 gramos, que se consideran niños con retraso de crecimiento intraútero, y los prematuros", aclara la doctora Izquierdo, "cuando das de alta un bebé de estas características les dices que tengan muchas precauciones". Otro motivo para evitar el tabaco, ya que, como apunta Izquierdo, "es causa de retraso del crecimiento intrauterino".

Prematuros, niños con bajo peso y con antecedentes familiares

También aquellos niños que tuvieron un hermano que falleció por este síndrome, a los que se calcula un 10% más de riesgo. "Es un tema controvertido", explica Izquierdo, "si tienes un antecedente esa madre está aterrorizada, porque es durísimo ir a dar el pecho a tu hijo y encontrarlo muerto en su cuna, y se hace una monitorización domiciliaria. Pero Se ponen más por los padres y cada vez está más en entredicho que se deba hacer. Tuve una madre, cuyo anterior hijo murió, que me contaba que estuvo 18 meses viendo dormir al niño y sin dormir ella".

"La monitorización de apneas, llamada así vulgarmente, consiste en ponerles una especie de cinturón que evalúa la frecuencia cardíaca y respiratoria , cuando baja de determinados parámetros, suena una alarma", explica Amalia Arce, que desaconseja a los padres de niños sanos obsesionarse con sistemas de monitorización a la venta cada vez más extendidos: "No lo indicamos en niños sin problemas". 

 La doctora Arce añade dentro de un mayor riesgo y vigilancia aquellos casos en los que ha habido lo que llaman "episodios aparentemente letales", una apnea prolongada, casos en los que normalmente los padres han reaccionado "intentando moverlo, dándole palmadas o incluso haciendo el boca a boca".

La muerte súbita en niños de hasta catorce años

No tiene nada que ver con la muerte súbita del lactante. "Es como la muerte súbita del adulto y hay que buscar siempre una causa", explica la doctora Izquierdo. "Suele haber detrás una cardiopatía isquémica o canalopatías no diagnosticadas. También patologías neurológicas, tumores que rompen y mueren súbitamente..." 

La doctora Arce coincide: "Generalmente encuentras una causa. No es como el bebé al que haces una autopsia y no encuentras nada. Y lo que es más frecuente es algo cardíaco no diagnosticado. Puede haber alguna sepsis muy rápida y oculta,  alguna miocarditis, una cardiopatía congénita no detectada. Incluso algún fármaco depresor del sistema nervioso central o una droga implicada". 

Ambas doctoras lo relacionan también a un sobreesfuerzo, el gatillo en estos casos. "No suele ser un niño que te encuentras muerto en la cama, sino relacionado con la actividad deportiva", asegura Arce.

"Cada vez recomendamos más la exploración física deportiva, porque los niños cada vez tienen un requerimiento más alto en los entrenos. Y sobre todo en niños federados se recomienda hacer un estudio cardíaco, que es muy sencillo y que descarta muchas causas de la muerte súbita típica del niño que juega al fútbol y cae fulminado. En menores de 12 años con un electro es suficiente y en mayores, también una prueba de esfuerzo".

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/3065504/0/muerte-subita-lactante/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Cerrar

Mostrar gráfica

¿Cómo leer la gráfica?

  • Hay tres variables que se distinguen por colores: ECO de 20minutos.es, en rojo; ECO en redes sociales, en verde, y ECO total (una combinación de los dos anteriores), en azul. El usuario puede activar o desactivar cada una de ellas en cualquier momento con los botones que aparecen justo debajo de la representación gráfica.
  • Al pasar el ratón por cada punto de la gráfica aparecerá el valor (en porcentaje) de cada una de las variables que estén activadas en una fecha y una hora concretas.
  • Zoom: Al seleccionar una zona de la gráfica cualquiera, esta se ampliará. Automáticamente aparecerá un botón a la derecha con las letras reset zoom. Pinchando ahí, la gráfica volverá a su posición inicial.

Más información

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios