La alta tecnología deja al descubierto la mente de 'Don Giovanni' en el Liceu

Liceu Ópera de Barcelona
Liceu Ópera de Barcelona (LICEU)
  • El Liceu de Barcelona se abre a la alta tecnología en la ópera 'Don Giovanni'  de Mozart, interpretada por Mariusz Kwiecien y el español Carlos Álvarez.
  • La pieza habla sobre la seducción y cuenta con un escenario giratorio e imágenes proyectadas que acompañan el ritmo de la trama.
  • 'Don Giovanni', bajo la dirección de Amy Lane, estará abierta desde el próximo lunes hasta el 2 de julio.

Los barítonos Carlos Álvarez y Mariusz Kwiecien encabezan en el Liceu el reparto de una nueva versión de la ópera Don Giovanni, de Mozart, en una producción de Kasper Holten que apuesta por las nuevas tecnologías, lo que permitirá desde el próximo lunes poner al descubierto la mente del disoluto personaje.

Estreno en España, tras su paso por la Royal Opera House-Covent Garden de Londres hace cinco años, la espectacular producción se caracteriza por contar con una gran casa giratoria en el escenario, con un telón de fondo en el que se proyectan imágenes sobre un decorado en movimiento, que representan las ilusiones de Don Giovanni, alguien que acabará bajando a los infiernos.

La directora de la reposición de la obra, la británica Amy Lane, ha explicado este miércoles en rueda de prensa que se trata de una historia sobre la seducción, protagonizada por un artista "capaz de crear mundos nuevos para todas las mujeres a las que quiere seducir".

Todos estos mundos son los que quedarán reflejados ante el público, con una escenografía de Es Devlin y la dirección musical del maestro Josep Pons, iniciándose la trama como un "gran cuadro en blanco, que Don Giovanni irá pintando".

Infierno y oscuridad sobre el escenario

Así que vaya transcurriendo la acción y Don Giovanni vaya perdiendo a personas próximas "y el control de sí mismo", se va viendo "cómo su mente va oscureciéndose, igual que sus dibujos, cada vez más negros, hasta acabar en la nada". "Al principio -ha proseguido Lane- son dibujos preciosos, muy definidos, luego, cuando su mente es confusa son desgarrados, retorcidos".

Para Lane, hoy el infierno "es despertarse a media noche y ver que no tienes nada, que te lo han quitado todo, la esencia de lo que eres y por eso la tela volverá a quedar en blanco al final de la función".

Sobre la música, el director Josep Pons ha aseverado que "nos encontramos ante el Mozart más sintético, el que no necesita de ninguna transición para compás a compás pasar de un carácter irascible a otro dulce", y ha agregado que "nunca con tan poco se había dicho tanto".

Además, no ha obviado que cuando compuso la ópera faltaba poco para que "a los Reyes de Francia les cayera la cabeza" y, por tanto, hay una mirada hacia el "Ancien Regime, pero al final podría ser Beethoven".

Se ve cómo su mente se va oscureciendo, igual que sus dibujos, cada vez más negros"

Por otra parte, ha afirmado que esta producción acaba "poniendo los pelos de punta". "Os sorprenderá -ha vaticinado- y veréis cómo da respuestas a quién era Don Giovanni, abriendo nuevas puertas".

El polaco Mariusz Kwiecien, que interpretó la ópera en Londres hace cinco años, ha reconocido que ha olvidado cómo allí lo hizo, aunque ya no tiene la "crisis que tenía entonces de los 40 años" y con 45 entiende "mucho mejor las cosas, en una versión en la que el cuerpo de Don Giovanni no morirá, pero sí su alma".

"Hoy, tras unas semana de ensayos, me siento como el poeta que busca las palabras para acabar de pulir su obra", ha apuntado, y ha querido, asimismo, resaltar que "Mozart era fantástico, pero no hay que olvidar al libretista Lorenzo Da Ponte, porque aquí el texto tiene un gran papel".

Un espacio tridimensional que define las emociones

Por su parte, el malagueño Carlos Álvarez, que debutará en este montaje, ha bromeado que lo que ha constatado tras los primeros ensayos es que tiene "muy bien la presión", puesto que trabajará a dos metros de altura, y que las piernas le aguantan bien.

Ha mantenido que se trata de una producción compleja, en la que "en un espacio tridimensional usamos la bidimensionalidad para definir los afectos, las emociones". "Es paradójico que hoy ya no baste la música y la actuación para defender la ópera", ha apostillado.

Precisamente, preguntada Amy Lane sobre si la alta tecnología ha entrado en la ópera para quedarse para siempre, la británica ha respondido que este género puede existir de muchas maneras diferentes y "nosotros veremos cómo hablamos de ir evolucionando".

Usamos la bidimensionalidad  para definir los afectos, las emociones"

"Tenemos muchas herramientas al alcance y muy variables, además de unos artistas muy profesionales, que pueden atender desde públicos muy tradicionales a los que desean cosas nuevas", ha añadido Lane.

Don Giovanni, que podrá verse hasta el 2 de julio, contará también con primeras figuras de la ópera como Carmela Remigio, Vanessa Goikoetxeha, Miah Persson, Myrto Papatanasiu, Julia Lezhneva y Rocío Ignacio, que darán vida a Donna Anna, Donna Elvira y Zerlina, respectivamente.

Los dos repartos se completan con Eric Halfvarson y Mariano Buccino en el rol de Il Commendatore; Dmitry Korchack y Toby Spence en el de Don Ottavio; Simón Orfila y Anatoli Sivko en el de Leporello y Valeriano Lanchas y Toni Marsol en el de Massetto.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/3064636/0/alta-tecnologia-en-mente-de-don-giovanni-en-liceu/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR