Los melanomas son más agresivos que los carcinomas, pero menos frecuentes

Tomando el sol
Tomando el sol (IMQ)
  • Los melanomas se asocian con quemaduras de la infancia y juventud.
  • Siempre que estemos expuestos al sol hay que protegerse.
  • De 12:00h y 16:00h es la franja horaria de mayor radiación.

Los carcinomas representan el 90 por ciento de todos los casos de cáncer de piel que se diagnostican cada año pero raras veces producen metástasis mientras que los melanomas, mucho menos frecuentes, suelen ser más agresivos.

Aunque ambos tienen relación con la exposición al sol, en el caso de los melanomas se asocia con quemaduras en la infancia y la juventud y su incidencia está aumentando en los últimos años, según ha reconocido la dermatóloga Ana Sánchez, del Instituto Médico Quirúrgico (IMQ), con motivo del Día Europeo del Cáncer de Piel que se celebrará este martes, 13 de junio.

De hecho, un reciente estudio en País Vasco ha constatado este patrón ascendente del melanoma cutáneo en ambos sexos, aunque en el análisis de 1986 a 2006 se observa un incremento mayor de la incidencia en hombres (5,2%) que en mujeres (3,8%).

Ante esta situación, la experta recuerda la importancia de tener en cuenta que las personas 'no tomamos el sol' sino que el 'sol nos toma a nosotros'.

"Esto quiere decir que no debemos tener la idea de protegernos del sol el día que vamos a la playa a tumbarnos en la toalla, sino que siempre que estemos expuestos al sol, ya sea en la playa, en el monte, haciendo deporte al aire libre o dando un paseo por la ciudad, debemos tener la precaución de protegernos", recalca esta dermatóloga.

La protección solar se puede conseguir evitando la exposición y "huyendo" hacia la sombra, o con gorras, viseras, ropas o cremas fotoprotectoras (filtros solares), aunque también defiende la importancia de tratar de aprovechar sus beneficios, pero sin abusar.

Y es que, según Sánchez, el sol emite radiación de muy distintos espectros y con variados efectos biológicos sobre la piel, al tiempo que tiene un efecto euforizante que nos ayuda a mejorar el estado de ánimo. Las franjas de radiación con más efectos cutáneos son la radiación ultravioleta A (UVA) y la radiación ultravioleta B (UVB).

La radiación UVB es la responsable de las quemaduras solares, del daño del ADN celular que puede producir mutaciones potencialmente cancerígenas y de la síntesis de vitamina D. En cambio, la radiación UVA es la responsable del bronceado, del fotoenvejecimiento (arrugas y manchas solares).

Horas clave de mayor radiación solar

La intensidad de la radiación que llega a la tierra depende mucho de la hora del día, así, en las horas centrales (de 12:00 a 16:00 h) el sol incide más perpendicularmente a la superficie terrestre y por lo tanto, "llega menos filtrado por la atmósfera", haciendo que su radiación sea más intensa.

Para Sánchez, los filtros solares son "muy útiles" a la hora de proteger de la radiación UVB, es decir, de la quemadura solar; de hecho, el número de índice de protección que aparece en la caja indica cuánta radiación UVB filtra dicha crema.

"Los fotoprotectores con un índice de protección del 2, filtran el 50 por ciento de la radiación UVB; los del 15 filtran el 90-95 por ciento de la radiación UVB; los del 30 filtran el 96 por ciento; y los de 50+ filtran el 98 por ciento de la radiación UVB; por lo tanto, "entre una crema del 30 y otra del 50+, existe poca diferencia en cuanto a cuánto nos protegen de quemarnos", según esta experta.

"Ninguna crema de ningún índice de protección llega a filtrar el 100% de la radiación UVB, por lo tanto no existen las mal llamadas 'pantallas totales'", ha zanjado.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/3060895/0/carcinoma-melanoma-cancer-piel/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR