La funeraria de Barcelona prevé ahorros del 30 al 60% respecto al precio medio de 7.149 euros

La funeraria de Barcelona prevé ahorros del 30 al 60% respecto al precio medio de 7.149 euros

Tanatorio De Sancho De Ávila De Barcelona.
Tanatorio De Sancho De Ávila De Barcelona. (SERVEIS FUNERARIS DE BARCELONA)
  • El Ajuntament establece una tarifa estandard de 2.622 euros, una media de 3.822 euros y una superior de 5.170 euros.
  • La previsión es que la funeraria pública esté operativa durante el segundo semestre de 2019.

El Ajuntament de Barcelona ha fijado tres precios para la futura funeraria municipal que representarán ahorros de entre el 30 y el 60% respecto al precio medio actual, que un estudio encargado por el consistorio sitúa en los 7.149 euros.

De esta manera, se establecerá una tarifa estandard de 2.622 euros, una media de 3.822 euros y una superior de 5.170 euros.

Las tres cantidades están por debajo del análisis que ha hecho la consultora Global Economics Group, que ha estudiado 44 facturas de servicios funerarios en Barcelona y ha establecido que el precio medio supera los 7.000 euros.

La capital catalana acoge este martes unas jornadas sobre esta cuestión organizadas por el consistorio.

Barcelona se prepara para abrir una funeraria municipal con el objetivo de rebajar el precio de este servicio en la ciudad. El consistorio ha organizado una jornada titulada 'Servicios Funerarios Municipales, garantía de competencia y calidad', donde se exponen los beneficios que tendrá la creación de la nueva empresa para la ciudadanía. Ciudades como Madrid o Palma de Mallorca explicarán su experiencia.

La previsión es que la funeraria pública esté operativa durante el segundo semestre de 2019 y que inicialmente cuente con 21 trabajadores.

La ciudad más cara del Estado

El Ajuntament partió inicialmente de un estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios que concluía que la capital catalana era la ciudad más cara del Estado en este asunto, con un precio de 6.500 euros.

En la capital catalana operan principalmente dos empresas, Mémora, que tiene cuatro tanatorios, y Áltima, que tiene uno. Un estudio de la UPF encargado por la primera de las compañías, en cambio, sitúa el gasto medio por entierro en Barcelona en los 3.190 euros.

Desde el consistorio han argumentado que este precio no tiene en cuenta el IVA ni el servicio de cementerio,  que representa los servicios de beneficencia (que tienen coste cero y que bajan mucho la media).

El Ajuntament ha trabajado de momento con la hipótesis de situar el futuro tanatorio en el cementerio de Montjuïc, pero la decisión no está tomada

En todo caso, a petición de diferentes grupos de la oposición, el Ajuntament ha encargado un tercer estudio a una consultora que aún incrementa más los precios actuales.

La muestra son 44 facturas funerarias. El informe fija tres tipos de precios. Por una parte, el precio medio, que simplemente suma las 44 facturas analizadas y las divide por la misma cantidad.

Esta cifra se sitúa en 7.149 euros. Un segundo baremo es el del precio medio, que no tiene en cuenta ni la factura más alta ni la más baja, y que se estima en 6.593 euros. Una tercera referencia es la del precio estandard, que varía en función de la empresa que presta el servicio y que solo tiene en cuenta aquellos conceptos que figuran en las facturas que se repiten, es decir, sin extras (6.339 para Mémora y 5.130 para Áltima).

La misma empresa ofrece precios diferentes en función de la ciudad

También se ha analizado el servicio 'Electium' que ofrece Mémora, el que contratan personas que ya no pueden acceder a un seguro (por edad o por enfermedad) y que quieren dejar esta cuestión cerrada antes de morir.

El estudio revela que la tarifa en Barcelona supera los 9.000 euros mientras que en Madrid, la misma empresa ofrece un precio situado entre 3.950 y 4.525 euros porque allí existe más competencia y una empresa municipal. El mismo servicio cuesta en Valencia 5.000 euros y en Zaragoza 2.963.

Por su parte, el Ajuntament ha establecidot tres tarifas para su funeraria municipal con una horquilla que oscila entre 2.622 euros y 5.170 euros. El consistorio ya establece que la tarifa más baja sea la estandard y que ofrezca un servicio digno con el menor precio posible.

La estimación es que el 40% de los futuros usuarios de la funeraria optarán por esta modalidad, que otro 40% apostará por la media (3.822 euros) y que un 20% preferirá la opción más cara. De todas formas, aunque el 100% se inclinara por la primera, la sostenibilidad de la futura empresa estaría garantizada.

En paralelo a la creación de la funeraria, el Ajuntament ya ha modificado las ordenanzas para que tener un tanatorio deje de ser requisito imprescindible par operar en la ciudad.

El objetivo es favorecer la competencia. De hecho, las seis salas de velatorio que tendrá la empresa municipal también se podrán alquilar para que entren otros operadores. El Ajuntament ha trabajado de momento con la hipótesis de situar el futuro tanatorio en el cementerio de Montjuïc, pero la decisión no está tomada. Aún no se ha concretado si será una línea empresarial más de Cementiris de Barcelona o una empresa al margen.

Con todos estos elementos, el objectivo del consistorio es rebajar los precios de este servicio, pero también influir en los precios de las aseguradoras, que pagan el 70% de los servicios. El Ajuntament constata que muchos barceloneses optan por esta salida teniendo en cuenta el elevado precio de un entierro.

Según una encuesta encargada también por el Ajuntament con una muestra de 351 personas, el 75% de los barceloneses quiere disponer de más alternativas para poder escoger otras empresas que presten los servicios funerarios en la ciudad. El 95% está muy de acuerdo o de acuerdo con la creación de una empresa pública que ofreciese este servicio.

Teniendo en cuenta que algunos grupos, como el PPC, reclaman al Ajuntament que rebaje las tasas de cementerios, desde el consistorio recuerdan que solo suponen el 10% de la factura total, i que los precios ya son de los más bajos del Estado.

La Síndica de Barcelona pide una reducción del IVA de los servicios funerarios

La Síndica de Barcelona, Maria Assumpció Vilà, ha pedido este martres en la jornada de servicios funerarios una rebaja del IVA que se aplica actualmente para los servicios funerarios, que es del 21%, y cambiarlo por un IVA reducido o súper reducido. 

Vilà trasladará su petición a la Defensora del Pueblo, Soledad Becerril, para que la haga llegar al Gobierno al tratarse de un servicio esencial cuyos precios en Barcelona la síndica considera "abusivos".

Ninguna factura a las que ha tenido acceso la Sindicatura es inferior a los 5.000 euros y algunas se elevan hasta los 10.000 euros.

La defensora también pide que los funerales de beneficiencia sean de mayor calidad y la introducción de cambios en los requisitos de acceso para que puedan cubrir a más personas.

Áltima critica el estudio del Ayuntamiento por su muestra "nada representativa"

Áltima ha criticado este martes que el estudio de precios de servicios funerarios encargado por el Ayuntamiento se base en el análisis de 44 facturas, una muestra "nada representativa y totalmente aleatoria" para la ciudad, en la que se realizaron 16.000 servicios en 2016.

Fuentes de Áltima han asegurado que el gasto medio registrado por la empresa para particulares ha sido de 4.445,88 euros, incluyendo los costes de servicio funerario, cementerios e IVA, cifra que "nada tiene que ver con la que publicitan desde el Ayuntamiento", que asegura que el precio medio en la ciudad es de 7.149 euros, incluyendo estos conceptos.

El precio medio de Áltima a compañías aseguradoras es de 3.482,42 euros, mientras que el medio total --teniendo en cuenta el de 4.445,88 de particulares-- es de 3.760,96, según datos auditados en base a 4.000 servicios, información que se hizo llegar al Ayuntamiento para su conocimiento, han destacado las mismas fuentes.

Áltima comparte la necesidad de eliminar las condiciones restrictivas para poder operar incluidas en las ordenanzas de Servicios Funerarios y Cementerios, cuya modificación se está tramitando

"Ante esta metodología empleada por el Ayuntamiento, se reafirma lo que siempre hemos mantenido respeto al poco rigor" del consistorio para crear una empresa funeraria pública, han sostenido fuentes de Áltima, con ocho facturas de las 44 analizadas en el estudio, elaborado por Global Economics Group.

Áltima comparte la necesidad de eliminar las condiciones restrictivas para poder operar incluidas en las ordenanzas de Servicios Funerarios y Cementerios, cuya modificación se está tramitando para fomentar la competencia: "Hace muchos años que estamos intentando tener más presencia en Barcelona, pero la normativa del Ayuntamiento es tan restrictiva que es prácticamente imposible instalarse".

Además de solicitar más facilidades a las empresas funerarias para llevar a cabo su trabajo, la compañía ha pedido al Ayuntamiento que rompa "su monopolio en el servicio de cementerios" para poder ampliar la oferta al usuario para abrir realmente el sector.  

Para Mémora, el modelo público-privado ha dado resultados

Mémora ha defendido este martes que la ciudad de Barcelona ya cuenta con un vehículo público para la gestión de los servicios funerarios --la empresa Serveis Funeraris de Barcelona--, con un modelo mixto público-privado que ha dado "excelentes resultados" como modelo de servicio.

Ante la creación de un operador funerario municipal con precios más económicos anunciado por el consistorio, la compañía ha resaltado que el ayuntamiento ya forma parte del consejo de administración de Serveis Funeraris de Barcelona --posee un 15%--, por lo que recuerda que "su voz es determinante" en la toma de decisiones, como lo es la fijación anual de precios.

"El modelo de Barcelona, que en el caso de Mémora es público-privado, es un referente internacional", ha constatado Mémora en un comunicado, en el que apunta que el sector funerario ha realizado una gran inversión y se ha profesionalizado en las últimas décadas.

En relación al estudio de precios presentado en una jornada promovida por el Ayuntamiento y elaborado en base a 44 facturas, la compañía lo ha contrapuesto al informe del catedrático Oriol Amat, de la UPF, que elaboró un estudio del gasto funerario en Barcelona basado en el análisis de más de 40.000 facturas procedentes de datos auditados de Mémora y Áltima, que representan más del 90% de la cuota de mercado.

El mismo estudio constató que el gasto funerario de Barcelona ha bajado un 8% desde 2011 a 2016, según recuerda la compañía, que también hace hincapié en que los operadores privados corren con los gastos de las familias sin recursos, cuando en otras ciudades lo sufragan los ayuntamientos.

Sobre la encuesta de valoración de FeedbackMP, que concluye que la calidad es el elemento mejor valorado de los servicios funerarios y el precio el peor, Mémora ha destacado la buena valoración que reciben los servicios, destacando la calidad y transparencia.

"Estamos contentos de que el Ayuntamiento señale como segundo factor la satisfacción y transparencia e información sobre los precios", ha asegurado Juan Jesús Domingo, consejero delegado de Mémora.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/3003408/0/tarifas-funeraria-barcelona-ajuntament/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios