Versión impresa

Hugh Herr: "En el futuro no importará de lo que estemos hechos, sino lo que hagamos"

El biofísico estadounidense Hugh Herr, en Oviedo
El biofísico estadounidense Hugh Herr, en Oviedo (EUROPA PRESS)
  • OVIEDO, 18 (EUROPA PRESS)

El biofísico estadounidense Hugh Herr, galardonado con el Premio Princesa de Asturias de Investigación Científica 2016, ha asegurado este martes que en el futuro no importará de qué esté compuesto el cuerpo humano, si de elementos fisiológicos o prótesis, sino "lo que hagamos y cómo nos expresemos".

En la rueda de prensa que ha ofrecido durante la XXXVI edición de los Premios Princesa de Asturias que cada año concede la Fundación de mismo nombre, ha incidido en la necesidad de avanzar y desarrollar tecnologías "que trasciendan la discapacidad y vayan más allá de la capacidad humana".

Herr se ha mostrado optimista sobre el futuro de la investigación biomecánica y su comercialización, asegurando que en el futuro las extremidades y los componentes del cuerpo humano diseñados artificialmente serán incluso mejores que los componentes fisiológicos con los que nace el ser humano.

El biofísico trabaja actualmente en "fusionar" con la piel y los huesos las extremidades inteligentes. En este sentido, ha explicado que el año que vienen se someterá a una cirugía para introducir implantes en su cuerpo que establezcan comunicación entre el sistema nervioso y las prótesis para pensar y moverse, y llegar así a sentir en un futuro esas extremidades biónicas.

"Estamos avanzando en la dirección de que no importe que sea algo sintético si es capaz de conectar con el cuerpo humano y esté integrado, será algo normal, no importará de lo que estamos hechos, importará lo que hagamos y cómo nos expresamos", ha asegurado.

A la luz de sus investigaciones, Herr ha vaticinado que "en 50 años" las partes del cuerpo que sean sintéticas "van a ganar", puesto que el ámbito de la biónica "avanza rápidamente" hacia los accionadores de los músculos y confieren propiedades a las extremidades superiores a las fisiológicas". Así, ha asegurado que en el futuro, los brazos y piernas sintéticas tendrán mayores características y funcionalidades que harán superiores a los biológicos.

El peligro actual al que se enfrenta la sociedad, ha dicho, es el de aceptar que la discapacidad es inherente a la condición humana. "Las limitaciones no deben ser aceptadas como parte de la vida", ha resaltado, y ha incidido en que la sociedad está "demasiado acostumbrada" a ver a los seres queridos con discapacidad. "Llegará el momento, en este mismo siglo, en el que no tengamos que tolerar nunca más las limitaciones de nuestro cuerpo y de la naturaleza, haciendo reingeniería de nuestro cuerpo para eliminar las fallas del mismo", ha vaticinado.

En este punto ha recordado que cuando sufrió la amputación de sus dos piernas con 17 años le dijeron que tenía que aceptar que iba a estar limitado el resto de sus días. En lugar de eso, ha dicho, "hay que avanzar y desarrollar tecnologías que trasciendan la discapacidad y vayan más allá de la capacidad humana".

QUIENES VEAN SU MOVILIDAD CONDICIONADA "NO DEBERÍAN ACEPTAR LA PALABRA DISCAPACIDAD"

El investigador está considerado como el "líder mundial" de la biónica por haber desarrollado las primeras prótesis que logran emular la locomoción humana permitiendo superar discapacidades. Precisamente sobre este aspecto, ha asegurado que las personas que ven su movilidad condicionada no deberían aceptar la palabra "discapacidad". "Algunas veces se sienten sin valor, como si no fueran miembros de la sociedad, hay que rechazar esa noción, hay que inventar para innovar, pensar en el futuro e intentar superar cualquier discapacidad a la que uno se enfrenta", ha dicho.

En este punto ha ejemplificado con las personas que deben utilizar gafas para ver de manera adecuada. "Nadie diría que son discapacitados", ha asegurado, para después asegurar que una persona con esta característica u otras "no son más débiles que las demás", sino que tienen cuerpos diferentes.

Las investigaciones pioneras de Herr en biomecatrónica, combinando inteligencia artificial, neurofisiología y robótica han dado lugar a una nueva clase de prótesis biónicas inteligentes, controlables por el cerebro. Sus métodos se basan en un conjunto de disciplinas científicas y tecnológicas de vanguardia, con un impacto significativo en personas con discapacidades, a través de prótesis adaptables que permiten movimientos similares a los fisiológicos. Además, ha desarrollado exoesqueletos que, como estructuras externas y adaptadas al cuerpo, permiten potenciar las capacidades físicas humanas.

Sin embargo, estas investigaciones revierten apenas en el 15 por ciento de la sociedad estadounidense, según ha afirmado, debido a los altos costes de producción y comercialización de las prótesis. La financiación y la inversión son, a su modo de ver, los mayores desafíos en la investigación y su mayor limitación.

Así, Herr ha explicado que la tecnología que comercializa a través de su compañía 'Bionx Medical Technologies' es "técnicamente viable" pero cuenta con dificultades para encontrar la financiación o el reembolso de la inversión realizada por parte de las autoridades sanitarias o aseguradoras.

"Solo el 15 por ciento de la sociedad estadounidense puede acceder a las prótesis que yo llevo", ha asegurado, precisamente porque "no existe" la devolución de la inversión por parte de las autoridades sanitarias.

Consulta aquí más noticias de Asturias.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/2866126/0/hugh-herr-futuro-no-importara-lo-que-estemos-hechos-sino-lo-que-hagamos/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR