Masajes: ¿En qué consiste el shock glacial?

Masajes eróticos
Estos masajes pueden llevar al orgasmo. (ARCHIVO). (ARCHIVO)

Con este masaje vamos a recrear la fantasía de huir y hacer el amor en un glaciar iluminado por la luz cegadora del sol. Lo primero que vamos a hacer es ahuyentar las preocupaciones, el estrés y el cansancio que se acumulan en la nuca y los hombros.

Nunca vamos a olvidar que estos masajes tienen una finalidad erótica y estimulante, que incluso si se hacen el tiempo necesario pueden llevar al orgasmo, que el placer debe acompañarnos todo el tiempo, tanto en el que lo da como en el que lo recibe. Los tiempos que propongo son mínimos aproximados. Hay que recordar también que cuando le estamos proponiendo a nuestra piel y a nuestro cerebro algo nuevo tarda un poco en enterarse.

Vamos a utilizar aceite esencial de menta que suscita en nuestra piel un fuerte efecto refrescante. La sensación de frío es perfectamente compatible con las sensaciones eróticas, pero además la menta en nuestro organismo tiene otros efectos, el primero de los cuáles es el de ser el primer afrodisíaco conocido. En este masaje vamos intensificar el efecto de la menta con un cubito de hielo o con agua muy fría, pero no debe de darse con este aceite en personas que sean alérgicas a las gramíneas, en procesos catarrales, en inflamaciones de oídos o de dentadura, o con insolación.

Hay que tener también precauciones con la menta si alguno de los miembros de la pareja está recibiendo tratamiento homeopático porque este aceite esencial elimina la eficacia de los tratamientos sobre todo los de altas potencias. Su duración es de 15 a 20 minutos y se precisan: una silla o taburete donde el que va a recibirlo se encuentre cómodo y el que va a darlo también. Aceite esencial preparado, una toalla mediana, y el aceite de masaje también preparado.

Preparación del aceite

Prepararemos el aceite de masaje de la siguiente manera: una cucharadita de aceite de pepita de uva a la que añadiremos el aceite esencial una gota de mentha spicata y otra de mentha viridis nana. Esta es la proporción de la disolución: prepararemos el equivalente a cuatro cucharadas soperas, también utilizaremos aceite esencial no diluido para aplicarlo en algunos puntos, por ello es necesario estar seguro que la persona que va a recibir el masaje no es alérgica a este producto.

No se puede utilizar para este masaje la menta piperita japonesa, es demasiado fuerte. Para éste como para todos los demás masajes es necesario que estéis desnudos y que haya un ambiente distendido y erótico entre vosotros. Tu pareja ocupará la silla y apoyará la espalda y la cabeza contra tu vientre o caja torácica, ya que tú estarás detrás a sus espaldas.

Pídele que cierre los ojos, que no cruce las piernas y que sienta el contacto del suelo con las plantas de los pies. Refresca tus manos un momento con el hielo o al agua fría y sécalas. Debes repetir esta operación cada vez que notes que tus manos o la piel de tu pareja se calientan, y toma un poco de aceite de masaje o una gota de aceite esencial, repártelo bien por tus manos, sólo una gota, y procura que no caiga en los ojos.

La cara

Apoya los tres dedos medios de ambas manos en la frente, un poco por encima de las cejas (es un ligero contacto), después deslízalas lentamente hacia las sienes, presionando un poco, disminuye la presión sobre los occipitales y detrás de las orejas, allí encontrarás una prominencia ósea que se llama apófisis mastoidea, desde allí desciende por el cuello hasta los hombros, ahora amasa los hombros con toda la mano y deja caer las manos como si estuvieran empapadas de agua.

Repite esta manipulación algunas veces hasta que notes que la respiración se ha hecho más lenta, cada vez vas subiendo las yemas de los dedos más hasta que alcances el nacimiento del cabello. Vuelve a las cejas y apoya los dedos con una ligera presión en cada ceja justo en el arranque de la nariz y fricciona toda la ceja hacia las sienes. Toma un poco de aceite esencial y colócalo en el centro las dos cejas sobre el nacimiento de la nariz, baja hacia la barbilla acariciando con las puntas de los dedos, no toques los labios y entretente con mucha suavidad en las mejillas y la mandíbula. Dicen los chinos que en la cara hay dos puntos de orgasmo, entre las dos cejas y en el centro de la mandíbula inferior. ¡A ver si los encuentras!

PARTICIPA EN SEXO Y VERANO

Todos tenemos pequeñas perversiones inofensivas, ¿te atreves a contarnos la tuya?

Para grabar marca 911 847 602 y clave 122#

Para opinar sobre este tema llama al 911 847 602 y marca la clave 122#

¿Un SMS puede ser erótico?

 Nosotros creemos que sí. Estamos seguros de que con ingenio los 140 caracteres de un mensaje corto son suficientes para calentar el verano.

Participa enviando el tuyo al número 690 20 20 20. Publicaremos los mejores.

Diccionario Sexológico

A | B | C | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N | O | P | Q | R | S | T | U | V | X

Artículos relacionados

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/269441/0/masajes/shock/glacial/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios