Un adolescente australiano piratea un filtro antiporno de 84 millones de dólares

  • Se trata de un estudiante de dieciseis años.
  • Tardó treinta minutos en piratear el sistema impulsado por el gobierno.
  • La oposición lamenta que el gobierno no haga lo suficiente para solucionar el problema.

Un adolescente de dieciseis años ha conseguido crackear el filtro antiporno del gobierno federal australiano, el cual ha tenido un coste de 84 millones de euros, según informa 'Fairfax Digital' .

Tom Wood, estudiante de décimo curso de una escuela en Melbourne, tardó apenas 30 minutos en romper la protección del nuevo filtro.

La ministra de comunicación ha declarado la imposibilidad de crear un filtro invulnerable

Su método le permite hacer creer a sus padres que el filtro está todavía operativo, cuando en realidad ha sido pirateado.

"Es una terrible pérdida de dinero," declaró el joven. "Podrían conseguir un filtro mucho mejor gastando algo más de dinero, sin tener que pagar a compañías extranjeras por un filtro ineficaz".

La ministra de comunicación, Helen Coonan, señaló que el gobierno había previsto que los niños podrían encontrar métodos para saltarse los filtros NetAlert . También declaró que los creadores del filtro tienen como prioridad solventar las deficiencias de seguridad.

"Desafortunadamente, ninguna medida podrá proteger plenamente a la infancia de contenidos online dañinos", declaró la ministra.

En este sentido, el senador del partido 'La Familia Primero' , ha lamentado que el gobierno australiano no haga lo suficiente para que los niños no estén expuestos a estos contenidos".

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/269191/0/adolescente/filtro/porno/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios