¿Cómo realizar un masaje en las manos?

Manos masaje
Las manos tienen una gran importancia en los trastornos de la emotividad . (WU SHU SAN CHAI) (GOOGLE.ES)

El masaje de hoy va encaminado a fortalecer y tonificar el corazón y a despertar secretas emociones. Para ello usaremos esencia de pomelo, fruto al que los botánicos denominan “Citrus paradis” o limón del paraíso.

La medicina moderna confirma que el aroma de esta fruta comunica alegría, ligereza y una leve euforia que predisponen a la excitación sexual, si así se desea.

Cuando nos hallamos embotados, fatigados o deprimidos esta esencia nos ayuda a levantar el ánimo y a levantar también “otras cosas” porque nos hace segregar endorfinas que son las hormonas de la felicidad, por eso el masaje con esta esencia lo daremos en la zona que está vinculada con el corazón y la potencia vital: las manos.

Las manos son la zona que está vinculada con el corazón y la potencia
Se sabe que el antebrazo, el brazo y sobretodo la mano tienen una gran importancia en los trastornos de la emotividad y que el dedo gordo ocupa en el cerebro más espacio que el resto de la piel de las extremidades superiores.

Un baño de brazos favorece la circulación y rompe las barreras que impiden que la sexualidad fluya como el río que es.

Por eso la propuesta de hoy es un baño de brazos, un masaje de brazos y un masaje en la mano para terminar con una caricia muy especial en el dedo gordo de la mano derecha.

Preparación

La duración adecuada de esta técnica es de 15 a 20 minutos. Necesitas una bañera para bebés o una jofaina de tamaño normal, para contener el agua en donde se sumergirán los antebrazos, dos sillas o dos almohadones para sentarse cómodamente en el suelo, una toalla de baño y aceite de masaje.

Este aceite está compuesto por una cucharada de aceite de yoyoba o de pepita de uva al que añadiremos 3 gotas de aceite esencia de pomelo y 2 gotas de aceite de esencia de mandarina, todo bien mezclado con un tenedor en un platito o cuenco pequeño.

Todos los aceites esenciales cítricos potencian la sensibilidad de la piel a las radiaciones solares, es decir, que después de este masaje hay que evitar el sol o los rayos UVA durante por lo menos las cuatro horas posteriores al masaje.

Empezamos llenando en recipiente con agua ligeramente fría, colocaremos la bañera o jofaina en una mesita baja o en el suelo.

Es importante que los antebrazos queden sumergidos por completo hasta la mitad del brazo. Quítate todo lo que impida la circulación como relojes, pulseras, anillos y usa una prenda floja y sin mangas o nada.

Lo ideal es que estéis desnudos los dos, si tú vas a dar el masaje en primer lugar, siéntate cómodamente en frente de tu pareja sin cruzar las piernas con ella y colócate lo suficientemente cerca para que su mano repose sobre tu rodilla.

Después de este masaje hay que evitar el sol o los rayos UVA

Saca el brazo izquierdo del recipiente y sécalo con cuidado y mimo, luego toma una buena cantidad de aceite en tus manos y empieza friccionando con el aceite todo el antebrazo y el brazo empezando desde la raíz de la mano hacia arriba con una fricción un poco más enérgica.

Sigue acariciando todo el brazo amasando los músculos hasta que sientas que el brazo se relaja por completo, repite la operación con el brazo derecho y cuando notes que este brazo ya se ha relajado deja que los antebrazos descansen sobre tu muslo o tu rodilla con los dorsos de las manos hacía abajo.

Recorre la cara interna del brazo y del antebrazo en el cuenco del codo pasando los dedos con suavidad, haciendo cosquillas con las yemas o las uñas, repite el ejercicio hasta que tu pareja se sienta excitada.

Da la vuelta a las manos. Humedécete los pulgares en aceite y fricciona con ellos los dorsos de las manos desde las raíces de los dedos hasta las muñecas.

Toma una de las manos entre las tuyas apoya ambos pulgares sobre el dorso y pásalos con presión hacia abajo y hacia arriba, sin olvidar amasar todos los recovecos de los dedos, hacemos lo mismo con la otra mano.

Volvemos las manos y masajeamos las palmas con los pulgares humedecidos en una pequeña cantidad de aceite trabajando las prominencias musculares situadas bajo la raíz de los dedos, fricciona los dedos uno a una desde los extremos hacia los nudillos haciendo pinza sobre el dedo entre tu pulgar y el dedo medio.

Toma la mano derecha entre tus manos y amásala como si intentaras mover los huesos, repite el ejercicio tres veces y entonces toma el dedo gordo en tu puño y muévelo de arriba hacia abajo con ritmo el tiempo necesario. Cuentan que las sacerdotisas del dios Kama llevaban al orgasmo a sus devotos con este ejercicio.

PARTICIPA EN SEXO Y VERANO

Todos tenemos pequeñas perversiones inofensivas, ¿te atreves a contarnos la tuya?

Para grabar marca 911 847 602 y clave 122#

Para opinar sobre este tema llama al 911 847 602 y marca la clave 122#

¿Un SMS puede ser erótico?

 Nosotros creemos que sí. Estamos seguros de que con ingenio los 140 caracteres de un mensaje corto son suficientes para calentar el verano.

Participa enviando el tuyo al número 690 20 20 20. Publicaremos los mejores.

Diccionario Sexológico

A | B | C | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N | O | P | Q | R | S | T | U | V | X

Artículos relacionados

 

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/269079/0/sexo/verano/pilar/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios