"¿Es malo para los músculos del ano la práctica del sexo anal?"

Pilar Cristóbal
Pilar Cristóbal (Archivo)
20 minutos te brinda la posibilidad de despejar todas tus dudas sobre el sexo. Pilar Cristóbal contesta cada lunes una selección de aquéllas cuestiones que a lo largo de la semana le hayáis confiado sobre el tema de los temas: el sexo. Lee aquí las respuestas, sus consejos y deja tus dudas.

Consulta todas las entregas anteriores.

Soy un chico gay de 21 años y todavía no he tenido ninguna experiencia sexual completa, tan solo pequeñas caricias y masturbaciones mutuas. Yo querría tener más experiencias sexuales, porque tengo una pareja a la que quiero mucho y con la que me siento muy unido, pero no me atrevo a ir “más allá”. Mi pregunta es ¿es cierto eso de los desgarros si se practica el coito anal? ¿Es malo para los músculos del ano? ¿Duele mucho? Y en caso afirmativo ¿Hay algún método para mitigar el dolor?

Evidentemente, el coito anal, sin preparación ninguna y a “lo bruto” no solamente produce desgarros en la musculatura del ano, sino que el dolor es tan desagradable que la próxima vez que se intente posiblemente se produzca una contracción muscular y sea mucho más difícil y doloroso. Lo primero que quiero que desmitifiques es el coito o la penetración como máxima expresión del amor de una pareja, esto no es así, el amor, la pasión y el sexo puedes manifestarse a través de cualquier vía sensorial, la masturbación, la caricia en todo el cuerpo, los masajes etc... son prácticas muy sensuales y muy gratificantes. Una vez dicho esto, no obstante si queréis hacer penetración lo mejor es que empecéis lubricando convenientemente toda la zona del ano, masajeándola y acariciando para que la musculatura se relaje. Ten en cuenta que el ano es un esfínter que está preparado para dejar salir, no para permitir la entrada y hay que ir enseñándole despacito y desde el placer, no desde el dolor. Después y en un buen estado de excitación, nunca en frío, introducir un dedo y moverlo dentro haciendo un círculo para que el cerebro registre la sensación y la codifique como placentera. Repetir el ejercicio anterior en sucesivas ocasiones hasta que notéis que el esfínter se abre él solo ante el contacto o la “llamada” cuando esto suceda se puede introducir el pene bien lubricado. Lo que suceda después ya depende de vosotros. Pero es conveniente recordar la regla de oro del sexo. Todo lo que se haga tiene que moverse en el espacio del placer sino no funciona.

Llevamos 5 años casados y yo creía que teníamos una vida sexual muy satisfactoria por los menos para mí, pero desde un tiempo a esta parte mi marido ha empezado a hacer cosas raras. Antes consensuábamos armoniosamente lo que hacíamos, pero ahora es como si le hubiera dado por tomar todas las iniciativas sin decirme nada y me desconcentra. También le gusta besarme el sexo y luego la boca y me da bastante asco. ¿Ese esto normal? ¿Es necesario cambiar tanto para disfrutar del sexo? ¿Quiere decir que se aburre conmigo?

Lo bueno que tiene el sexo es que afortunadamente no hay nada ni normal ni anormal, pero es muy importante ponerse de acuerdo por que no es bueno que uno de los miembros de la pareja imponga sus criterios sobre el otro porque puede llevar a que el que se siente dominado deje de tener ganas. Los cambios son buenos porque impiden que la rutina, que es el enemigo mayor del sexo, se instaure, pero la falta de acuerdo, como tú dices, impide la concentración. Creo que lo que subyace en vuestra conducta sexual es una lucha por quién manda en la relación y si es así, no es nada bueno para la misma. Algunas parejas lo que suelen hacer en estos casos es alternar en la propuesta, es decir un día mandas tú y otro manda él y tú te abandonas, que también es muy gratificante. Respecto a lo de los besos en el sexo si te da asco no se lo consientas.

Tengo varias preguntas. La primera sobre la erección. En las películas pornográficas y en charlas con amigos me he dado cuenta de que en muchos hombres, cuando tienen una erección, el pene se les pone derecho y hacia arriba, es decir, formando un ángulo agudo con el abdomen. Mi erección no es así, el mío se pone hacia delante, es decir, formando un ángulo recto con una pequeña curva hacia abajo. ¿Por qué pasa esto? ¿Cual es más común? ¿Cual es la más placentera para las mujeres?

Todos los penes son distintos y por lo tanto todas las erecciones son diferentes. Desde el punto de vista evolutivo el pene está formado por dos medios tubos que se sueldan durante la gestación, las curvaturas del pene y su orientación en estado de erección dependen de la forma del pene y por ello en cada hombre tiene su expresión y su propia peculiaridad. Lo más común es que en la primera juventud el pene forme un ángulo agudo con el abdomen, después va decayendo hasta terminar mirando hacia los pies pero, siempre que la turgencia permita la penetración, lo demás no importa. Para algunas mujeres la visión de un pene magnífico mostrándose en todo su esplendor puede ser muy erótico como lo son unos buenos senos, bien puestos, para los hombres, pero lo que ellos y ellas prefieren es una persona activa y muy enamorada y las peculiaridades físicas suelen pasar a un segundo plano.

Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/265741/0/sexo/consultorio/pilar/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR

Hemos bloqueado los comentarios de este contenido. Sólo se mostrarán los mensajes moderados hasta ahora, pero no se podrán redactar nuevos comentarios.

Consulta los casos en los que 20minutos.es restringirá la posibilidad de dejar comentarios