Ya no hay excusa para estar solo

Ya no hay excusa para estar solo

Un selfie con amigos
Tres amigos se realizan una fotografía con un teléfono móvil. (GTRES)

¿Recuerdan cuántos caracteres tenía un SMS? En poco más de lo que ocupa ahora un tuit, solíamos comunicarnos hace 15 años. De los 160 caracteres de los mensajes cortos de móvil, hemos pasado a los 140 de Twitter. Tampoco podemos olvidarnos de WhatsApp, el servicio de mensajería que nació en 2009 en Silicon Valley y ha conquistado los teléfonos de los españoles. Gracias a esta aplicación, hemos ido abandonando la limitación de caracteres y hemos reincorporado otro tipo de comunicaciones como los mensajes de voz o los emoticonos. Además, con su última actualización se pueden hacer llamadas de teléfono gratis si se dispone de red wifi.

Pero si nos olvidamos por un momento del teléfono móvil y echamos la vista atrás, recordaremos otros populares servicios de mensajería que arrasaron hace más de 15 años, como fue Messenger o los chats. Uno de los chats más conocidos por los usuarios más activos de internet en aquella época fue IRC Hispano. En esta plataforma se creaban salas en función de la ciudad, gustos o aficiones, y así se podía conocer gente nueva con la que compartías intereses. Messenger, por su parte, era más utilizado para hablar con amigos e incluso familiares, pero también hizo que la dirección de correo electrónico se convirtiese en el nuevo número de teléfono móvil: "¿Me pasas tu correo de Messenger?". Esta sencilla pregunta te garantizaba horas de conversación con la otra persona, a través de internet.

La experiencia de David Rodríguez, de 35 años, nos lo deja claro. Según cuenta, hace 15 años las formas más habituales de hacer amigos era en persona, en el ciber al que iba a jugar y también a través del IRC: "En aquella época usaba muchísimo el IRC y llegaba a viajar a otras ciudades solo para conocer a gente en persona". Esto se conocía como KDD (quedada entre los usuarios de canales concretos). Lo mejor de todo es que David sigue conservando buena parte de los amigos que hizo en aquella época.

Pablo David Martín, de 36 años, nos cuenta que hace 15 años usaba Napster y Audiogalaxy. Para él, esas fueron sus primeras redes sociales y, aunque las utilizaba para compartir y descargar música, conoció gente a través de este canal. Después algo de IRC, aunque la pregunta es ¿cuál no utilizo? Según Pablo, "la gente usa internet como un medio más para relacionarse. Hace unos años estaba un poco mal visto, pero ya se ha normalizado y es una vía fantástica para conocer gente".

Internet también se convierte en una oportunidad a la hora de conocer gente fuera de tu entorno. Es el caso de Ángela Morón, que cuando se mudaba de ciudad y país buscaba grupos de "españoles que vivían allí" e incluso quedaba con gente que solo conocía de Twitter. "La tecnología es un aliado sin duda", asegura. Y no solo para conocer gente nueva, también para mantener amigos con los que quieres seguir en contacto.

Aunque hace 15 años ya existían formas online de conocer gente, no era habitual. «Hace 15 años, los que usábamos IRC éramos minoría», asegura David. Se debía, en parte, a que internet en casa estaba despegando. Para David la mayor diferencia está en la llegada de los smartphones.

Lo habitual entonces era "el contacto directo, gente que conocías estudiando, por amigos de amigos… Siempre personalmente". O esa fue la experiencia de Maribel Soria. Sin embargo, a día de hoy sí cree más habitual acudir a internet, sobre todo a las redes sociales. "Hay más facilidades de conocer gente, porque gracias a internet hay muchos grupos que comparten afición y el contacto es más inmediato y fácil". Pero no solo nos limitamos a redes sociales como Twitter para contactar con personas que comparten intereses o puntos de vista. Francisco de Paula Rodríguez vive en Sevilla y cuenta que Yelp es una aplicación que le ha aportado buenos amigos. «El verano pasado una amiga me propuso quedar con varias personas para salir a correr. Me dijo que las había conocido en una web llamada Yelp y que parecían muy buena gente. Es de lo mejor que me ha pasado últimamente», asegura.

La app líder de mensajería es whatsapp (98%). detrás skype (51%), telegram (36%) y facebook (34%)Sin embargo, las aplicaciones que arrasan, según un informe de Ipsos y Tuenti, son las de mensajería instantánea. El 90% de los jóvenes aseguran chatear diariamente. El ranking de aplicaciones de mensajería lo lidera WhatsApp con un 98,5%. Detrás van otras:  Skype (51,6%), Telegram (36,1%) y Facebook Messenger (34,4%). También es usada por los jóvenes Snapchat, aunque el índice de penetración en España es mucho menor que en EE UU, por lo que aparecen por encima otras como Line o Viber.

"Hoy tenemos internet en la mano, y nunca mejor dicho". Pablo David Martín llegó hace cuatro años a Instagramers, comunidad de usuarios de Instagram. Gracias a esta comunidad de aficionados a la fotografía ha encontrado amigos y conocido a mucha  gente: «Como ejemplo mi compañero de la Igers Academia, Dani Parra, para mí es como un hermano».

¿Pero por qué recurrimos a las redes sociales o a internet para conocer gente? David Rodríguez ve claras ventajas: "Es más fácil encontrar directamente a personas que, a priori, comparten gustos". Pero no es todo; en internet podemos ser la mejor versión de nosotros mismos, según David. "Eso nos genera autoconfianza para abrirnos a conocer a otros. Además, en internet la gente se acerca a los demás de maneras que en persona resultarían incómodas (e incluso ilegales)", bromea.

A pesar de las posibilidades que nos ofrece este canal virtual, el cara a cara sigue siendo vital para hacer amigos. Ese es el punto de vista de Alejandro Ruiz, que afirma que ahora es más habitual conocer gente por internet, pero no hacer amigos: "Para dar ese paso hace falta conocerse en persona". Para explicarlo, pone como ejemplo Twitter, donde seguir a alguien y considerarlo un amigo "supone un gran paso que solo se da compartiendo vivencias".

Aunque ahora está a la orden del día desvirtualizar a conocidos de internet, hace unos años no era así. Natalia Dionisio, de Cáceres,  recuerda la cara de pánico de sus padres cuando un día les dijo "voy a conocer a gente de internet». Una de sus anécdotas más curiosas surgió en Last.fm. Allí conoció a un chico de su ciudad con el que más tarde coincidió en Twitter: "Me ayudó en Google Talk a solucionar un problema informático y empezamos a hablar, quedamos en persona y hoy es uno de mis mejores amigos".

Y de conocer gente pasamos a hacer planes

En la Radiografía de Tuenti Móvil e Ipsos sobre hábitos de uso del móvil e internet entre los jóvenes en 2014, el 59% de los encuestados aseguran que siempre utilizan el móvil para cerrar sus planes con amigos y familiares. Otro dato llamativo es que el 95% lo hacen a través de chats en grupo. Los chats grupales se mantienen como una constante en la comunicación a través de internet, desde Messenger e IRC, hasta WhatsApp e incluso los grupos de Facebook.

Al margen de estas aplicaciones y redes sociales, existen plataformas específicas para hacer amigos o buscar gente interesado en lo mismo que uno mismo. De los foros tradicionales, llegamos a páginas web como Meetup, una red para conocer personas que tienen proyectos o intereses similares. Aquí se puede encontrar desde gente que quiere aprender idiomas hasta eventos que ocurren en la ciudad e incluso oportunidades laborales. No quedan lejos de esto algunos grupos de Facebook que incluso ayudan a conocer gente en el extranjero.

Las posibilidades son tan amplias que ya no hay excusas ni para viajar soloLas posibilidades son tan amplias que ya no hay excusas ni para viajar solo. Algunas agencias de viajes se han especializado en el público soltero y reúnen a personas con el mismo perfil para hacer grupos de viajes. Si lo que te interesa es conocer gente local del sitio al que viajas, existen otras opciones como Couchsurfing.com para hacer amigos en cualquier rincón del mundo.

Una reflexión importante sobre la influencia de la tecnología en las relaciones de amistad nos la deja Ángela Morón: "Que pulsemos Me gusta cada día en Facebook y compartamos vídeos graciosos por WhatsApp no garantiza que la amistad sobreviva. Hay que compartir tiempo de calidad: sin interferencias de tecnología, sin atender el móvil", aunque esto suponga a veces un reto.

Es difícil tomar un café con amigos sin echar mano a tu teléfono móvil.

Hay un amigo en tus aplicaciones

Las redes sociales pueden tener tantos usos como usuarios tienen. Uno de ellos es mantenernos en contacto con nuestros amigos, pero también podemos conocer gente interesante en redes más abiertas como Twitter.

Twitter: Aunque puedes relacionarte con amigos y conocidos, la potencia real de esta plataforma está en descubrir a otros usuarios que publican cosas interesantes para ti. También existen comunidades de tuiteros que se han desvirtualizado con una cervecita de por medio. No obstante, esta red tiene una entidad más "profesional" y se utiliza especialmente para estar al tanto de temas concretos.

Meetup: Esta aplicación permite descubrir grupos de personas con intereses comunes y muy dispares. Sus usuarios la utilizan para organizar eventos, pero también para conocer a personas con alguna afición específica, como aquellos interesados aprender idiomas o hablar de comercio electrónico mientras se disfrutan tomando algo en un bar. Tiene pues un componente más lúdico que Twitter.

Yelp: Es una página web y una aplicación para descubrir los mejores negocios de una ciudad. Además de eso, existe una importante comunidad de usuarios de Yelp que se pueden conocer gracias a los variados eventos que se organizan. En ellos quedan para conocer juntos nuevos negocios e incluso se organizan fiestas desde Yelp en las que participan empresas locales para darse a conocer. Mezcla, pues, un espíritu profesional con un intento de desvirtualizar las relaciones, lo que permite un contacto personal aunque sea en un ámbito más de negocio.

Fever: Es una sencilla aplicación a la que las empresas y usuarios pueden subir eventos y ofertas de su ciudad. Los usuarios pueden comprar las entradas directamente desde la aplicación, pero también pueden ver quiénes asistirán a dicho evento e interactuar con otros usuarios.

Tripr: Es una aplicación similar a la plataforma para ligar Badoo, pero enfocada a conocer gente durante los viajes. Cuando se inicia sesión en esta app, se puede localizar gente en un destino, indicando las fechas del viaje. Resulta una opción perfecta si se viaja solo.

Couchsurfing: Otra opción para conocer gente cuando vas de viaje. Es similar a la plataforma Airbnb, con la que alquilas habitaciones o casas en la ciudad a la que viajas. En el caso de Couchsurfing, te quedas en el sofá o en una cama hinchable. Esto garantiza conocer gente del lugar, pues te quedas en la casa de alguien que vive allí. Facilita, además, tener un conocimiento de la ciudad menos turístico.

Series y películas analizan la influencia de la tecnología

En el último año, han visto la luz series y películas que se preocupan por mostrar hasta qué punto la tecnología e internet influyen en las relaciones entre personas. Es el caso de la película Her (sobre estas líneas), de Spike Jonze, o la miniserie Black Mirror, que reflejan un futuro, algunas veces no muy lejano, llevado al extremo donde las personas se ven negativamente afectadas por cómo la tecnología se ha adueñado de sus vidas. En ellas podemos ver desde algo tan sencillo como la viralidad de YouTube afectando a personajes políticos relevantes, la relación de un hombre con su sistema operativo o personas que bloquean literalmente a sus parejas en la vida real, sin marcha atrás. Ambas nos hacen reflexionar sobre hasta qué punto a veces nos olvidamos de las personas y nos centramos en las herramientas o los canales digitales.

"Los niños no aprenden habilidades sociales"

La psicóloga clínica Ángela Gutiérrez Gea analiza el panorama actual. nternet aporta muchos beneficios, pero también deventajas en las relaciones. No sentirse nunca solo es una de ellas.

Las nuevas tecnologías han traído consigo un cambio en los patrones relacionales. Actualmente, los jóvenes hacen referencia a un desengaño amoroso o a un conflicto describiendo la situación como "me ha bloqueado", "se conectó, lo leyó y no me contestó" o "eliminó la publicación que le hice en su muro". Atrás quedan las señales verbales y no verbales clásicas, del tipo "me ha sonreído" o "me ha mirado". Las intenciones, pensamientos y sentimientos quedan depositadas en las redes sociales y no en la persona.

Las intenciones, pensamientos y sentimientos quedan depositadas en las redes sociales y no en la persona¿Qué beneficios o inconvenientes aporta la tecnología en la actualidad y qué diferencias presenta con hace 15 años?
Las ventajas parecen claras. Se favorecen las relaciones a distancia, compartimos momentos buenos y malos con personas que nos interesan y es una forma de estar en contacto con los demás y con el mundo. Respecto a las desventajas, hay varias áreas perjudiciales destacables. Por un lado, los niños y adolescentes no aprenden habilidades sociales y no afrontan situaciones problemáticas y emociones desagradables que se deberían de vivir. Además, no existe una vivencia auténtica de estar solo en determinados momentos, porque siempre podemos sentirnos acompañados. Por otro lado, no desarrollamos tolerancia a la frustración. Por ejemplo, si estamos en un grupo de amigos y la conversación no nos interesa, en vez de tomar partido o escuchar, sacamos el teléfono y disfrutamos de una realidad paralela.

Con la influencia de la tecnología, ¿se percibe que hayan cambiado las relaciones personales o su comportamiento?
Rotundamente sí. Es más, desde el punto de vista de la psicología, estas nuevas formas de relación traen grandes consecuencias a nivel de identidad, desarrollo de habilidades sociales y, en especial, en relación al ámbito de las emociones. Hablamos de la identificación de emociones propias, el control emocional, la identificación de emociones en otros o la capacidad de responder acorde a la situación dada. Es fácil entrar en ambigüedades y malas interpretaciones al no tener a la otra persona delante.

¿Es más fácil hacer amigos ahora o simplemente es diferente?
Desde el punto de vista profesional, las nuevas tecnologías facilitan mantener vínculos y vivencias con familiares y amigos, pero por sí solas carecen de la posibilidad de hacer amigos de forma real y verdadera. Es necesario el plano físico para que se establezca un apego seguro y un nivel de complicidad, necesario en todas las relaciones interpersonales.

¿Qué consejos habría que darle a los usuarios de hoy en día para un uso responsable de internet y la tecnología a la hora de conocer gente?
Una visión adaptativa y útil sería entender que las nuevas tecnologías son los medios para conseguir o favorecer una meta, pero no el objeto final de relación. No es en sí una relación genuina y plena. Con el objetivo de hacer llegar esta idea, es recomendable la visualización de la película Her (2013), de Spike Jonze.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url http://www.20minutos.es/noticia/2502887/0/hacer-amigos/aplicaciones/amistad/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR